Los puentes más peligrosos del mundo

¿Qué sería de los viajes sin un poquito de aventura y de adrenalina?

Para mí, es lo que le sazón a la experiencia.

Si opinas como yo, apúntate los nombres de los puentes más peligrosos del mundo que pondrán a prueba tus nervios.

¡Son ALUCINANTES!

Pero, te advierto, no son aptos para viajeros fácilmente impresionables o que sufran de vértigo.

Si es tu caso, es momento de cerrar esta ventana.

¡No digas que no te lo advertí!

Los puentes más peligrosos del mundo

Síguenos en nuestro canal de YouTube

Existen cinco tipos principales de puentes:

  • Puentes viga
  • En ménsula
  • En arco
  • Colgantes
  • Atirantados

Y el resto, que son derivados.

Pero los 20 que te voy a presentar a continuación no son cualquier cosa que hayas visto antes.

La mayoría son puentes colgantes que ponen a prueba la valentía de cualquiera.

De madera, de raíces de árboles, construidos por ingenieros, construidos por la naturaleza o improvisados por habitantes de la zona…

¿Te atreves a cruzarlos?

¡Debes hacerlo al menos una vez en la vida!

A continuación, te presentamos los puentes más peligrosos del mundo:

1. Puente Aiguille du Midi, Alpes Franceses

Puente-Aiguille-du-Midi

Mont Blanc no solo es una marca FAMOSÍSIMA, es también el nombre de uno de los macizos de los Alpes franceses.

Una de las montañas que lo componen es la Aiguille du Midi.

Su traducción literal al castellano es “Aguja del Sur”.

¡Tiene 3.842 metros de altura!

Pero lo que nos trae aquí es su puente o pasarela que lleva al Pitón central.

Aunque es corto, está hecho para quienes tienen nervios de acero porque ver lo ALTO que está es realmente escalofriante.

Y es que conecta a dos montañas desde la cima.

Yo, genuinamente, no sé si me atrevería.

Pero, ¡hey!

No pasa nada si estando ahí decides no cruzarlo, la verdad es que las vistas privilegiadas que tendrás desde el teleférico ya habrá valido la pena todo el viaje.


2. Canopy Walk, Ghana

Canopy-Walk

Nos vamos a África Occidental para visitar el Parque Nacional Kakum, uno de los parques más populares de Ghana.

Se encuentra en los alrededores costeros de la Región Central de este país y tiene la ÚNICA pasarela de dosel de la selva tropical de África.

El parque es una pasada. Abre a las 8:00 am y durante TODO el recorrido se pueden observar distintas especies de aves, insectos y vegetación.

Pero la verdadera protagonista es esta increíble pasarela que se sostiene de 6 árboles.

Tiene una altura de 40 metros y una longitud total de 330 metros que se divide en siete tramos.

ATENCIÓN:

Asegúrate de llegar a primera hora de la mañana si quieres vivir esta experiencia tan emocionante sin tener que esperar por una laaaaargaaaaa fila de personas.


3. Puente colgante de Capilano, Canadá

Puente-colgante-de-Capilano

Si vas a Vancouver y te gusta la adrenalina, NO PUEDES dejar pasar la oportunidad de atravesar el puente colgante de Capilano que pasa por encima del río homónimo.

¡Tú puedes ser uno de los más de 1.2 millones de personas que lo visitan cada año!

El boleto tiene un costo de 38,49€ para los adultos, pero tienen precios especiales para niños, adultos mayores y jóvenes, e incluso paquetes familiares que salen a cuenta.

Puedes comprarlos en su sitio oficial.

Es una experiencia llena de adrenalina porque el balanceo del puente puede hacer titubear a cualquiera.

Tiene 140 metros de largo y está a 70 metros sobre el río.


4. Puente de cuerda Carrick-a-Rede, Irlanda del Norte

Puente-de-cuerda-Carrick-a-Rede

Aquí en Europa tenemos otro puente NO APTO para los débiles de corazón. Estamos hablando de uno de los puentes más populares: el puente de cuerda Carrick-a-Rede, que une el continente con la pequeña isla de Carrickarede.

Se cree que fue construido por los pescadores de salmón y que han estado construyendo otros más durante más de 350 años.

En cualquier caso, este en particular ha cambiado mucho de forma a lo largo de los años.

Sí, es un puente de cuerda bastante camaleónico.

Está abierto durante TODO EL AÑO, sujeto a condiciones climáticas, para todos los viajeros que se atreven a cruzarlo.

Los tickets pueden comprarse aquí por 10€, aunque actualmente está cerrado.


5. Puente Eshima Ohashi, Japón

Puente-Eshima-Ohashi

¡Esto sí que es extremo!

No por nada se le conoce también como el Puente de la Montaña Rusa.

Es el puente rígido de estructura de hormigón más grande del país y el tercero más grande del mundo.

