14 Ideas de Seguridad Sencillas Eficaces Para Viajar A Lugares Peligrosos

1. ¡Usad vuestro casco!

casco

Sí, es una exclamación hasta con un toque de desesperación. Porque yo no sé qué les pasa a muchos viajeros, lamentablemente cada vez más, que cuando montan bici o se desplazan en motocicleta en algún lugar o hacen una actividad al aire libre evitan el uso de cascos para lucir más guais en las fotos y lejos de parecer guais, eso los convierte realmente en un peligro para ellos mismos.

A pesar de que seáis un pro andando en bici o en motocicleta o qué tan seguro os sintáis haciendo alguna actividad, debéis saber que los accidentes suceden y muchas veces no podéis controlarlos porque se ocasionan por imprudencia de terceros también, así que el simple hecho de estar sin cascos puede costaros la vida o accidentes realmente terrible que no desearéis descubrir por vosotros mismos.

2. Cuidado con la mezcla de intoxicantes y agua

Pocos saben, de hecho, que la segunda causa de muerte de los mochileros es precisamente el ahogo a causa de una borrachera que les da la idea absurda de ir a nadar en ese penoso estado.

Vamos, puede que de entrada suene muy divertido, pero queremos mantener un viaje seguro, hay que tomar algunas precauciones. ¿Lo más recomendable? Podéis acercaros al agua o al mar, pero evitad nadar y alejaros de la orilla, esta es una horrible idea cuando habéis bebido.



3. Mantener el dinero en efectivo bien escondido

dinero
Lo más obvio es pensar en guardar vuestro dinero en vuestra mochila de viaje, pero si viajáis a un lugar con alta tasa de criminalidad os convendrá tener algo más creatividad. Por ejemplo, una vez cosí bolsillos ocultos en mis jeans y en otra ocasión llegué a ocultarlo dentro de un álbum de fotos. Podéis ser más o menos drásticos, es vuestra decisión, pero la idea es siempre mantenerlo cerca de vosotros y a salvo.

Y es que el dinero os podrá sacar de apuro ante una infinidad de situaciones complicadas, por lo que vale la pena acentuar la seguridad y esconder la mayor parte de vuestro dinero en un cinturón de seguridad especial también, incluso es buena opción considerar una billetera RFID que también proteja la información de vuestras tarjetas de créditos, ante los falsificadores que están a la orden del día.

4. Identificar la salida

Cuando dormís en habitación que no es la vuestra, es preciso conocer bien las opciones de salida que tendréis no sólo en la mismísima habitación sino para huir del edificio a salvo en caso de cualquier peligro que pueda suscitarse. ¡Debéis estar preparaos y pensar esto con antelación! Y es que, llegado el momento, podréis pensar mejor y con más calma porque ya tendréis esta información interiorizada.

5. Pensar y actuar como un espía

un-espia

¿Qué haría u buen espía en una misión especial? Mezclarse con los locales. Sólo se trata de que no seáis muy llamativos y pasar desapercibidos en donde estéis. Vamos, que hay que ser conscientes de que esto puede ser a veces ridículamente imposible, pero siempre que puedo intento lucir como las demás personas de esa comunidad. Además, mezclarse os ayudará a ser más sensible culturalmente y exploraréis con otra perspectiva la ciudad y atraeréis menos atención.

6. Precaución con las personas excesivamente amigables

4-personas-sentadas-en-la-montana

Al viajar sí que estamos abiertos a experiencias nuevas y a conocer nuevas personas, pero debemos mantener un poco de malicia porque de vez en cuando aparecen extraños que suelen ser demasiado amigables, incluso en exceso, que al final desean sacar partido de vosotros de alguna manera, ya sea tratando de venderos algo a un precio desorbitado o robando vuestras pertenencias. SI bebéis, no perdáis de vista vuestra bebida para evitar que pongan algo en ella y si os ofrecen algún, es bueno estar informados de cuánto realmente vale y contrastar la información antes de acceder.

7. Empacar un botiquín de primeros auxilios

maletin-de-primeros-auxilios

Esto simplemente no debe ni puede faltar, no es negociable. Siempre hay espacio para esto en vuestro equipaje, a mí personalmente me gusta usarlos organizadores de viaje para empacar todo esto porque hay países en los que es más complicado comprar ciertos medicamentos o porque si estáis en la montaña, es muy difícil surtirse de ellos o de una venda en caso de emergencias. También podéis comprar un kit de primeros auxilios preensamblado o hacer uno ajustado a vuestras necesidades específicas.

8. Registrad vuestra ubicación

gps

Sí, quizá no decir dónde estáis y no registrar vuestra ubicación durante el recorrido puede ser de lo más romántico, misterioso, valiente y aventurero que haréis en vuestra vida como personas de la montaña que recorren los caminos que nadie sabe. Pero también hay que aceptar que es una decisión verdaderamente estúpida.

