cosas para hacer en Volendam

¿No habéis escuchado hablar de Volendam? ¡Tenéis que descubrirlo con vuestros propios ojos y todos vuestros sentidos! Para descubrir la vieja Holanda no hay nada mejor que darse un paseo por Volendam, será como viajar en el tiempo. Además, es una pequeña ciudad pesquera con embarcaciones y casitas pintoresca que le dan un color especial y os dejarán sin aliento y con fotos magníficas para actualizar vuestra bitácora turística digital.

¿Qué hacer en Volendam?

boulevar-de-volendam

Puede que en principio parezca que es tan sólo una zona de campo y que no hay algún hito llamativo que haga que Volendam destaque, pero la verdad es que esta pequeña ciudad tiene muchos atractivos, como su arquitectura y sus calles limpias y muy bien cuidadas.

Pero, vamos, lo pintoresco de esta pequeña no queda ahí, los que hemos ido nos hemos fascinado con sus trajes tradicionales que a menudo suelen usar sus habitantes y le dan un toque especial. Aunque si hay algo que decir es que su área gastronómica es también una gozada que no hay que perderse.

Si queréis conocer desde adentro cómo se hacen los mejores quesos holandeses típicos o los suecos holandeses, este es el lugar que debéis visitar para conocerlo y vivirlo.

Un gran viaje de un día

calles-de-volendam

Lo guay de esta ciudad es que se puede visitar y disfrutar en un día, por lo que podéis hacer un viaje ida por vuelta de medio día o un día, si queréis disfrutar con calma, podéis tomaros un fin de semana, pero no necesitaréis coger muchos días de vuestras vacaciones. Y lo mejor es que esto no significará perderse alguna experiencia curiosa, nueva y divertida en esta ciudad.

Así que olvidaros de llevar una bolsa de viaje muy pesada, lo recomendable es coger vuestro equipaje ligero, preferiblemente una mochila de viaje, vuestra billetera RFID, con todos vuestros documentos y empezar vuestra ruta a Volendam.

¿Cómo llegar a Volendam?

Desde Ámsterdam es muy fácil llegar, incluso podéis contratar tours desde Ámsterdam. Pero si os mola más la idea de la aventura por cuenta propia, estas dos son las principales maneras de llegar hasta allá:

Coged transporte público

La verdad es que el transporte público allí es bastante seguro, ordenado y una buena opción para conectarse entre una ciudad y otra en viajes de día. El boleto también es válido para visitar Marken y otros pueblos cercanos por el mismo costo.

Alquilad un coche

La idea de pillar un coche es ideal, especialmente si vais en grupo. Podéis moveros a vuestro ritmo, a vuestras horas y seguramente abarcar más pueblos en menor tiempo que si lo hacéis con transporte público. Puede salir más económico y pagáis entre todos. Eso sí, lo ideal será que incluya con un GPS.

A continuación les presentamos las cosas para hacer en Volendam:

1. Comer unos ricos poffertjes

poffertjes

Lo mejor es dejarse el desayuno y empezar el día con unos buenos mini panqueques holandeses llamados poffertjes. No defraudan a nadie estas delicias y los auténticos son los de Haak, un vendedor ambulante frente al Backerij de Woltje que, no en vano, resultó ganador del Tastiest Waffles 2016 de Horecava.

Además de estos mini panqueques, ofrece una asombrosa variedad de gofres y coberturas de ingredientes deliciosos que desearéis colocarlos todos. Por supuesto también podréis ver su trofeo, que exhibe orgulloso en el mostrados y del que podréis sacar una foto mientras desayunáis.

2. Disfrutar de un relajante paseo

Ya sea caminando o aprovechando de hacer algo de cardio con una bicicleta, no podéis dejar de pasear por el dique. Su vista es relajante y la calma del lugar es verdaderamente refrescante. Podréis disfrutar de la vista del lago Markermeer y al final del recorrido encontraréis una pequeña playa que tiene una asombrosa vista a la costa. Las fotos ahí son preciosas.

3. Conocer su historia en el Museo Volendam

museo-de-volendam

¿Que si vale la pena visitar museos de Volendam? La respuesta es un sí rotundo, especialmente si hablamos del Museo Histórico Volendam que os ofrece una visión interactiva de la historia de la ciudad en el período 1850 -1950. Encontraréis trajes tradicionales, así como pinturas y otras obras de arte realizadas por artistas que visitaron Volendam.

4. Maravillarse con la elaboración del queso y degustarlo

En este plan podéis poner todos vuestros sentidos a trabajar, eso lo hace uno de los más planes más interesantes para hacer dentro de esta hermosa ciudad. Así que no podría dejar de recomendaros darse un paseo por la fábrica de queso en Volendam. Podréis oler y degustar los quesos y mirar sus variedades. Hay tours especializados todos los días.

5. Pasar por Edam, el reino del queso

queso-edam

Si os suena el nombre puede que sea más por el nombre del queso que por la propia ciudad, pero si sois tan amante del queso como yo, os emocionará saber que Edam está a tan sólo 6 minutos en coche de Volendam y a 9 minutos en transporte público. No sólo podéis consumir lácteos ahí sino mirar su arquitectura encantadora.

