Cosas-Que-No-Debes-Hacer-Durante-Tus-Vacaciones-Por-El-Caribe

Pasear por las paradisíacas islas del Caribe es el sueño de muchas personas. El mar azul, un clima cálido y gente amable, hacen que el viaje sea perfecto.

Sin embargo, ciertos errores pueden costarte muy caro si desconoces las implicaciones, sobre todo si se trata de un país con unas tradiciones y culturas diferentes a las tuyas.

Aunque te parezcan normales, es necesario que revises algunas condiciones antes de embarcarte, pues el viaje puede ser un rotundo éxito o un total fracaso si las desconoces.

No está de más tomar estos tips para tu viaje y lograr la travesía perfecta.
A continuación les presentamos cosas que no debes hacer viajando por El Caribe:

1. No malgastes tu tiempo en el hotel

Resort-en-el-caribe

Aunque hayas planeado pasar tus próximas vacaciones en un resort espectacular con todas las comodidades que te puedas imaginar, no pases todo tu tiempo en  el hotel.

Si estás gastando dinero en vacaciones, sal a conocer la ciudad, enriquécete con la cultura local y disfruta del paisaje. Éste es el principal consejo para viajeros que debes considerar.

En las Antillas Menores no solo hay mar y arena, también hay desierto y clima de montaña. Puerto Rico, República Dominicana y Cuba ofrecen vida cosmopolita y las Islas Caimán, una experiencia novedosa, por ejemplo.

2. Empacar demasiado

Tu equipaje es una de las razones que te pueden frustrar el viaje. El exceso de cosas innecesarias te hará cargar un peso que te incomodará.  

Camisetas ligeras, shorts y trajes de baño no ocupan mucho espacio. Con un par de trajes casuales para una noche de copas será más que suficiente.

Aunque un buen set de maletas te ayudará a distribuir el contenido, recuerda dejar espacio para todas las cosas bellas que comprarás en tu destino.

3. Suficiente protector solar

Nada mejor para arruinar tus vacaciones en la playa que coger una insolación. El protector solar y unos buenos lentes de sol son tus grandes aliados contra este mal.

Recuerda que el clima de las playas en el Caribe es diferente, así que procura solo broncearte, no tostaste al tomar el sol.

4. No uses ropa de camuflaje

Te contamos que en países como Barbados, Jamaica, San Vicente y Santa Lucía, está prohibido el uso de ropa de camuflaje. Solo el personal militar lo puede portar.

Seguramente no conocías este dato así que te acabamos de salvar de una gran multa.

5. No siempre hay clima de playa

Lluvia-en-el-Caribe

Si has planeado pasar tus vacaciones en el Caribe en temporada de invierno para huir del frío, no cuentes con eso en Bermudas y Bahamas.

Aunque son islas, no siempre tienen clima de playa. Asesórate con tu agente de viajes y elige bien el destino, -sobre todo en enero y febrero- para que no te pierdas de sus arenas blancas.

6. Huye de la comida del hotel

Aunque el plan del resort incluya todas las comidas y bebidas, afuera puedes encontrar una rica variedad gastronómica que te hará alucinar.

La comida local –sin mencionar las frutas- es parte de la riqueza de la región que te permitirá llevar excelentes recuerdos del lugar.

7. No uses traje de baño en la ciudad

Los isleños del Caribe son personas tradicionalistas por lo que andar en traje de baño por las calles no necesariamente es normal, incluso, puede ser mal visto.

Tampoco deberías ir a la iglesia en vestido de baño y por supuesto que andar topless no es opción.

8. No es una fiesta perpetua

Andar de vacaciones no implica que todos deban acompañarte en la fiesta. Los residentes de estas islas son personas trabajadoras que tienen una vida normal que no es compatible con la que ofrecen en el hotel.

Aunque en su mayoría son personas cálidas y divertidas, guardan sus fiestas para los fines de semana.

9. Pensar que todos hablan inglés

Personas-en-el-Caribe

La información antes del viaje y la documentación acerca del sitio a visitar son primordiales y no nos referimos sólo al clima o la moneda.

Si es primera vez que viajas a ese lugar, asegúrate de que puedas hablar inglés para comunicarte en caso de que tu idioma natal no sea el local.

Recuerda que el Caribe fue colonizado por españoles en su mayoría pero también por franceses y holandeses, por lo que la diversidad de idiomas es tan extensa como sus dialectos.

Inclusive, el español en Puerto Rico es diferente al de Cuba, el holandés es útil en Las Antillas pero no en Aruba donde se habla papiamento.

Igual sucede en Haití, Santa Lucía, Dominica, Martinica y otros territorios franceses donde escucharás diferentes versiones del francés.

10. No temas regatear

Los precios en los mercados locales generalmente tienen un monto más alto en caso de que el cliente pida un ajuste. Eso no está mal visto en la mayoría de los casos así que no temas regatear.

De hecho, en algunas poblaciones es visto como un insulto si el cliente paga el precio completo sin antes negociar.

11. Descuidar tus objetos de valor

Para evitar un mal recuerdo de su visita, no dejes tus objetos de valor a la vista. Si tienes dudas del lugar, déjalos en la caja fuerte del hotel.

12. No asumas que debes conducir por el lado derecho

Sobre todo en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos o en las que pertenecen a la comunidad británica como Barbados, la conducción es del lado izquierdo. Debes conocer este tipo de datos si quieres evitar una colisión frontal.

