Habitaciones-De-Hotel-Al-Aire-Libre

Una vista hermosa, brisa fresca y las comodidades de un hotel de lujo, son características que todos buscamos a la hora de hospedarnos, pero pocas veces podremos conseguir todo en un solo lugar.

Actualmente existen hoteles que incorporan la experiencia de reposar bajo las estrellas en una cama King-size y desayuno incluido por lo que dormir al aire libre ya no es sinónimo de acampar.

“Habitaciones de tres paredes”; así se le conoce a la nueva modalidad de hospedaje que te dejará con la boca abierta.

Comodidad, lujo y naturaleza unidos, una experiencia que pocos se atreverán a rechazar.

A continuación te presentamos 10 habitaciones de hotel al aire Libre: 

1. Ladera, Santa Lucía

Ladera-Santa-Lucía

Estas habitaciones están situadas dentro de un sitio declarado por la Unesco como un Patrimonio de la Humanidad, así que te podrás ir haciendo una idea de lo maravilloso que es.

La particularidad de este hotel es su paisaje, adentrado en medio de una gran colina volcán de la montaña Pitón de Santa Lucía y el océano. Solo 37 suites están dispuestas para ello.

Para hacerlo más llamativo, el Ladera Resort está decorado con elementos de piedra natral y madera, azulejos y muebles tallados a mano.

Su visión es ofrecer lujo de 5 estrellas en perfecta armonía con la naturaleza.

Las habitaciones cuentan con piscina privada climatizada, caja fuerte, mini bar, restaurante para cenas privadas y animación en vivo.

Como sabemos que no vas a disfrutar solo de la cama, este hotel ofrece paseos a la montaña Pitón y a las playas, senderismo, velas y surf.

Si quieres mezclarte con la cultura local, también ofrecen visitas al mercado los sábados por la mañana.

2. Pacuare Lodge, Costa Rica

Pacuare-Lodge-Costa-Rica

En este hotel estarás rodeado de la selva en todo su esplendor. Si quieres vivir la experiencia de dormir en medio de la jungla, aquí lo harás sin lugar a dudas.

Para disfrutar de una noche así, tendrás que recorrer un camino que solo podrás atravesar viajando en un vehículo 4×4 pero que bien merece la pena recorrer.

Sin embargo, este hotel tiene la particularidad de poseer la cuarta pared de vidrio, por lo que puedes tener privacidad cuando gustes.

Este hotel es tan exclusivo que posee solo 20 suites cuya arquitectura es totalmente compatible con la cultura indígena local.

Además de ecológico, esta edificación es especial para escapadas románticas o lunas de miel. Cada una de las suites está decorada de manera particular, en su mayoría de madera.

3. Petit San Vicente, (isla privada)

Petit-San-Vicente

En esta ocasión no será la selva tu acompañante sino el sonido del océano. En el hotel Petit St Vicent, ubicado en las Islas Granadinas, podrás disfrutar de las comodidades del lujo sin reservas.

Estas habitaciones con calidad 5 estrellas ofrecen camas dobles y matrimoniales con una terraza con vista al mar.

4. Esperanza Resort, México

En el continente americano se encuentra el Terrace Spa Suites de Esperanza Resort, específicamente en el Cabo San Lucas, México.

Habitaciones con vista al mar y una terraza donde puedes desplegar la cama, son dos de los mayores atractivos de este hotel.

Este spa te da la posibilidad de dormir bajo techo en caso de que desees escapar de una lluvia imprevista.

5. L´Albereta, Italia

Llegamos a Europa con otro modelo de habitaciones en el Cabriolet de L’Albereta, Erbusco Brescia, Italia. Aquí el dormir bajo techo o con las estrellas es opcional.

L’Albereta está ubicado dentro de las colinas y viñedos de Franciacorta.

Esta habitación no es de tres paredes como las anteriores que te presentamos. Este hospedaje es a cuatro paredes pero con un techo corredizo.

Con solo apretar un botón puedes admirar las estrellas mientras descansas en la comodidad de una gran cama o permitir que el sol te despierte.

De día o de noche, se puede disfrutar de una experiencia privada al aire libre o de cerrar la opción cuando llega el momento de relajarse si así quieres.

La arquitectura clásica de L´Albereta incluye paredes con máscaras de hiedra, guardería, club para adolescentes, campos de golf y hasta tiendas de joyas.

