el-mejor-telescopio

Una de las aficiones más entretenidas que he descubierto en los últimos años ha sido la observación astronómica y, si eres como yo, seguro te encantaría tener el mejor telescopio para poder ver las estrellas, planetas, la luna y hasta cometas en el firmamento. Claro, que muchos telescopios también te permiten hacer observaciones en la Tierra sin problemas, como aves u otros objetos, así que está genial para muchos usos.

Ahora bien, escogerlos no es del todo fácil. Siempre leemos sobre apertura, oculares, monturas y demás, así que hoy hablaremos de todo esto para que puedas llevarte el mejor a casa.

Los Mejores Telescopios

¿Cuál es el mejor telescopio?

En mi opinión, esto varía mucho en función de lo que quieres hacer con el telescopio. Si lo buscas para astrofotografía tendrás que buscar un modelo de mayor rendimiento y especificaciones más avanzadas que si buscas uno para regalar a un niño que apenas se comienza a interesar en la astronomía, por ejemplo.

De todas formas, lo que todo telescopio debería tener es una apertura de al menos 65 o 70mm, una distancia focal de al menos 400 mm, una mirilla amplia y cómoda y una montura de calidad que permita movimientos fluidos, estables y sin vibraciones o movimientos extraños.

A continuación les presentamos los mejores telescopios:

1. Telescopio Celestron AstroMaster 130EQ-MD

Celestron AstroMaster 130EQ -...

Comprar al mejor precio en Amazon

Una de las mejores opciones para quienes buscan un telescopio potente y resistente. Es que este modelo cuenta con una amplia apertura de unos 130 mm, y una distancia focal de 650 mm, perfectas para ver objetos a la distancia con gran claridad y nitidez. Además, tiene una barra dentada para ajustar la nitidez, así puedes modificar un poco la imagen que produce a tu gusto. Tiene un poder de captación de luz de 345x y un límite de magnitud estelar de 13.1.

Los instrumentos ópticos de este telescopio reflector tipo Newton están hechos de cristal multi tratado, lo cual ayuda a producir imágenes de excelente calidad y permite además la observación de objetos terrestres y también celestes como la luna, estrellas y otros planetas. Aparte de esto, el aparato tiene una construcción bastante robusta, pero aún así se mantiene bastante ligero con un peso que apenas ronda los 5kg.

Hay que destacar que cuenta con motor incorporado y montura ecuatorial para hacer seguimiento automático del eje de ascensión recta, y también incorpora el trípode de tres patas de acero de 3 cm de diámetro para evitar las vibraciones y dar una mayor estabilidad durante tus observaciones.

Apertura de 130 mm


2. Telescopio Celestron Powerseeker 127 EQ

Celestron Powerseeker 127 EQ -...

Comprar al mejor precio en Amazon

Se trata de un telescopio de tipo reflector o Newtoniano que puedes usar tanto para observaciones de objetos o aves dentro de la Tierra, como para ver cuerpos celestes como estrellas, planetas y constelaciones. Sus componentes ópticos como lentes y espejos son de vidrio y están recubiertos para evitar la entrada de polvo o tierra y otras partículas que puedan dañar o marcar las lentes.

Una función bastante cómoda y que viene de maravilla para observaciones detalladas es el control de cámara lenta gracias al montaje equilátero de fabricación alemana, que te permite manejar el telescopio con las perillas de control para movimientos suaves y fluidos en todo momento.

Este modelo viene con apertura de 127 mm y, además, incluye 2 piezas de 20 mm y 4 mm, así como una lente Barlow que te permite triplicar la potencia de cada pieza. En este sentido, logras tener una magnificación de entre 135x y 450x. Ideal para ver objetos a largas distancias y con poca iluminación.

Un plus bastante interesante de este telescopio astronómico es que incluye un software con una base de datos de más de 10000 objetos estelares y mapas del cielo que puedes imprimir.

Excelente calidad de imagen


3. Telescopio Skywatcher Evostar-90

Sky-Watcher Skywatcher...