6. Hacerse una foto con el traje tradicional holandés

Este es un plan tan divertido como una idea perfecta para llevarse un bonito recuerdo de la ciudad. ¿Lo mejor? Hay muchísimos estudios fotográficos que ofrecen el servicio en la ciudad. El costo por una persona es de 15€, pero 28,50€ cuando hay cuatro personas en una foto.

7. Viajar en el Volendam Marken Express

buque-de-volendam

Esta es una experiencia que no se puede saltar y la mejor manera de hacerlo es combinando la visita a Volendam con un paseo a Marken. Si bien se llega a ambos lugares en autobús, sin duda la forma más divertida de cruzar de un pueblo a otro en barco.

El Volendam Marken Express es un ferry que os ofrece este recorrido durante 30 minutos con vistas maravillosas y con la posibilidad de agregar extras opcionales a bordo como brunch, té, café y pastel y más. Los boletos básicos cuestan 12,50€ por adulto y 6,25€ por niños de hasta 11 años.

8. Conocer la Iglesia San Vincentiuskerk

Sint-Vincentiuskerk

Además de ser verdaderamente hermosa, esta iglesia construida en 1860 y dedicada a San Vicente, tiene toda una historia maravillosa detrás que hace que den más ganas de conocerla. Y es que tuvo que construirse después de las protestas de los católicos romanos que se habían visto obligados a caminar hasta Edam para asistir a misa durante siglos. Además, todos los años, el coro de ópera Volendam organiza un concierto ahí, incluso los conciertos de órgano también son frecuentes.

9. Conocer la Iglesia protestante más antigua de Volendam

El Stolphoevekerkje, también llamado Stolpkerk o Hervormde Kerk, es la iglesia protestante más antigua de la ciudad. Fue construida en 1658 en forma de casa de campo y hoy está completamente reformada. Aunque en 1976 se convirtió en monumento nacional, ya no está abierto para los visitantes. Así que podréis visitarla exclusivamente los domingos que está abierta para el servicio.

10. Descubrir el desarrollo de la música en Volendam

El Museo Palingsound se centra en el desarrollo de la música en Volendam desde 1905, incluido el palinsound o eelsound de los años sesenta. El museo muestra fotografías, historias explicativas que dan una visión histórica, fotos de los primeros músicos y muestra todo tipo de recuerdos, como instrumentos musicales, discos, premios musicales y más.

Su nombre se debe a su relación con el famoso palingsound, un género de música característico de Volendam que significa sonido de anguila y de donde surgieron muchos talentos holandeses.

11. Vivir el viaje único de la experiencia Volendam

monumento-al-pescador

Experience Volendam es una de los atractivos turísticos más divertidos en Volendam que tiene una vuelta novedosa muy guay porque explica la historia de la ciudad y la vida de los visitantes a través de la realidad virtual. Es una verdadera pasada y mola mucho tanto a jóvenes como a adultos, todos pueden vivirla por 9€.

Además, si no os ha convencido ningún estudio de fotos de la ciudad, podéis haceros la famosa foto tradicional con la ropa típica de la ciudad ahí mismo por unos 15€ adicionales.

12. Perderse entre las antiguas calles de Doolhof y Oude Kom

calle-en-volendam

Si sois viajeros que os gusta verdaderamente conocer la ciudad que visitáis, os molará mogollón este plan. Y es que caminar y perderse entre estas calles es una de las mejores maneras de descubrir realmente Volendam.

Descubriréis barrios antiguos, sus hermosas calles y las casas exquisitamente clásicas que caracterizan los pueblos pesqueros que rodean el lago Ijsselmeer. Esta es la parte más antigua del centro de la ciudad de Volendam.

Para que os animéis aún más a recorrerlas, debéis saber que las calles estrechas y las casas auténticas de Doolhof y Oude Kom han sido una influencia importantísima en la imaginación de los pintores y artistas que visitaron Volendam desde 1880 en adelante.

En ese momento les pareció que el tiempo no parecía apoderarse de este pueblo de pescadores, pero actualmente aún podéis tener esa sensación al caminar a través de Het Doolhof y De Oude Kom.

13. Degustar el famoso pescado de Volendam

comida-de-volendam

Quien ha ido a Volendam y no ha comido un plato de pescado, es como si no hubiese ido. Este es realmente un fuerte gastronómico en esta pequeña ciudad y sin dudas podéis disfrutarlo en cualquiera de los vendedores de pescado que hay regados por Volendam como Lotje, Grand Café Restaurant De Dijk, Harbour restaurant De Lunch, Lotje: Wine & Dine, Vishandel Lekkers y Pescadero y deli De Haven.

No dejéis de probar en cualquiera de estos lugares la anguila, arenque o las croquetas de pescado frito, son una delicia y una rica manera de terminar el recorrido. Aunque, para ser honestos, también es una idea perfecta para recargar energías durante el recorrido.

14. Seguir a Ámsterdam

viaje-a-amsterdam

Hemos hablamos de Volendam, suponiendo que venís de Ámsterdam, pero puede que vuestro punto de partida haya sido cualquier otra ciudad o un pueblo cercano. En todo caso, debéis saber que desde Volendam es muy fácil partir a Ámsterdam en autobús, tren o en coche porque están a unos 20 ó 30 minutos.

Si bien Volendam tiene la ventaja de que se puede ver mucho en un día, os recomiendo ir con más tiempo a la capital. De hecho, podéis revisar el itinerario de 4 días en Ámsterdam que he hecho que, por supuesto, incluye paseos en canales.