Debido a la exclusividad del hotel es muy difícil conseguir una habitación pero lo ideal sería que te hospedaras en agosto, justo para la lluvia de meteoros anual, conocida localmente como «Lágrimas de San Lorenzo».

6. Verana, México

México nos vuelve a sorprender con sus opciones para turistas arriesgados. En esta ocasión la propuesta está en la ciudad de Yelapa, en medio de la selva.

Considerado un hotel de lujo con un corazón ecológico, Verana es una casa hermosa con vista a la jungla que te hace sentir que estás en un verdadero hogar.

Llamado también como hotel del amor, para llegar ahí debes llegar a Boca de Tomatlán y tomar un bote a lo largo de la costa de México.

Sólo puedes acceder  a él haciendo una caminata a través de las colinas con tu equipaje a tus espaldas o amarrado a mulas pero estamos seguros que al final estarás feliz de haber llegado.

7. Jade Mountain Resort, Santa Lucía

Jade-Mountain-Resort-Santa-Lucía

Ubicado a 4 kilómetros de los jardines botánicos de Santa Lucía, en la costa sudoeste, este lujoso resort  ofrece una experiencia única frente al mar Caribe.

Un detalle a destacar es que las habitaciones no tienen televisión y están hechas de madera. No solo la cama está al aire libre, también el baño y se accede a cada una de las habitaciones por dramáticos pasillos privados.

Las habitaciones son completamente exclusivas por lo que la ausencia de la cuarta pared no es un problema.

Algunas suites cuentan con piscina privada y aire acondicionado y para quienes no quieren desprenderse del todo de la vida urbana, también hay gimnasio, bar y restaurante.

Las suites son llamadas santuarios y están construidas sobre escenarios con vista de 270 grados al mar desde su bañera de hidromasaje con iluminación de cromoterapia.

El diseño arquitectónico creado por su propio dueño, puentes individuales que conducen a suites de albercas infinitas y columnas escarpadas de piedra, son solo algunas de las características.

No solo podrás dormir al aire libre en este resort, la Terraza Celestial es perfecta para disfrutar de una copa de vino al atardecer o contemplar las estrellas. .

8. Loisaba, Kenya

Kenya

Basta de selva y playa. Ahora nos vamos al desierto, donde no solo hay arena y altas temperaturas, el lujo también te espera.

En Kenya puedes pasear en camello durante el día y llegar a un hotel cinco estrellas a dormir bajo las estrellas.

Este hotel ubicado al norte de Knya, ofrece a los huéspedes la experiencia de dormir en una cama de cuatro postes hecha a mano bajo el cielo nocturno africano, en un terreno de 56.000 acres.

Estas habitaciones tienen la particularidad de estar totalmente expuesta a los elementos naturales, sobre una plataforma al aire libre. ¿Te atreves a dormir así en medio de la nada?

9. Amanruya, Turquía

Turquía

Si quieres experimentar la ostentación en su máxima expresión, debes hospedarte en la ladera Amanruya, ya que forma parte de la cadena de hoteles de lujo más famosa del mundo.

La más exclusiva de las habitaciones es la Terrace Terrace, que consta de 75 metros cuadrados y cuenta con un jardín privado y una piscina de mármol gris que te dejarán con la boca abierta.

Todo el lujo de Amanruya contrasta con la historia clásica y belleza natural que ofrece la región del Egeo de Turquía.

Como su nombre lo indica –“aman” palabra sáncrista para la paz y “ruya” palabra turca para el sueño- este hotel es ideal para vacaciones en pareja y alejarse del mundo, con vistas excelentes y arquitectura envidiable.

En las habitaciones se combinan detalles arquitectónicos mediterráneos y turcos hechos en piedra. Poseen camas King-size, sala de estar, chimenea a carbón, ducha de lluvia, entre otras comodidades.

10. Tswalu Kalahari, Sudáfrica

Tswalu-Kalahari-Sudáfrica

 

The Malori es una de las habitaciones del Tswalu Kalahari, donde puedes hacer tu sueño de estar en medio de la nada, escuchando el ruido de los animales nocturnos y con las estrellas como techo.

Pero no te preocupes, en este gran complejo de lujo que consta de 110.000 hectáreas de praderas protegidas, los animales no podrán alcanzarte ya que las habitaciones están construidas sobre el suelo para garantizar tu seguridad.

Este hotel es tan exclusivo que solo 30 personas pueden disfrutar a la vez la belleza de esta sabana y su fauna diversa en peligro de extinción.