Maneras-De-Mantenerse-En-Forma-Mientras-Viajas

Hay muchas razones por las cuales viajar, ya sea por negocios o por salirse de la rutina y descansar de ella, como en las vacaciones, pero no dejéis que ninguna de estas razones os dé pie para perder de vuestra meta de estar y sentiros bien.

¿Hacer ejercicio mientras viajáis? Puede sonar verdaderamente aburrido, lo sé, pero estas diez propuestas que os traigo os aseguro que son las más divertidas.

 

#1 Ir a correr para explorar una ciudad nueva

las-vegas

Estáis en un lugar nuevo, así que es el momento de dar una buena caminata y dejaros sorprender por todo lo que hay por conocer. Incluso puede que no sea una nueva ciudad para vosotros, pero una caminata siempre os mostrará que hay nuevos lugares por descubrir que antes no habíais visto.

Sacad el mapa, o no, da igual, lo recomendable es omitir los taxis y los autobuses y poner en marcha las piernas. Para mí, lo ideal es pararse temprano y emprender nuevos rumbos, pero podéis hacerlo a cualquier hora. Además, no sólo estaréis haciendo ejercicio, será vuestro momento para descubrir las calles, rincones y recovecos, mientras aumenta la energía de vuestro cuerpo.

Correr os va a subir las endorfinas y acelerará vuestro corazón, mientras quemáis varias calorías. Podéis aprovechar de escuchar el sonido de la ciudad o de la naturaleza o bien podéis ponerle soundtrack a este viaje con vuestras canciones favoritas. Al regresar al hotel, no vais a creer todo el recorrido que vuestro rastreador de actividad física os marcará, porque si algo no debéis olvidar en casa es a ese amigo inseparable.

 

#2 Planificar una actividad atlética

extendiendo-las-piernas

No olvidéis empacar vuestros zapatos de senderismo, especialmente si vais a la montaña o a una ciudad que tenga una cerca en la cual se pueda hacer alguna excursión, planificar este tipo de actividades hará que el ejercicio físico sea más exigente, pero le añadirá diversión y anécdotas memorables al viaje. Disfrutaréis de hermosas vistas y, seguramente, os llevaréis hermosas fotografías de esos lugares que pocos descubren porque no se atreven a ir más allá.

Si no tenéis suficiente tiempo para algo así o estáis lejos de la naturaleza, siempre podéis agregar una actividad física a otras situaciones. Por ejemplo, en la mayoría de las ciudades hay recorridos guiados por lugares de interés hechos con bicicleta, esa es una gran idea también. Incluso, hay muchos que son gratuitos.

¿Os ha agarrado el invierno? Siempre podéis optar por actividades como el snowboard. Para otras estaciones también tenéis el surf y muchísimas actividades extremas para las que no debéis olvidar tener seguro de viaje y estar preparados para lo inesperado, así es la aventura. ¡Atreveros a dar el primer paso!

 

#3 Planificar la alimentación con anticipación

pan-con-mermelada

¿Habéis pensado en todo lo que ahorraréis y en lo bien que cuidaréis vuestra alimentación si optáis por habitaciones con cocina? Pues, ese es un buen plan para evitar cometer algunos pecados, como ir a por comida alta en grasas saturadas o comer demasiados postres de demasiada azúcar refinada.

Es fácil abandonar un plan alimenticio saludable cuando hay tantas tentaciones a la vuelta de la esquina. Si bien es verdad que no siempre podréis planificar vuestras comidas diarias, es cierto que hay ciertos truquitos, como asegurarse de tener una buena ración de proteína en las comidas y de vegetales, así como el hecho de que organizar al menos algunos bocadillos podrán ayudaros mucho no sólo a comer mejor sino a ahorrar mucho dinero.

Y todo puede ser tan simple como optar por barritas o batidos proteicos, e incluso podéis tener una ración de frutos secos. A mí me encanta contar con frutas, siempre tengo a la mano alguna que sea fácil de comer, como las manzanas, peras o plátanos.

¡Ah!, y una última alerta importante, es bueno cuidar el consumo del alcohol. Algunas personas creen que, por comer limpio, pueden abusar del alcohol y la verdad es que, especialmente los cocteles, están repletos de azucares.

 

#4 Empacar vuestro equipo de entrenamiento

Esto es algo verídico: si lo tenéis en vuestra maleta, lo terminaréis por utilizar. Y es algo que aplico mucho, siempre es bueno asegurarse de tener en vuestra mochila de viaje alguno que otro equipo de entrenamiento sencillo, hablo de un par de bandas de resistencia o de vuestros rodillos de espuma.

