Mejor-bolsa-de-esquís

Seguramente, habéis pagado una pasta por vuestros esquís. Y permitir que se golpeen entre ellos o contra vuestros bastones de esquí durante un viaje, es una manera de arruinarlos. Así que, es momento de proteger vuestra inversión con la mejor bolsa de esquís.

Os hablo de una bolsa que resista no solo el uso en alta montaña, sino que también los embates más duros de una travesía por carrera o aire, como, imperfecciones del camino, la manipulación sin piedad del personal en los aeropuertos, entre otros escenarios que podrían en peligro la integridad de vuestros esquís y resto del equipo.

¿Cuál es la mejor bolsa de esquí?

Después de varios años probando y escuchando la opinión de expertos, es un hecho que determinar cuál es la mejor bolsa de esquí va más allá de la relación calidad precio.

No obstante, existen ciertas características que os adentrarían a la respuesta, como, interior y exterior de la bolsa hecho material duradero y resistente al agua. Además de contar con acolchado y otros plus como los presentes en la comparativa de las siete mejores bolsas de esquí del mercado, entre las cuales podría estar la compatible con vuestro bolsillo y necesidades.

Las 7 Mejores Bolsas de Esquís

1. Bolsa de esquí AmazonBasics ZH1707006

Desarrollada en poliéster de doble tejido y 1680D denier de alta densidad con respaldo impermeable, esta bolsa acolchada de esquí tiene una capacidad para un par de esquís alpinos o de fondo de hasta 170 centímetros de longitud.

Además de su acolchado de extremo a extremo para resguardar de daños al equipo, esta bolsa incorpora asas superiores con empuñadura acolchada y cremallera en espiral de nailon autorreparable de fácil, uniforme y suave apertura.

2. Bolsa de esquí GRM 180 / 190

Esta bolsa para esquís y bastones que está disponible en medidas de 180x20x20 cm y 190x20x20 cm, ha sido fabricada en poliéster resistente al agua de 600 denier de densidad, capaz de proteger al equipo frente a diversas condiciones del clima, incluyendo nieve y lluvia.

Entre otras características, este modelo incorpora un relleno de espuma de 5 mm de grosor, manillas ergonómicas y acolchadas, así como cremallera SBS de longitud completa para fácil acceso al interior de la bolsa.

3. Bolsa de esquí en conjunto Brubaker

Esta propuesta incluye la bolsa “Carver Performance” para un par de esquís y la bolsa “Super Performance” para botas y casco de esquí. Ambas, desarrollas en tela de poliéster 600 con poliuretano.

En cuanto a la bolsa de esquí, disponible en 170 cm y en 190 cm de largo, su interior está forrado en fibra de vidrio resistente a cortes, así como un acolchado espuma de poliuretano de 10mm. Y la bolsa para botas y casco, dispone de un compartimento con entrada lateral para las botas de esquí que las separa del compartimento principal.

4. Bolsa de esquí Driver13

Desarrollada en poliéster 600D con dobles suturas PU y revestidos, esta bolsa le ofrece a los peques la posibilidad de almacenar y transportar su par de esquís de manera cómoda y segura, contando además con espacio extra para otras cosas.

Con un peso de tan solo 340 gramos, en esta bolsa se pueden llevar además unas palas de nieve, los bastones o material para esquí Bigfoot.

5. Estuche rígido de esquí Sportube 2 Series Originales

Este portaesquís de carcasa dura ha sido moldeado por soplado de polietileno de alta densidad, para asegurar robustez, ligereza y durabilidad. Además, es capaz de adaptarse a todo tipo de esquí de hasta 210 cm de longitud.

Con una garantía limitada de 5 años y capacidad para dos pares de esquíes y bastones alpinos o 4 pares de esquís y bastones nordic / patines, este estuche incorpora ruedas de goma para ofrecer mayor maniobrabilidad.

6. Bolsa de esquí Fischer Eco Alpine Z10717

Esta bolsa que ha sido diseñada para almacenar y trasportar un par de esquí y tres pares de bastones de esquí, está disponible en dos diferentes tamaños, de 175 cm y 190 cm.

Entre otra de sus características, esta bolsa asegura durabilidad y confort, gracias a su elaboración en materiales de alta calidad; entre ellos, 100% poliéster y nylon con doppelzip, así como un asa para fácil y efectivo transporte del equipo.

7. Estuche rígido de esquí Sportube 1 Series Originales 11BKSW

Con este modelo de estuche rígido es posible transportar y proteger un par de esquís y bastones alpinos o dos pares de esquís y bastones nórdicos/de skate.

Fabricado en material duradero y con 5 años de garantía, este estuche es capaz de adaptarse a todos los tipos de esquí y fijaciones de hasta 210 cm de longitud, ofreciendo en su interior un ajuste de punta a cola.

¿Cómo elegir la mejor bolsa de esquí?