Comprar al mejor precio en Amazon

Una de las cosas más relevantes de este telescopio es su diseño óptico, ya que viene con un objetivo acromático que emplea un par de lentes acromáticas para corregir los problemas cromáticos de visualización que sí pueden ocurrir con otros tipos de lentes. Esto se traduce en que la imagen que miras no tiene tantas franjas que dañan la visualización y desvirtúan los colores, como sí sucede en otros modelos de telescopios refractores.

Su relación de apertura es de 1:10, que no solo permite una buena entrada de luz para captar mejores imágenes, sino que ayuda a evitar el tema de los errores cromáticos.

Por su construcción y capacidades, este modelo termina siendo una opción ideal para principiantes que quieren comenzar a observar objetos en el cielo, pero también para niños que se estén iniciando o que muestren interés por temas astronómicos.

Por su parte, la ampliación varía entre 36x y 90x e incluye ya los elementos ópticos. También viene con un trípode para que lo coloques con estabilidad y evites molestias vibraciones al observar el firmamento, y además tiene un tubo bastante compacto que resulta en un telescopio fácil de transportar de un lado a otro.

Con mejoras cromáticas


4. Telescopio Slokey SkyWays 40070

Telescopio Astronómico...

Comprar al mejor precio en Amazon

Lo primero que destaca es su amplia apertura de 70 mm y la distancia focal de hasta 400 mm que, si bien no son las más amplias del mercado, sí que dan lugar a una excelente calidad de imagen y una muy buena resolución. Gracias a esto puede ofrecer una capacidad de observación estelar genial, que viene bien tanto para principiantes y niños, como para usuarios un poco más avanzados que buscan pasar del telescopio básico de juguete, a un aparato más completo.

Cuenta con una lente Barlow 3x y dos oculares de 25 y 10 mm cada uno que, al combinar pueden darte varios niveles de aumento según necesites. Al final, su capacidad de magnificación máxima es de 120x, que junto a la apertura y longitud focal, hacen de este telescopio refractor una apuesta segura. También incluye tratamiento con capa verde para los elementos ópticos llamado FMC, el cual ayuda a aumentar el brillo de los objetos distantes para mejorar la calidad de observación.

Incluye un trípode ajustable de 49 a 132 cm, así como un adaptador de móvil para ajustarlo a la mirilla y hacer fotos de tus observaciones, funda y estuche para el telescopio.

70 mm de apertura


5. Telescopio astronómico Telmu F60050M

TELMU - Telescopio...

Comprar al mejor precio en Amazon

Si buscas un telescopio refractor para principiantes e incluso para niños que comienzan a familiarizarse con la observación estelar, este modelo es justamente lo que necesitabas.

Cuenta con dos oculares, uno de 12.5 mm y otro de 20 mm que permiten ampliaciones de 30x y 48x respectivamente. Una ventaja de ellos es que producen buenas imágenes y una transparencia bastante decente que evitan errores en la visualización como el astigmatismo o la distorsión de las imágenes.

Al mismo tiempo, incluye un visor rojo que agregas al tubo principal para que tengas una mejor guía de cómo guiar el telescopio hacia el objeto que quieres observar. También cuenta con espejo dimensional, ya que el espejo diagonal de 45 grados recibe la luz y la invierte para que puedas mirar la imagen en la dirección correcta usando la mirilla principal.

Incluye también un trípode para facilitar la observación en la mayoría de los casos y que es ajustable en altura de 60 a 110 cm. A su vez, el tubo mide unos 63 cm de largo y tiene una apertura de unos 65 mm aproximadamente. Tiene bloqueo de movimiento horizontal y un cómodo sistema de giro de 360º.

Con trípode de 110 cm


6. Telescopio Bebang MaxLapter

BEBANG Telescopio...

Comprar al mejor precio en Amazon

Estamos hablando de un telescopio refractario con apertura de 70 mm que resulta suficiente para tener buenas observaciones e imágenes de cuerpos celestes, desde la luna, estrellas o planetas hasta constelaciones. A su vez, cabe destacar que funciona bastante bien para observaciones terrestres de aves y otros objetos.