Conecta a las ciudades Matsue y Sakaiminato, mientras pasa por el  lago Nakaumi.

El puente japonés de Eshima NO es un puente apto para peatones, sino para coches y otros vehículos.

Y depende desde qué ángulo se mire, las fotos pueden ser verdaderamente IMPACTANTES.

Su altura es de 44 metros y tiene una pendiente del 6,1% por un lado y del 5,1% por el otro. Fue construido así para dejar pasar a los grandes navíos que van rumbo a mar abierto.


6. Puente colgante de Ghasa, Nepal

Puente-colgante-de-Ghasa

Nada más hay que ver las fotos y te darás cuenta de lo ATERRADOR que resulta el puente colgante de Ghasa.

Y es que no solo tiene una longitud de 345 metros sino que además es bastante estrecho y se tambalea con las ráfagas de viento típicas de la zona.

Pero, ¡hey!

Este puente es el perfecto ejemplo de que las apariencias engañan.

Aunque se vea inestable, que parece estar al borde del colapso, y de que se ha catalogado como uno de los puentes más peligrosos del mundo, la verdad es que su construcción no es resultado de la suerte sino que ha sido planificado para ser seguro.

El objetivo de este puente no es solo conectar a peatones sino también para que los rebaños de animales pudieran pasar sin tener que recorrer senderos peligrosos y estrechitos.

A los animales les ponen anteojeras para que puedan pasar en calma y las familias locales ya están acostumbradas a este puente y a las vistas abiertas del Himalaya.

¿Y tú? ¿Te atreverías a cruzarlo?


7. Puente Hussaini Hanging, Pakistan

Puente-Hussaini-Hanging

Se dice que de los puentes peligrosos del mundo, este es el segundo.

Como pasa con el anterior, nada más las fotos de este puente causan TERROR.

Imaginate estar ahí, dar un paso y que una sensación de inestabilidad de invada.

Sí que hay que tener los nervios de acero para pasar por ahí.

La historia de este puente se remonta a la época de dominio británico en el pueblo de Shishkat en Gojal.

En la actualidad, los residentes Husseini lo utilizan para llegar a Zar Abad y transportar productos agrícolas.

La verdad es que tiene  muy POCO mantenimiento, le faltan muchos tablones de madera y el viento fuerte lo estremece.

Y, sí, esto asusta MUCHÍSIMO.

Pero, a pesar de esto, es un puente relativamente seguro que los lugareños usan casi a diario y que se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de la zona.

Si te atreves a atravesarlo, solo necesitas 200 rupias pakistaníes (1,01€).


8. Puente Kuandinsky, Rusia

Sin dudas, el más temible y peligroso de TODA Rusia.

Está ubicado sobre el río Vitim, que está en el límite de la región de Zabaikalsky y la República de Buriatia.

Su construcción empezó en 1982 y quedó en el olvido.

Sin embargo, a su propio riesgo y responsabilidad, muchos lugareños y viajeros de TODO EL MUNDO, llegan para cruzar esta estructura que quedó a medias.

NADIE le hace mantenimiento a este puente de 570 metros de largo, más que una que otra reparación que han hecho por su cuenta los habitantes de la zona.

De hecho, en 2016, el tribunal ordenó que cerraran el puente.

Esto no le gustó mucho a los lugareños, quienes decidieron seguirlo usando por ser el ÚNICO camino a Kuanda.


9. Puente Langkawi Sky, Malasia

Puente-Langkawi-Sky-Malasia

Su nombre se traduce como Puente del cielo y su plataforma está a 660 metros sobre el nivel del mar.

Este puente peatonal tiene una forma curva que lo hace aún más ALUCINANTE.

Tiene 125 metros de largo y se ubica en la cima de Gunung Mat Cincang en Pulau Langkawi , la isla principal del archipiélago de Langkawi en Kedah.

El Sky Bridge de Langkawi se terminó en el año 2005 y desde entonces se ha capitalizado como una de las atracciones más EMOCIONANTES del lugar.

A diferencia de los otros que hemos explorado, este genera mucha más confianza por su estabilidad y buena construcción, incluso tiene barandillas.

Cruzar este puente es tan solo una de las actividades que se pueden hacer ahí, además de comer en un restaurante con vistas 360 espectacular, su cine 6D o subir en teleférico o cabina.

¿Planeando visitar Malasia pronto?

¡NO te pierdas la oportunidad de cruzar este puente!

Puedes comprar tus entradas en su sitio web.


10. Puentes Living root, India

Puentes-Living-root-India

No es uno sino dos.

Pero entre los dos no suman ni el puente más alto del mundo, ni entra en la calificación de los puentes más altos del mundo.

Entonces, ¿por qué están aquí?

Es que hablamos de dos puentes colgantes formados SOLAMENTE por raíces de plantas vivas que conectan a un árbol y a otro.

