7 Consejos Para Armar Una Maleta Sin Líos Y Con Resultados De Profesional

¿Habéis planeado las vacaciones perfectas pero al llegar a vuestro destino miles de cosas brillan por su ausencia, y lo peor de todo es que pensasteis que venían en la maleta?

Cosas tan básicas como el cargador del móvil o el cepillo de dientes suelen olvidarse en casa y ser motivo para arruinar el paseo, por ello, armar la maleta no es tan fácil como parece pero con un poco de organización no tiene por qué ser una tarea titánica.

Armadla vosotros

empacar-maleta

 

Aunque tengáis un asistente personal que se ocupe de todas vuestras cosas, nuca debéis pasar por alto echarle un ojo a la maleta. No queráis llegar a vuestro paraíso y descubrir que no cargáis el traje de baño o que las zapatillas de montaña se intercambiaron por los tacones.

O peor, que al llegar al destino os deis cuenta de que los artículos de tocador esenciales, los productos para afeitar o el perfume se han derramado por toda la bolsa.

¡Manos a la obra!

Existen muchos métodos para empacar y en la web se pueden conseguir diversas técnicas de doblado de ropa o inclusive, consejos dependiendo del destino y del tipo de maleta que se vaya a utilizar, como por ejemplo las de las línea Victorinox que tanta fama poseen.

#1 Cuestión de preparación

Lo primero que debéis definir es cuál será el destino y cuánto tiempo durará el viaje. No tiene sentido empacar ropa de gimnasio si será un viaje de negocios.

#2 El tamaño sí importa

No importa el tamaño del equipaje, siempre pretenderéis llenarlo, pero no tiene sentido hacerlo si el viaje consta de un par de días.

De ser así, es mejor elegir un bolso de mano. Ocupará menos espacio y llevaréis solo lo necesario.

#3 Sinceridad

Es hora de que seáis honestos con lo que metéis en el equipaje. Sobre todo si de mujeres se trata, nunca será suficiente la ropa o accesorios que lleven, pero si de ahorrar espacio y peso se trata, lo mejor es filtrar un poco la cantidad.

¡Vamos! Que no necesitáis tantas camisas o varios pares de zapatos para un pequeño paseo de fin de semana. En este caso aplica el refrán de que “menos es más”.

Una clave que no falla es crear un itinerario y luego compararlo con la ropa que se ha elegido. Para que no falte nada, un buen consejo sería exhibirla sobre la cama, así se podría visualizar mejor y evitar que algún detalle se escape.

#4 Aplicando el famoso 5,4,3,2,1

La regla del 5,4,3,2,1 es muy utilizada por los expertos en embalaje. Se trata de tomar como base una semana de viaje. Para ello se necesitarán 5 pares de calcetines y ropa interior, 4 camisas o tops, 3 pantalones, 2 pares de zapatos y 1 sombrero o gafas de sol.

De ahí en adelante podéis ir sumando la cantidad que sea necesaria dependiendo del destino y número de días.

#5 A decidirse

Seguramente a la hora de extender las cosas sobre la cama para visualizarlas mejor, os habéis dado cuenta de que hay cosas innecesarias, sobre todo si de objetos hablamos.

Debéis ser sinceros y analizar si en realidad se va a usar o solo lo llevaréis a dar una vuelta en la maleta. Si no es necesario, seguramente no saldrá ni siquiera al closet del hotel.

#6 ¡Hora de empacar!

empacando-maleta

 

Para garantizar el uso eficiente del espacio en el equipaje, hay un par de detalles que podéis aprender para no morir en el intento

Balance: Es un factor clave ya que se evitan las arrugas y se maximiza el espacio

Compartimentos de empaque: Colocad ahí las bolsas más pequeñas

Agrupación: Se trata de envolver la ropa en base a un elemento central

Zapatos: Ponédlos en el fondo y dentro de ellos los calcetines

Artículos de tocador: Deben ir en una bolsa plástica transparente con cremallera en la parte superior. No deben faltar el cepillo de dientes, perfume, afeitadora, pasta de dientes y gel para el cabello

#7 Otros datos

Era digital

En esta época digital podéis llevar cualquier cantidad de material en un solo dispositivo. Desde guías de turismo, mapas, una buena novela y  hasta un traductor, ahorrando así mucho espacio.

Viaja seguro

Es importante viajar con seguro. Si el viaje es de larga distancia o un vuelo con conexión, puede que la maleta llegue con días de diferencia. Por ello, el equipaje de mano debe contener lo básico para no haceros fracasar en el intento de un viaje sin nada que lamentar.

Embalaje profesional

Una lista de las cosas necesarias siempre es una obligación, sobre todo si se trata de unas vacaciones con niños. Un buen consejo es no salir de casa sin revisar esa lista.