También cuenta con 4 filtros de color que ayudan a filtrar la luz y eliminar el resplandor que pueden producir ciertos objetos como la luna. Este filtro te permitirá disminuir un poco el brillo y obtener una imagen más nítida y con contraste, con lo que podrás notar mejor los detalles de la luna.

Otro punto interesante de este telescopio es que la imagen que produce es recta gracias a su espejo cenital de 45º, que permite que lo que ves por la mirilla se vea de forma recta. Esto resulta particularmente útil también para poder tomar fotografías con el móvil, lo cual nos lleva a otro punto, y es que incluye varios accesorios interesantes como soporte para fijarlo a la mirilla, un cable para controlar la cámara y hacer fotos sin tener que tocar el móvil o el telescopio y dañar la imagen, y hasta un trípode.

Pesa apenas 1.8 kg


7. Telescopio Seben 1000-114 EQ3

Seben 700-76 Telescopio...

Comprar al mejor precio en Amazon

Se trata de un telescopio reflector de amplia apertura y distancia focal, ya que tiene nada más y nada menos que 114 mm y 1000 mm, respectivamente. De esta forma, cualquier observación que hagas del firmamento dará lugar a imágenes muy claras, nítidas y con poca distorsión.

Ahora bien, también lo puedes emplear con otros accesorios como soportes para móviles y hacer astrofotografía, motor, filtros y más. Es que tiene un porta oculares de 31.7 mm que permite este tipo de adaptaciones y accesorios que complementarán tu experiencia.

También incluye filtro lunar para mejorar la calidad de las imágenes, lente de Barlow para duplicar la potencia de magnificación y algo que no podría faltar, que es la lente erectriz que corrige la inversión de imagen típica en estos telescopios. Viene con un buscador de objetos de 5×24 para guiarte en tus observaciones del firmamento y también incluye tapa protectora para el porta oculares.

Algo que gustará a los que saben un poco más, es que incluye oculares H20, H12.5, H6 y SR4, que permiten magnificaciones de imagen de 50x hasta 500x, nada mal para un telescopio en este rango de precio. Tiene trípode y montura EQ3.

Distancia focal de 1000 mm


8. Telescopio Seben 900-76 EQ2

Telescopio Reflector de 900-76...

Comprar al mejor precio en Amazon

Finalizamos nuestra selección de hoy con este modelo de telescopio reflector de 900 mm de distancia focal y 76 mm de apertura. Por este motivo es capaz de ofrecer imágenes de muy buena calidad y nitidez, pero que tal vez no estén a la altura de los más exigentes y de los que buscan un telescopio para hacer astrofotografía. Pero para otros casos como uso de principiantes o de niños, puede ser un telescopio realmente completo y sin nada que envidiar a otras opciones.

Tiene un porta oculares de 31.7 mm para poder acompañar con accesorios como filtros o porta móviles para hacer fotos. Y, siguiendo en el apartado de accesorios, también viene con oculares de H20, H12.5, H6 y SR4, así como una lente Barlow 3X , montura EQ2 y un buscador de 5×24. Todos estos componentes ópticos pueden dar una magnificación entre 45x y 450x.

A su vez, es importante mencionar que cuenta con lente erectriz, por lo que no terminarás viendo imágenes invertidas. Finalmente, cuenta con un trípode de aluminio que ajusta fácilmente y que, junto a todo el telescopio y sus accesorios, tienen un peso total de 12 kg.

Con una magnificación máxima de  450x


Diferentes tipos de telescopios

telescopio

Si no conoces demasiado sobre el tema, comprar un telescopio no es tarea fácil. Hay muchos aspectos y variantes que pueden crear una gran diferencia en el uso y capacidades del telescopio, y que, de hecho, dan lugar a unos 3 tipos diferentes. Es que, si no estamos familiarizados con este mundillo, podemos pasar por alto estos detalles y quedarnos con un modelo que no nos sirva para mucho.

O, en otros casos, terminas gastando demasiado por uno de gama alta, cuando realmente necesitarías un modelo bastante más sencillo. Por eso es fundamental que conozcas los tipos de telescopios existentes y en qué si diferencian. Solo de esta manera podrás hacer la compra más acertada.