Sí, así de simple de peligroso como suena.

Aunque parezca increíble, estos son bastante comunes en los pueblos Khasi y Jaintia.

Estos dos, específicamente, se encuentran en Meghalaya, al noreste de la India.

Hay dos cosas que los hacen bastante estables: que los árboles del que se forman están sanos y las raíces de los puentes pueden crecer naturalmente y fortalecerse.

Y que cuenta con el mantenimiento y cuidado de los habitantes.

Más que puentes, son ya una tradición.


11. Marienbrucke, Alemania

Marienbrucke-Alemania

Volvemos a Europa, concretamente a Hohenschwangau, para recorrer el Puente de la Reina María.

Se extiende 90 metros sobre el río Pöllat y tiene de vecino al castillo Neuschwanstein.

Sí, las vistas desde ahí hasta el castillo Neuschwanstein son IMPRESIONANTES y puedes hacer unas fotos ALUCINANTES.

Pero no es solo lo evidente lo que nos atrae de este puente.

Además, destaca porque a pesar de haber sido construido a principios de 1866, su diseño de arco sin bisagras es bastante avanzado.

No hay que pagar para atravesar este puente. es GRATIS.

La mejor manera de llegar es en bus, te deja a 5 minutos andando del puente. Y, aunque la subida es empinada, MERECE TODA LA PENA.

¡Menudos fotones harás!


12. El Puente de los monos, Vietnam

El-Puente-de-los-monos-Vietnam

Vietnam tiene lugares y cosas maravillosas para visitar.

El Delta del Mekong, por ejemplo, es famoso por su Cầu khỉ.

Hablamos del puente de los monos. y no es un puente específico. De hecho, se le llama así a cualquier paso de madera, cocotero o bambú, hecho a mano, que permite cruzar un arroyo o río.

Si bien provocan terror en todo aquel que no está acostumbrado a ellos, es el pan de cada día de quienes habitan la zona.

Ellos los construyen y usan con muchísima frecuencia.

En Mekong los puedes ver por TODOS LADOS, suspendidos a 2 a 10 metros de altura.

Si te encuentras uno, no dudes en vivir la experiencia de atravesarlo como todo un lugareño.


13. Puente de Musou Tsuribashi, Japón

¿Recuerdas lo ASOMBROSO que se veía el puente de Eshima?

Pues, resulta que NO ES el más aterrador de Japón.

Ese título lo ostenta el puente de Musou Tsuribashi.

Se ubica en los Alpes del sur de Japón y sorprende por lo estrecho y precario que es.

Fue construido en 1950 y también tiene el título del puente colgante más antiguo del país.

No vamos a mentir, es verdaderamente riesgoso pasar sobre este puente que se mantiene unido principalmente por alambre y tablas delgadas de madera a lo ancho.

De hecho, el puente se está cayendo a pedazos y cada vez le faltan más tablas.

Atravesarlo no es la única experiencia llena de adrenalina, incluso para llegar a él hay que escalar la ladera de la montaña con cadenas de metal.

¡Es demasiado empinado para escalar sin estas cadenas!


14. Puente de Ojuela, México

Puente-de-Ojuela-Mexico

Nos vamos a la ciudad duranguense de Mapimí para visitar el Puente de Ojuela.

Llegar a este puente colgante, de 318 metros de largo y 1.80 metros de ancho, es toda una aventura.

El recorrido turístico está compuesto de la visita a una mina y el cruce del puente.

Pues este puente, construido en 1892, servía para transportar la extracción del mineral de la mina de San Rita al pueblo de Ojuela.

Debes saber que hay que caminar mucho; así que ponte zapatos cómodos.

Al atravesar este puente no solo te maravillas con el paisaje sino que tus nervios pueden dispararse al escuchar crujir las maderas mientras lo atraviesas.

Además, las vistas al barranco de 95 metros de profundidad son realmente aterradoras.

Y también es verdad que algunas tablas de madera se han caído a lo largo del tiempo.

Un tour full day para este puente puede costar 71,75 pesos mexicanos por persona, lo que equivale a 3,5€.


15. Puente Royal Gorge, EE.UU.

No es cualquiera sino el puente colgante más alto y famoso de Estados Unidos y desde él se puede apreciar TODA la belleza del estado de Colorado.

Está ubicado a 291 metros sobre el famoso río Arkansas.

Un dato curioso es que el Puente Royal Gorge está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

Fue construido en 1929 y se completó en MENOS de 7 meses.

Hoy es una experiencia que podemos vivir en el parque que han construido alrededor de él para capitalizarlo inteligentemente.

Pero no es parte de las carreteras de ese Estado, es más una atracción turística.

Lo mejor será que te pilles aquí la entrada completa y disfrutes no solo del puente sino del resto de las atracciones.