Decirle a los demás o específicamente a alguien de confianza a dónde vais y los caminos que pretendéis recorrer, así como cuándo estimáis volver os ahorrará muchos dolores de cabeza y podrá acelerar y facilitar un posible rescate en caso de que os hayáis perdido.

9. Conocer el lugar antes de ir

No por informaros sobre el lugar os dejaréis de sorprender con el lugar, por el contrario, os permitirá sentiros muy seguros para recorrer la ciudad.

El hecho de llegar a un nuevo país totalmente ingenuo o ajeno a la cultura, la religión, el idioma y las costumbres es simplemente arriesgado. Cada país tiene sus retos y riesgos y hay que estar preparados de antemano para ellos. Por ejemplo, en América del Sur, por ejemplo, ocurren muchos robos en los autobuses, mientras que en Tailandia uno de los mayores problemas es la policía corrupta que coloca drogas en los mochileros.

Una buena forma de obtener información al respecto es consultar bolgs de viajeros, grupos de discusión e incluso ir a la página de la oficina exterior de dicho país que, por lo general, tienen recomendaciones e información al respecto que os servirá para estar alertas ante cualquier posible estafa o peligro y que os ayudarán tomar decisiones más inteligentes.

10. Compra un seguro

Cuando nos recomiendan un seguro de viaje, por lo general lo vemos como un gasto secundario y hasta innecesario. Sí nadie sale de viaje con la intensión de enfermarse o de exponerse a algún accidente, pero las cosas pasan y hay que estar preparados para ellas y un seguro es un gran salvavidas. Os da la seguridad de que seréis atendido en cualquier país sin importar cuál sea vuestra emergencia de salud. ¡No viajéis sin él!

11. ¿Cómo viajar con seguridad?

La seguridad en un viaje depende de muchísimas cosas, desde empacar vuestra red de mosquito para no sufrir con los rosetones que pueden dejar estos animalillos hasta seguir todas estas recomendaciones que he tratado de enumerar desde el principio. Va desde lo más simple, hasta aquellas cosas que requieren un mayor esfuerzo o inversión. Pero debéis saber que, en general, se trata de manteneros a vosotros y a vuestras pertenencias a salvo y evitar accidentes.

12. Protegeros a vosotros mismos

A mitad de la diversión y con la adrenalina a millón es muy fácil convencernos de hacer estupideces, pero no renunciéis nunca al sentido común.

Una fiesta segura es aquella en la que nos divertimos al máximo, pero estando consientes de nuestras limitaciones. Es muy fácil encontrarse en medio de una gran aventura y volvernos un poco locos o caer en la tentación de cerveza barata en medio de una celebración local, peor hay que saber cuándo parar antes de que se pongan feas las cosas.

La planificación es importante y minimiza el riesgo, especialmente cuando vais de excursión, no olvidéis llevar nada imprescindible como una linterna por si cae la noche, por ejemplo. Y en caso de ir de fiesta, decid dónde estáis a vuestros conocidos, conoced bien el lugar y cómo huir en caso de que lo necesitéis, llevad siempre la dirección en la que os hospedáis y los números de atención del lugar.

Además de la prevención, la autodefensa es importante. Si estáis siendo atacado, no titubeéis, debéis defenderos con toda garra porque vuestra vida puede depender de eso. Si tenéis que pelear, id a por la garganta y los ojos, pero sobre todo gritad y pedid ayuda.

13. ¿Cómo construir un botiquín de primeros auxilios?

kit-primeros-auxilios

Puede depender del lugar al que vais, de vuestras propias alergias o condiciones, pero, en general, esto es lo que no puede faltar en vuestro botiquín:

  • Cinta para ampollas
  • Banditas adhesivas
  • Steristrips
  • Almohadillas de gasa
  • Vendaje en rollo de gasa
  • Bolsitas de rehidratación
  • Analgésicos
  • Medicamento para la diarrea
  • Toallitas de limpieza antisépticas
  • Gel antiséptico
  • Repelente de mosquitos
  • Antibióticos
  • Tijeras, aguja e hilo

14. Proteger vuestras cosas

¿Tenéis vuestro equipaje Victorinox listo? Vale, pues ahora que todo os ha quedado muy bien organizado, hay que pensar en proteger eso que lleváis dentro, todo tendrá un valor no sólo sentimental sino monetario que será duro perder. Aunque lo más recomendable es dejar cosa de valor, como joyas y afines. Viajar ligeros es mejor.

Si lleváis cosas como vuestra cámara de viaje o vuestro portátil, debéis saber que son cosas de las que no os podéis alejar y que deben viajar en vuestro equipaje de mano y no en el facturado.

Si viajáis al agua, haceros con una bolsa seca que os permita mantener todo a salvo sin importar la situación. Así como si sois victimas de robo, no dudéis en registrar el robo en la policía local para que la reclamación de seguro sea rápida e indolora. Porque sí, amigos, hay que estar preparados para lo peor y eso sólo se logra con un buen seguro para vuestras pertenencias, especialmente si viajáis a zonas peligrosas.