Telescopios refractarios

La primera variante es la del telescopio refractario, el cual usa un mecanismo refractor que recoge la luz con una lente bastante larga y, a medida que pasa por ella, sale hacia un espejo en la parte trasera del aparato, donde tú puedes observar lo que sucede a años luz.

Este tipo de telescopio tiene la forma que todos conocemos, de una especie de tubo alargado con la lente en la parte frontal y la mirilla en la parte trasera.

Ahora bien, en cuanto al uso, este tipo de telescopio está diseñado para ver objetos dentro de la Tierra, no para ver más allá de nuestra atmósfera. Sin embargo, son bastante sencillos y fáciles de usar, además de que es un diseño bastante resistente. También son de muy bajo mantenimiento y unos de los menos costosos.

De todas formas, ten en cuenta que no son recomendados para ver objetos de baja luminosidad, ya que no capturan tanta luz. También tienden a ser un poco pesados o de dimensiones algo grandes.

Los telescopios reflectores

Los telescopios reflectores, también conocidos como telescopios Newtonianos, son diferentes a los refractarios en su modo de funcionamiento. Cuentan con un espejo incorporado al final del tubo y que, básicamente, es el encargado de capturar la luz y enviarla a otro espejo antes de que puedas ver la imagen en la mirilla. Justamente de allí viene su nombre, del proceso de reflejar la luz de un espejo a otro.

Son geniales para ver objetos de baja luminosidad, ya que capturan una mayor cantidad de luz. Esto también influye en la calidad y nitidez de las imágenes, que tienden a ser más claras y precisas que las que producen los telescopios refractarios. También son de un diseño bastante ligero y compacto, lo cual ayuda a convertirlos en modelos un poco más prácticos y portátiles, digamos.

Sin embargo, esa buena calidad de imagen se traduce en un precio mayor que el de los refractarios, pero que merece la pena si buscas algo de mayor nivel y rendimiento. Ahora bien, como aspectos negativos podríamos contar el hecho de que el tubo óptico es abierto, por lo cual es propenso a que entre polvo o cualquier otra partícula que pueda afectar el funcionamiento y componentes del aparato. Por eso necesitan de un mantenimiento algo más frecuente para poder tenerlos en buen estado siempre.

No son recomendados para ver objetos en la Tierra, sino para observación astronómica.

Telescopios catadióptricos o compuestos

Este tipo de telescopio es también conocido como telescopio catadióptrico, el cual lleva dos espejos ubicados en la parte frontal y trasera del aparato y que producen una imagen de muy alta calidad, bastante mejor que la de los dos modelos anteriores.

Sin embargo, como es de esperarse, es un modelo más costoso que los anteriores, así que no te asombres si los menos asequibles que veas terminen siendo modelos catadióptricos.

Aparte de su buena calidad de imagen, guarda otras grandes ventajas como el hecho de que el tubo óptico está cerrado para prevenir que entre tierra, polvo u otras partículas que puedan dañar el telescopio. También ofrece mayor versatilidad, ya que puede funcionar tanto para ver objetos en la Tierra como para observación astronómica, para ver objetos de baja luminosidad o hasta para hacer astrofotografía.

Si tuviéramos que mencionar algunas desventajas, pues primero que nada el precio elevado, pero también el hecho de que tienden a ser un poco más pesados y aparatosos que las otras variedades. También tienden a producir imágenes un poco menos brillantes, ya que en el proceso de pasar la luz por ambos espejos, se pierde un poco de luz.

¿Cuál tipo de telescopio debería comprar?

Telescopio Refractor...

Una vez que conocemos los diferentes tipos de telescopio disponibles, muchos clientes igual se pregunten cuál es el ideal para lo que desean hacer. Es que, como habrás visto, cada modelo se ajusta a un rango de precios diferente y, más importante aún, a necesidades diferentes. Es por eso que no todos los telescopios te sirven para todos los usos y hay algunos mejores que otros para observar las estrellas o planetas, por ejemplo.