16. Puente de las siete millas, EE.UU.

Seguimos en los Estados Unidos, pero esta vez damos un gran salto hasta Florida.

El puente de las siete millas, o Seven Mile Bridge, conecta a Knight’s Key con Little Duck Key.

El actual es lo suficientemente ancho como para que puedas detener una llanta pinchada si lo necesitas.

Antes había uno más estrecho y angosto, hoy se puede ver mientras conduces a través del nuevo.

Tiene 3813 km de largo y estuvo entre los puentes más largos que existían cuando se construyó en 1982.

Está formado por una estructura de vigas cajón construida a partir de hormigón pretensado.

El puente se eleva hacia el centro, en un arco de 20 metros de alto, para que puedan pasar los botes.

Como dato curioso, este puente ha aparecido en películas como A todo gas 2.


17. Puente Sidu River, China

Sidu-River-China

Este puente cruza el valle del río Sidu, un valle de 500 metros de profundidad.

Además, es parte de la nueva autopista G50 Huyu, paralela a la China National Highway 318, una ruta este-oeste entre Shanghai y Chongqing.

Ha estado activo desde el 15 de noviembre de 2009, así que forma parte de la historia reciente china.

Y no solo eso, sino que es el primer puente colgante de montaña de China.

Solo puedes atravesarlo en coche u otro vehículo porque se trata de una autopista de cuatro carriles de dos vías.

Un dato curioso de este puente es que la primera parte del cable de suspensión instalada fue la primera que se colocó con un cohete.


18. Puente Storseisundet, Noruega

Puente-Storseisundet-Noruega

Seis años pasaron para terminar de construir este puente voladizo de 260 metros de largo.

Durante ese tiempo, los trabajadores lucharon con el clima salvaje que caracteriza a Noruega y doce veces se interrumpieron las obras a causa de huracanes.

Empezó a funcionar el 7 de julio de 1989 y es famoso por ser el más largo de los ocho puentes que forman la carretera del Atlántico, que comunica por carretera a la península de Romsdal continental con la isla de Averøya.

Pero no es tan inocente como suena, la verdad es que su diseño hace que, desde cierto ángulo, parezca más un trampolín que un puente a medida que te acercas.

La sensación es como si el coche en vez de continuar, fuera a salir volando en cualquier momento.

Si tienes nervios de acero, seguro que te encantará la experiencia de conducir por sus curvas cerradas y ALUCINAR con el hecho de que parezca que el puente desaparece por momentos.

¿Te atreves?


19. Puente de suspensión sobre los glaciares Trift, Suiza

Puente-de-suspension-sobre-los-glaciares-Trift

En el año 2004 se construyó un puente para facilitar el acceso a los trabajadores de una planta hidroeléctrica cerca del glaciar.

Viendo todo el atractivo y potencial que tenía, no dudaron ni un segundo en construir el que hoy conocemos como Triftbrücke o puente de Trift y que abrió al público en 2009.

Se encuentra en los Alpes suizos y atraviesa el lago Triftsee, cerca de Gadmen.

¿Algo curioso?

Está inspirado en los altos puentes de alambre de Nepal, como el puente colgante de Ghasa del que hablamos anteriormente.

De ahí radica tu simplicidad y la apariencia de que pudiera desplomarse con cualquier ráfaga de viento.

Pero la verdad es que es bastante seguro.

Sin embargo, es balancea con el movimiento de quienes lo transitan, cruje y se mueve con el viento.

Y sus vistas, aunque IMPRESIONANTES, no son aptas para cardíacos.

Eso sí, te advierto que tienes que ser un GRAN AVENTURERO para visitarlo ya que para llegar necesitarás tomar un teleférico en Meiringen, luego una góndola y caminar cuesta arriba por más de una hora.


20. Puente U Bein, Myanmar

U-Bein-Myanmar

Myanmar, antes llamado Birmania, es un país del sudeste asiático que cuenta con más de 100 grupos étnicos y con uno de los puentes más peligrosos del mundo.

Hablamos del U Bein, que es el puente de teca más antiguo del mundo y el puente peatonal de teca más largo que cruza el lago Taungthaman.

Algo muy interesante es que está hecho con restos de un palacio real.

Sí, las tablas de teca que componen la superficie del puente fueron tomadas del antiguo palacio real de Inwa.

Este puente es el resultado de 3 años de trabajo que culminaron en 1851.

Tiene una belleza particular y una ligera curva en sus 1.200 metros de largo.

Es uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol y captura el encanto de Mandalay .

Aunque no vamos a negar que, al ser un punto MUY POPULAR de la zona, ha tenido mucho uso y varias de las tablas originales deberían ser reemplazadas o renovadas para que no se desprendan por completo.

Las que se han reemplazado, lo han hecho con concreto, lo que puede acabar con su atractivo original.