Cosas-Que-Hacer-En-Dublín

Pasear por Irlanda es mucho más que arquitecturas hermosas y gente amable. Sobre todo, la ciudad de Dublín tiene un encanto que atrapa a todos los que la visitan, obligándolos a volver.

Por su posición geográfica, Dublín ofrece a los turistas paisajes naturales llenos de imponentes montañas y hermosos acantilados en viajes de un día

Si por el contrario, eres de los más clásicos, la ciudad te espera con museos y monumentos históricos para enseñarte su amplio e interesante pasado.

Si se ha despertado tu curiosidad, revisa estas 25 cosas que hacer en Dublin, Irlanda y te sorprenderás.

1. Festejar como lo hacen los irlandeses en el Temple Bar

Temple-Bar-Dublin

Si en tus próximas vacaciones tienes planeado visitar Dublín, el Temple Bar es un sitio obligado. Este recinto es uno de los más famosos de la ciudad y por supuesto, uno de los más visitados desde el siglo XIII.

Un dato importante, no esperes tranquilidad en sus instalaciones porque es el establecimiento preferido de los jóvenes turistas y lugareños que llegan a tomarse todo el whisky irlandés que puedan.

2. Beber dentro de una iglesia

No leíste mal. En Dublín puedes beber una copa dentro de una iglesia, pero no es una locura. Se trata de una antigua catedral restaurada.

Nos referimos a la antigua Iglesia de Santa María que fue clausurada en 1964 y restaurada en el 2007.

En la planta baja está el bar con DJ en vivo, disponible los viernes y sábados a partir de las 10 de la noche.

En el piso principal se encuentra el bar que funciona de domingos a miércoles con música en vivo de 7 a 9 de la noche.

3. Visitar la fábrica de Guinness Storehouse

Guinness-Storehouse

La fábrica de cerveza más famosa de Italia recibe a miles de visitantes cada año desde el año 2000 cuando abrió sus puertas al público.

Aquí se puede apreciar el proceso de elaboración de la famosa bebida y una exposición de los cuatro ingredientes que la componen: agua, lúpulo, cebada y levadura.

El recorrido por la fábrica incluye datos sobre transporte y la historia publicitaria. Por supuesto, una cata y la posibilidad de hacer su propia pinta, con certificado incluído son parte del plan.

4. Dar un recorrido por la destilería Old Jameson

En el centro de la ciudad se encuentra la destilería Old Jameson, ubicada al lado de Smithfield Square, donde se fabricaba el whisky Jameson hasta principios de los años setenta.

Durante el recorrido puedes participar en el proceso artesanal de elaboración del tradicional whisky irlandés.

Al final de la gira, podrás recibir un certificado exclusivo de Whisky Taster como conocedor del whisky tradicional irlandés, no sin antes pasar por la degustación.

5. Tomar una foto al The Spire

Dublin-The-Spire

Una cámara de viaje es un artículo que no puede faltar a la hora de empacar. Si vas a Dublín y se te olvida –o el cargador portátil-, lo vas a lamentar.

Y es que al visitar esta hermosa ciudad no puedes dejar de fotografiar uno de los monumentos más famosos de Irlanda, The Spire.

Con unos dramáticos 120 metros de altura, esta estructura de acero inoxidable se puede divisar a lo lejos con facilidad. Tiene unos 3 metros de diámetro en la base y 15 centímetros en el ápice.

6. Visitar la Catedral de San Patricio

Al visitar Irlanda, debes incluir en la lista de sitios por conocer a la Catedral más grande de ese país.

En Dublín hay solo dos catedrales pero la Catedral de San Patricio es la más popular entre los turistas por ser una maravilla arquitectónica que se puede apreciar tanto por dentro como por fuera.

Antiguamente era conocida como la Catedral Nacional y Colegiata de San Patricio. La otra catedral es la de la Santísima Trinidad, sede de la Arquidiósecis de Dublín.

7. Revivir el pasado en el Castillo de Dublín

Dublin-Castle

Con más de 800 años de historia, el Castillo de Dublín te hará retroceder en el tiempo al poner un pie en él.