Dicho esto, ten en cuenta que los modelos refractarios y reflectores son más recomendados para usuarios principiantes que no buscan una gran calidad de imagen y que tampoco van a hacer un uso profesional, por ejemplo. Sino que lo buscan más para satisfacer una afición o hobby. Aparte de ello, si además buscas algo lo más sencillo y fácil de usar posible, entonces mejor escoger un modelo refractario, ya que estos no requieren mantenimiento.

Para ver objetos, aves o cosas similares en la Tierra, entonces los refractores o catadióptricos serian la opción ideal por sus características, pero para observar cuerpos celestes te puedes decantar por uno catadióptrico o de reflector. Finalmente, ten siempre en cuenta que para usos más intensivos o de alto rendimiento, necesitarás uno catadióptrico que permita ver con mejor calidad.

Sin embargo, si no tienes muy específico lo que quieres hacer y simplemente buscas uno que te sirva para muchas cosas, que sea resistente y asequible, los reflectores tienden a guardar la mejor relación calidad precio.

Lo fundamental que debes saber sobre telescopios

el-mejor-telescopio

Ahora bien, aparte de todo lo que ya sabemos sobre los tipos de telescopios y sus diversos usos es importante que te familiarices con otros términos que encontrarás en la mayoría de descripciones de telescopios y que te ayudarán a tener una mejor idea de cuál deberías escoger para ti. Claro, que también te servirán para ampliar tus conocimientos y poder hacer un mejor uso de tu nuevo instrumento de observación.

Apertura

La apertura es ese primer aspecto básico que todo usuario de telescopio debería conocer antes de hacer su nueva compra. Se trata del diámetro que tiene la lente o espejo por donde entra la luz al telescopio. Esto influirá directamente sobre tu experiencia y la capacidad del aparato para ver objetos lejanos, ya que define cuánta luz podrá entrar en el telescopio y, por ende, cuánta luz e imagen podrás ver.

Como regla general, ten en cuenta que, mientras mayor sea la apertura, mejor será el telescopio. Pero, ¿por qué? Es que, mientras mayor es el diámetro o apertura, más luz puede entrar en el telescopio, lo cual se traduce en una imagen de mucha mayor calidad y nitidez. Como recomendación, incluso si tienes un presupuesto bastante reducido, trata siempre de comprar un telescopio que tenga una apertura amplia. De esta forma te aseguras de que al menos el componente más importante sea de la mayor calidad posible.

La longitud focal

La distancia o longitud focal mide la distancia que hay entre el punto focal de un telescopio y el espejo o lente. Es muy importante, ya que define el tamaño con el que percibes los objetos en el telescopio. A mayor distancia o longitud focal, mayor se verán los objetos.

Esta es una consideración importante, ya que, si escogieras un modelo con poca distancia focal, te quedarías mirando objetos realmente pequeñitos y reducidos. Dicho esto, lo ideal sería escoger un modelo con distancia focal larga y apertura amplia, pero debemos decirlo, estos modelos suelen ser más costosos y, sinceramente, la distancia focal no es tan importante como la apertura. Así que, si en algún momento te ves escogiendo entre un telescopio en base a su apertura y longitud focal y no te da tu presupuesto para el mejor, escoge el que tenga más apertura.

El nivel de magnificación

La capacidad de un telescopio de hacer ver los objetos pequeños como más grandes para que los puedas observar cómodamente se conoce como la magnificación. Y esta viene íntimamente relacionada con la distancia focal y la mirilla. Siempre es aconsejable contar con una buena magnificación para poder ver los objetos un poco más grandes y apreciar mejor los detalles, pero lo que realmente importa más es que el telescopio produzca una buena calidad de imagen, con claridad y nitidez.

Dicho esto, sería algo así como el tercer aspecto en nivel de importancia, después de la apertura y longitud focal.

Controles electrónicos

Enkeeo Telescopio Terrestre...

Si has tenido algún telescopio alguna vez, sabrás que normalmente se usaban de forma manual y tú tenías que hacer todo el trabajo de apuntarlo y dirigirlo a las constelaciones, estrellas o planetas que querías visualizar.