Cosas livianas y que no ocupen demasiado espacio, pero que podéis usar desde en vuestra habitación de hotel hasta en el aeropuerto, si se retrasa el vuelo o simplemente hay demasiadas horas de espera, Llamadme loca, pero yo he hecho hasta yoga en el aeropuerto.

 

#5 DVD de entrenamiento

DVD

No sólo los DVD de entrenamiento, hoy en día, con las opciones de internet inalámbrico, podéis seguir una rutina de ejercicio completa desde Youtube, no hay excusas.

Pero, vamos, que hay personas tan clásicas como yo que seguimos optando por las rutinas completas en DVD porque son una excelente forma de seguir un plan de entrenamiento mientras viajáis y es que no necesitáis ni salir de la habitación y podéis hacerlo en pocos minutos, dependiendo de las rutinas que toquen en el día. Sólo necesitáis un espacio de 6×6 y un reproductor de DVD, incluso vuestro ordenador puede ayudaros.

 

#6 Usar la habitación de hotel

habitacion-de-hotel

En la misma onda del punto anterior, utilizar todo el espacio de vuestra habitación de hotel es una gran idea, y es que algunas traen equipos de entrenamiento, pero de no ser así, todas pueden ser un gimnasio si se sabe aprovechar su espacio.

Por ejemplo, podéis hacer algunos abdominales mientras colocáis vuestros pues debajo de la cama para aseguraros de no levantarlos durante el ejercicio, incluso para tener mayor estabilidad.

 

#7 Caminar hasta la cena

viajando-y-conociendo

¿Habéis quedado con algunos amigos para ir a cenar en un lugar típico de esta ciudad? Pues, a caminar se ha dicho. Reserva unos minutos antes de lo acordado para hacer el recorrido a pie, este pequeño gesto será agradecido por vuestro cuerpo y por vuestra billetera.

También podéis acompañar esto con el uso de escalera manuales, en lugar de las automáticas y de los ascensores. Además, es un truco que podéis aplicar durante todo el viaje, no sólo cuando quedáis en un lugar para cenar, podéis hacer todo esto cuando planeáis visitar algún museo o cuando vais de compras, por ejemplo.

 

#8 ¡Al agua!

Si estáis visitando un lugar en verano o un lugar del Caribe, tenéis que sacarle provecho a la situación y apuntaros a alguna sesión de natación, de wakeboard, de esquí acuático, de vela o de surf. ¿Qué no sabéis hacer nada de esto? Pues, mejor, aprenderéis una nueva actividad mientras os divertís a lo grande y hasta os permitís socializar con otros turistas como vosotros o con personas locales que pueden enriquecer vuestro viaje.

Pero que todo lo del agua no queda aquí, no sólo me refiero al mar o a la piscina, también mi recomendación es tomar mucha agua. Así como seguramente no dejáis vuestro equipaje Victorinox de supervivencia si os vais a pasar unos días en la montaña o en un espacio natural, es importante que no dejéis pasar la oportunidad de llevaros una botella de agua a cada paseo, esto os estimulará a beber más agua, estaréis más hidratados y le haréis bien a vuestro cuerpo.

 

#9 ¡A competir!

Puedes que no vayáis solo, así que es momento de aumentar toda la diversión con vuestra pareja o con vuestro grupo de amigos y empezar una competencia divertida que implique trabajo físico

¿Qué tal unas carreras? Y el que llegue de último brinda la cena. Hacer la mayoría de las carreras de esquí acuático, también es un buen plan, también podéis jugar vóley en la playa. Si estáis en la montaña, podéis competir a ver quién llega antes a cierto punto de la montaña. Vamos, que la creatividad los acompañe para plantear retos divertidos. No olvidéis que la apuesta también sea interesante para que sea más atractiva hasta para los más perezosos.

 

#10 Encontrar un gimnasio CrossFit

gimnasio-en-un-hotel

Vamos, siempre se puede llevar todo a un nivel más elevado e ir directamente a por lo seguro, apuntaros a una sesión de CrossFit. Si lo hacéis es porque probablemente conocéis la actividad y os mola mogollón, pues entonces sacad partido de esa pasión.

Actualmente, esta actividad está por todos lados así que seguramente está muy cerca de vuestro hotel, esto es algo que podéis investigar antes de llegar a vuestro destino o incluso estando ya ahí, todo es cuestión de preguntar o de consultarlo con nuestro buen amigo Google.

Esto seguramente os sacará de vuestra zona de confort o de estar encerrado en el cuarto de hotel, os incitará a conocer nuevas amistades en este nuevo destino, que seguramente estén en la misma movida que vosotros, por lo que seguro saldrán sugerencias para ir a lugares de comida saludable o invitaciones a otras actividades movidas, buenas para vuestra salud física y mental.