Con una superficie de más de 11 acres, tendrás que ponerte tus mejores zapatillas para caminar el día que lo visites.

Este castillo está ubicado en la cresta más alta de la localidad y en él podrás disfrutar de sus espectaculares jardines, la Capilla Real, Biblioteca Chester Beatty, Museo de Garda y el Museo de Ingresos.

La edificación no siempre fue un lugar turístico. Sirvió de sede  del Gobierno Británico en Irlanda hasta 1922. Actualmente puedes recorrerlo por una hora y media, cancelando un boleto de 29 euros.

8. Dar un paseo por el puente Ha´penny

El puente Ha´penny es conocido como el el primer puente peatonal que cruza el río Liffey. Es tan famoso que lo puedes encontrar como imagen en cualquier postal o referencia de Dublín.

Su nombre se deriva del medio penique que se debía cancelar en sus comienzos en 1816 para poder cruzarlo aunque su nombre oficial es Puente Liffey. También se dice que su forma recuerda al canto de una moneda de medio penique

Consta de una serie de barandas de hierro y lámparas que lo iluminan. Para llegar a Temple Bar debes pasar por ahí. De hecho, la zona de cafés, boutiques  y restaurantes está al extremo sur del puente.

Las fotos desde el puente en la noche quedan geniales y admirar el atardecer te hará flipar. Si vas con tu pareja será una experiencia sumamente romántica.

9. Visitar la Catedral de la Iglesia de Cristo

Catedral-de-la-Iglesia-de-Cristo

Conocida como la Catedral de la Santísima Trinidad, la catedral de la iglesia de Cristo es la principal de las dos que posee la ciudad.

Otra maravilla arquitectónica que data de tiempos medievales, hoy día es la sede de la Diócesis Unidas de Dublín y Glendalough.

Su interior está abierto a los turistas para su recorrido por 6,75 euros. Los menores de 4 años entran gratis.

En la actualidad, esta catedral posee 19 campanas que le fueron añadidas poco a poco a través de los años. La estructura ha recibido incontables modificaciones, hasta llegar al estilo neogótico que posee en la actualidad.

10. Hacer un picnic en Phoenix Park

En Dublín no solo podrás admirar maravillas arquitectónicas, aquí también la naturaleza agrega belleza al paisaje.

El parque posee 1700 acres de verdor, árboles y plantas. También está el zoológico de Dublín, un campo deportivo, el Monumento a Wellington y la residencia presidencial y de los embajadores de EE. UU.

Además, en los alrededores se encuentran los más famosos hoteles en Dublín cuyas vistas dan al parque.

Por ello, organiza tu mochila de viaje con todo lo que necesites para hacer un picnic y pasa el día en este parque. Solo recuerda llevar tu portadocumentos en la riñonera de seguridad y disfruta.

11. Leer un libro en la biblioteca del Trinity College

Trinity-College-Dublin

Para los amantes de la lectura, Dublín ofrece un sueño hecho realidad. La biblioteca del Trinity College, la más grande de toda Irlanda les quitará el aliento.

En este recinto hay una sección que pone a delirar a quienes la visitan, conocida como The Long Room, se parece a los archivos Jedi en Star Wars.

Aunque la biblioteca principal solo está abierta para el personal, los graduados y los estudiantes de la universidad, la Biblioteca vieja está abierta a los visitantes.

12. Almorzar en Avoca Wool Shop & Café

Aunque el fuerte de las tiendas Avoca es la venta de productos de lana hechos de ovejas locales, -especialmente de las colinas y valles de Irlanda-, en Dublín también te puedes tomar un café, un té o disfrutar de un rico almuerzo.

13. Aprender sobre la prisión abandonada de la cárcel de Kilmainham

Kilmainham

Kilmainham Gaol es una prisión abandonada que ofrece visitas guiadas a sus espacios restaurados.

Un tour de 50 minutos por las instalaciones te servirá para conocer la historia de la cárcel, el tratamiento que recibían los internos durante ese tiempo y otros datos interesantes sobre la política y la restauración de la prisión.

14. Ir a un viaje a las montañas de Wicklow

Las montañas de Wicklow son una referencia obligada del viaje a Dublín.