Hoy en día es posible conseguir telescopios electrónicamente avanzados que cuentan con la capacidad de apuntar directamente a los objetos o cuerpos celestes que quieras ver en el cielo profundo. Es que vienen con un computador que ya apunta el telescopio directamente a los objetos que quieras.

Si bien es una verdadera chulada, lo cierto es que no es necesario para el usuario promedio, para quien podría terminar siendo más bien un gasto innecesario, ya que este tipo de telescopio sube bastante más en el rango de precios y se escapa de los más baratos que buscan los principiantes o usuarios casuales.

Ahora bien, si te gusta la astrofotografía o te hace falta un telescopio que pueda seguir objetos en movimiento o hasta el movimiento de la rotación de la tierra, entonces sí que te vendría bien un modelo con controles electrónicos.

La mirilla

Cuando estamos comparando modelos y marcas de telescopios, siempre nos fijamos más en la apertura y distancia focal, además de otros aspectos como el tamaño, si se nos hará fácil de transportar o incluso cuántos accesorios trae.

Sin embargo, un punto que solemos dejar pasar y que en realidad es super importante es la mirilla. Piensa que la mayor parte del tiempo que estés observando en tu telescopio, lo harás a través de ella, lo cual conlleva acercar tu ojo y tenerlo apoyado sobre la misma por largos periodos de tiempo. No hay nada peor que tener una mirilla demasiado pequeña, ya que tendrás que hacer mucho esfuerzo para mirar y, por más que te esfuerces, la imagen siempre se verá muy pequeña.

Lo ideal es que sea amplia para que puedas ver a través de ella sin tener que ajustar la visión constantemente, y que además tenga algún tipo de contorno ergonómico o banda de goma para poder apoyar el ojo cómodamente y sin hacerte daño.

Usa la montura correcta

Un telescopio debería tener siempre una montura fuerte y resistente que pueda soportar su peso y evitar que se mueva o vibre demasiado. También es importante que dicha montura permita un movimiento suave y fluido en todas direcciones para que puedas ajustar la observación con toda comodidad.

Lo bueno es que la mayoría de telescopios del mercado vienen ya con su montura, por lo que simplemente se trata de ensamblar y usar. De todas formas, en algunos casos estas monturas no son tan buenas y no vendría mal invertir en una un poco mejor. Ahora bien, si el telescopio que compras no tiene la montura, no hagas lo mismo que mucha gente que va y lo monta directamente sobre el trípode de la cámara. Estos simplemente no son lo suficientemente resistentes y no son aptos para telescopios.

Otra opción es usar monturas con motor, las cuales son bastante costosas pero, al usar motores, permiten controlar el telescopio mediante un ordenador y hacer que siga automáticamente ciertos objetos.

El objetivo o buscador

Esta es otra de las piezas importantes de cualquier telescopio y que nunca deberían faltar entre los accesorios de cualquier aficionado a la astronomía. Es que el buscador te permite apuntar el telescopio más fácilmente a los objetos del cielo que quieras observar.

Cuando se trata de objetos grandes o brillantes y fáciles de ver como la luna o estrellas cercanas, es más fácil mover el telescopio sin necesidad de un buscador u objetivo, pero cuando se trata de objetos más pequeños o lejanos, es super útil tener un buscador de calidad.

Ten en cuenta que muchos modelos los incluyen, pero en caso de que no, o de que simplemente quieras mejorar el que viene con tu telescopio, merece la pena conocer las variedades y saber cuál podría venirte mejor.

Una de ellas es la sencilla, que simplemente se acopla al telescopio, te acercas a ella y buscas el objeto que quieras ver. Es la ideal para quienes comienzan en este mundillo. Luego están los buscadores de láser, que proyectan una pequeña luz laser  roja hacia el cielo y facilitan la observación, mientras que los más avanzados parecen un pequeño telescopio y, con la ayuda de una retícula o punto de mira, ayudan a localizar hasta los cuerpos celestes más evasivos.

Otras cosas que debes saber sobre telescopios

¿Cómo funciona un telescopio?