También es importante que sepas que en muchas islas no utilizan luces de freno y apegarse a las leyes de tránsito es prácticamente una decisión y no una obligación.

Si al hecho de conducir por el lado izquierdo le sumas que muchas de las carreteras son empinadas y de un solo carril, puedes caer en pánico.

Por otra parte, en Bermudas, los que no son residentes de la zona tienen prohibido conducir así que debes contratar un taxi, pero en la mayoría no hay Uber.

13. Quedarte sin efectivo

Monedero-con-dinero

En muchos países debes pagar impuestos de salida en el aeropuerto así que no es conveniente quedarte sin efectivo durante el viaje.

Recuerda que aunque cuentes con dinero en tu cuenta, debes disponer de capital en efectivo para hacer la conversión a la moneda local si quieres adquirir algún bien, pagar servicios o dejar propina.

No todos los países del Caribe reciben euros y solo unos cuantos aceptan dólares.

14. ¡Relájate!

Lo más importante de unas vacaciones es disfrutar así que si tu planificación no se cumple al cien por ciento, no te preocupes, solo relájate y disfruta.

No olvides que tu cámara de viaje es uno de los accesorios más importantes que no debe faltar en tu mochila de viaje para que puedas registrar los maravillosos momentos que te esperan.

15. Nadar con delfines

Una fotografía con estos adorables animales es un recuerdo hermoso que durará toda la vida. La experiencia de nadar con delfines es una sensación indescriptible pero muy cuestionada.

La Sociedad Protectora De Animales condena categóricamente el cautiverio de mamíferos y eso incluye a delfines y ballenas.

Además, existen reportes de entrenadores de delfines que narran las duras condiciones a las que son sometidos estos animales solo para entretener a los humanos.

16. Aplicar muy poco protector solar

Ya hablamos de las consecuencias de no usar protector solar en el Caribe, donde las temperaturas y el sol son más candentes de lo usual.

Atendiendo este detalle, no solo debes aplicar protector solar cuando estás en el mar, literalmente al poner un pie fuera del hotel debes tener sobre la piel una buena cantidad.

Especialmente de 11 am a 3 m, protege tu piel de los efectos de los rayos UV, aunque no estés en el mar.

17. Ignorar las señalizaciones y consejos

Las señales de prevención y peligro en las playas están estratégicamente dispuestas para que puedas verlas, por favor no las ignores.

Aunque parezca atractiva la idea de una playa solitaria, puede haber peligros ocultos en el mar o animales que podrían hacer daño.

Debes tomar en cuenta que no siempre te toparás con señalizaciones o salvavidas así que es mejor no arriesgarse.

18. Olvidar el repelente de insectos

Repelente-de-insectos

Recuerda que el dengue y el chikungunya son enfermedades frecuentes en muchas islas. Sobre todo si estás haciendo un crucero en el Caribe, el repelente de insectos es tan preciso como el pasaporte.

En especial en horas de la tarde, los mosquitos y zancudos hacen de las suyas, así que para evitar llevarte una enfermedad como souvenir de tu viaje, aplica una generosa cantidad de repelente.

19. Viajar sin seguro en temporada de huracanes

Si planeas visitar el Caribe en temporada de huracanes, no olvides adquirir un seguro de viajes.

En el período del 1 de junio hasta el 30 de noviembre debes viajar con un seguro. Si esperas a que exista un pronóstico de huracanes, podría ser demasiado tarde y perder el dinero del vuelo.

20. No todas las islas son iguales

Puedes pensar que todas las islas son lo mismo, algo de mar más un mercado local. Pues no, a pesar de que comparten las bellezas naturales, todas son diferentes.

La geografía, cultura y la gente son diferentes, por lo que cada una es particular a su estilo, inclusive si una isla está al lado de la otra.

21. Depender del wifi o señal del móvil

Mujer-en-la-playa-con-móvil

Aunque el internet llega prácticamente a cualquier rincón del planeta, no cuentes con calidad y velocidad de navegación en la mayoría de las islas del Caribe.

Si dependes de la señal de tu móvil o llevaste trabajo de la oficina a las vacaciones contando con el servicio de Wifi, puedes resultar decepcionado.

Es posible que el hotel sea el único que le suministre el servicio de Wifi. Lo mejor es contratar un plan de datos que funcione en ese país, pero recuerda, en las zonas montañosas perderás todo tipo de conectividad.

22. No considerar riesgos al viajar con niños

El Caribe es considerado un destino exótico, por eso, al viajar con niños debes tomar en cuenta  factores que no pongan en riesgo a los más pequeños de la casa.

Elige destinos cómodos pero interesantes y no dejes todo a la suerte. Si el bebé está cómodo e hidratado, es más fácil que disfrute del paseo.

No olvides un botiquín  que incluya gasas, alcohol, tiritas, calmantes y antipiréticos. También juguetes y su manta preferida para que no extrañe el hogar y se sienta como en casa en el hotel.

Aunque la mayoría de las islas no solicitan visa, sí debes tramitar los permisos correspondientes, sobre todo si el niño va a viajar solo con uno de los padres.

Conviene informarse en la embajada correspondiente acerca de la documentación requerida en ese país en cuanto a menores de 18 años se refiere.