Protagonista de muchas escenas famosas en el cine, debes visitar esta maravilla natural en un tour por € 22 que cubre el transporte, un guía, almuerzo tradicional irlandés y tiempo libre para explorar el área.

15. Visitar el zoológico de Dublín

Dublin-zoo

El paseo por el zoológico de Dublín lo puedes hacer durante la visita al Phoenix Park.

Esta experiencia es ideal para personas de cualquier edad pues debido a que todos los animales tienen hábitats amplios donde deambular, la experiencia es muy cercana a la realidad.

16. Recorrer los acantilados de Moher

Ubicados en la zona límite suroccidental de la región de El Burren, los acantilados son otros de los paisajes que no te puedes perder en Dublín.

Esa zona es famosa por los castillos y cuevas, protagonistas de muchas producciones cinematográficas como Harry Potter y El príncipe mestizo y La princesa novia.

17. Pasear Por El Mercado De Las Pulgas

Mercado-en-Dublin

Aunque hay vendedores en cada esquina de Dublín, el último domingo de cada mes se realiza un mercado local  de las pulgas que no te puedes perder.

Allí encontrarás desde artículos para el hogar reutilizables hasta artículos para bebés, muebles y ropa usada en más de 60 puestos.

18. Decubrir la variedad de puertas de Dublín

Debido a una regulación que hace que las viviendas tengan una misma apariencia en Dublín, las personas han optado por pintarlas y decorarlas peculiarmente, de tal manera que se puedan distinguir de la de los vecinos.

Cuando visites Dublín no dejes pasar este detalle y observa la gran variedad de puertas que hay.

19. Conocer el museo del cementerio de Glasnevin

Glasnevin

Visitar este museo te puede parecer escalofriante pero es una de las mejores formas de conocer la historia de Irlanda.

Políticos, poetas, escritores y otras personas de interés irlandeses se encuentran en este museo, también conocido como cementeri de Prospect.

20. Aprender a jugar Experience Gaelic Games

En Experience Gaelic Games podrás jugar los clásicos deportes irlandeses como el mundialmente famoso palo y pelota, hurling o fútbol gaélico.

Este sitio es ideal para asistir en grupos o viajes escolares pues la idea es compartir, aprender y competir en cada uno de los deportes tradicionales de ese país. La entrada ronda los 40 euros.

21. Conocer el verdor en el parque St. Stephen’s Green

Rodeado de pastos verdes, flores y árboles gigantes, el parque St. Stephen’s Green es el lugar ideal para conectarse con la naturaleza.

Allí también puedes hacer ejercicio al aire libre, trotar, caminar o montar bici.

22. Deleitarse en el Jardín Botánico Nacional de Dublín

Detenerte a oler las flores en el Jardín Botánico de Dublín es lo mismo que alicinar. No solo eso, sus jardines incluyen esculturas, un castillo hecho de plantas y casas de cristal.

Aunque la entrada es gratis, si quieres disfrutar de una visita guiada te costará 5 euros.

23. Pasear por el Pequeño Museo

Pequeño-Museo

Por tan solo 7 €, podrás disfrutar de exposiciones de películas, música, política, historia y cultura de Irlanda a través de una visita guiada, todo en una casa cla´sica de tres pisos.

Este lugar ha sido catalogado como el número 1 en TripAdvisor.

24. Tomar una lección de historia en el Museo Nacional

El Museo Nacional de Irlanda es uno de los sitios gratuitos que no debes dejar de conocer cuando visites Dublín.

Allí la historia está contada a través de la exhibición de vikingos, de artefactos de oro o la de los hombres de pantano – cuerpos encontrados y recuperados de pantanos en toda Irlanda-

25. Conocer todo acerca del whisky irlandés

whisky-irlandés

La historia y la bebida se unen en el Irish Whiskey Museum. Esta visita le dará la oportunidad de conocer detalladamente la historia de todos los tipos de whisky.

Al final de la visita podrás degustar tres tipos únicos de whisky como celebración y recibir otros beneficios si adquieres el paquete VIP.


Fuente:
Dublin – Wikipedia
Cosas que hacer en Dublín – Tripadvisor