Aunque pueda parecer algo complicado, los telescopios funcionan en una forma bastante sencilla, ya que simplemente recogen la luz solar para que nosotros podamos ver la imagen por la mirilla. El tema está en que cada tipo de telescopio varía según la forma en que recolecta la luz.

Cuando miras la luna con tus ojos, simplemente ves un punto blanco grande sin mayor detalle ni nada especial, el tema es que tus ojos no pueden recoger suficiente luz, mientras que un telescopio sí porque cuenta con elementos ópticos diseñados para ello. De hecho, un telescopio lo que hace es recolectar toda esa luz y amplificarla para que puedas ver los detalles y texturas de cada objeto que mires en la inmensidad del cielo.

Mientras más grande, mejor

Como te comentaba al hablar de la apertura, siempre se recomienda que el telescopio sea más grande, bien sea en el diámetro de las lentes, y también en distancia focal. Es que esto siempre permite una mayor entrada de luz y un mejor proceso de recolección y magnificación de la misma. Dicho esto, un espejo de 10 cm es incluso 4 veces mejor que uno de 5 cm.

Ten en cuenta que los modelos de rango medio tienen una apertura que varía, de normal, entre 100mm y menos de 250 mm y son los ideales para aficionados a la astronomía que quieren acercarse más a lo profesional o quienes quieran hacer astrofotografía. Ya cuando miras más allá y buscas modelos de más de 250 mm de apertura, estamos hablando de modelos para un uso más profesional.

Los accesorios adicionales que necesitarás

Aunque el hecho de comprar el telescopio solamente ya parezca algo bastante complicado, lo cierto es que también debes mirar una serie de accesorios que resultan bastante útiles y muchas veces indispensables. Lo bueno es que muchos de estos accesorios ya vienen incluidos en variedades de telescopios, por lo que no tendrás que invertir en tantos accesorios por separado.

Uno de estos accesorios útiles es un trípode para poder ubicar el telescopio sobre suelo firme y evitar movimientos bruscos o vibraciones que dañen la calidad de imagen. También merece la pena tener un estuche o funda para guardarlo mientras no lo usas, un soporte para el móvil para poder realizar astrofotografía con mayor comodidad, o incluso diferentes lentes para lograr una mayor magnificación.

Las preguntas más frecuentes

🔭 ¿Es posible ver planetas usando telescopios?

Sí. De hecho, no hace falta comprarse un telescopio demasiado grande o avanzado para poder ver los objetos y planetas de nuestro sistema solar, ya que incluso los telescopios de menor tamaño te permiten ver grandes planetas, y los modelos medianos son útiles para ver planetas más pequeños como Venus y Marte o claro, gigantes como Júpiter. Hasta podrías ver el cambio de Saturno durante las noches.

🔭 ¿Realmente cuánto tengo que gastar para tener un telescopio decente?

A ver, un telescopio decente, que te permita ver objetos no tan distantes y no tan pequeños, puede costar desde unos 50€ en adelante. Claro, en este nivel de precio, verás modelos bastante sencillos, normalmente reflectores, que no permiten una claridad de imagen demasiado nítida o clara.

Luego puedes ir subiendo de precio hasta fácilmente unos 270 o 300€, encontrando modelos de amplia apertura y distancia focal, e incluso con motor para ciertas funciones más interesantes. También estos telescopios de mayor precio suelen venir con algún añadido especial como trípodes resistentes para prevenir el movimiento indeseado, como el primer modelo de nuestra comparativa, que incorpora trípode con patas de acero.

🔭 ¿Qué tamaño de telescopio necesito para ver los anillos de saturno?

Hasta un telescopio pequeño en 25x de magnificación podría permitirte ver los famosos anillos de Saturno, claro, que sin demasiado detalle o nitidez en los anillos y estructuras. Si quieres algo un poco más claro y detallado, entonces deberías buscar un modelo con al menos 70 mm de apertura y una magnificación de al menos 50x.

De esta forma podrás ver toda la magia de los anillos y los observarás como estructuras separadas del planeta como tal. Es que, en los modelos más sencillos, los anillos parecieran estar pegados a Saturno, no se notan claramente las divisiones.