Zapatos-y-Bolsos-para-esquiar

Además del tamaño y el diseño, claro, porque a partir de ese aspecto podríais calcular la cantidad de esquís, tablas y/o accesorios que podréis llevar, existen otros factores –menos obvios, por cierto- que debéis considerar antes de comprar una bolsa de esquí o snowboard, porque, como en todo, cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras.

  • Relleno

El mercado os da la oportunidad de elegir entre bolsas de esquí acolchadas y sin acolchado.

Ahora bien, mientras que a menudo una bolsa de esquí sin relleno y desarrollada en nylon grueso es más barata, ésta no proporciona una protección adecuada para los viajes aéreos.

En cambio, los varios milímetros de espuma de celda cerrada de una bolsa de esquí con relleno, os asegurarían un resguardo superior. Y si se trata de un modelo que además incluya un divisor entre múltiples pares de equipos, imaginad, mantendríais vuestros esquís organizados y fáciles de transportar, evitando que se rasquen o rayen entre sí durante la travesía.

Eso sí, para garantizar máxima protección en caso de múltiples viajes, la mejor opción sería un estuche rígido para esquís.

  • Utilidad

En caso de que tengáis en mente llevar más que vuestros esquís y/o tabla de snowboard, es momento de que comencéis a pensar en una bolsa de carga que es como usualmente se le denomina a aquellas bolsas de esquí suaves que incluyen espacio para otros equipos para esquiar.

Obviamente, tendríais peso adicional, pero sería la bolsa de esquí recomendada para que podáis almacenar, transportar y proteger vuestros bastones de esquí y demás material para vuestro viaje.

Ahora bien hay esquiadores que prefieren una bolsa de arranque para los complementos más susceptibles, como, las botas y gafas de esquí, al igual que el casco de esquí, por ejemplo, ya que los esquís pueden ser ásperos o tener bordes metálicos que podrían arañar u ocasionar otros daños a dichos complementos.

  • Número de esquís

¿Recordáis cuando al principio de esta parte os hablaba de este aspecto?

Así, pues, antes de elegir una bolsa debéis considerar cuántas tablas o esquís tenéis, así como estimar que a futuro podríais estar necesitando más espacio para otro par de esquís o tabla.

En este sentido, es menester que distingáis la peculiaridad de que no son favorables las bolsas blandas con más de dos ranuras, ya que por su material de confección –tela- tiene dificultades para sostener más de dos esquís; y además, el peso sería excesivo.

  • Ruedas

En caso de que vuestro viaje incluya recorridos por aeropuertos y resorts, una bolsa de esquí con ruedas sería indispensable; no obstante, si se trata de una bolsa flexible y suave debéis estar al tanto de que el rendimiento de las ruedas no será tan efectivo.

Así que antes de apostar por un modelo específico de ese tipo, echadle un vistazo a fondo a las opiniones de otros usuarios para que estéis seguros que la bolsa funciona cuando está cargada con los esquís.

Estuche rígido vs bolsa blanda

No es extraño que la indecisión os agobie cuando estéis frente a una nutrida selección de bolsas de esquí acolchadas suave o un estuche rígido.

Pero, básicamente, lo que debéis saber para despejar vuestras dudas son los pros y contras más resaltantes de cada uno.

  • Estuche rígido

Por su naturaleza, un estuche rígido de esquí ofrece la máxima protección; no obstante, también resulta más pesado y más difícil para almacenar.

  • Bolsa blanda

Obviamente, no proporciona el nivel de protección de un estuche rígido, pero sí que son más livianas y se pueden plegar en la temporada baja para un fácil almacenamiento. Y como si fuera poco, ofrece un almacenamiento adicional porque es expandible.

Longitud y anchura de los esquís

En esta parte, un aspecto que es esencial tengáis siempre en cuenta es que las bolsas de esquí no son elásticas, por lo que antes de haceros con una, no solo debéis tener clara la longitud exacta de vuestros esquís sino que además elegir un modelo de bolsa que sea más largo porque si vuestros esquís miden 186 cm de largo, por ejemplo, no cabrán en una bolsa de 185 cm de largo.

Y para haceros más fácil el cálculo en caso de que os toque quedar frente a bolsas que se venden por pulgadas -ya que los esquís se miden en centímetros- lo único que tenéis que hacer es multiplicar las pulgadas por 2.54 para calcular la longitud en centímetros.

Considerad además el espacio suficiente no solo para los esquís, sino que además algo extra para que podáis guardar vuestros pantalones y chaqueta de esquí, así como guantes de esquí, entre otras cosas.

Colores

A menudo, las bolsas de esquí suelen ser negras para resistir los efectos de la suciedad, mugre y grasa. Pero como todo, el asunto no es color de rosa porque durante un vuelo, vuestra bolsa de esquí negra podría perderse en el mar de bolsas de esquí negras.

Ahora bien, para evitar ese desagradable episodio, podríais apostar por atar una cinta colorida, un anillo de cinta brillante alrededor de una de las correas u otra seña que distinga a vuestra bolsa del resto.

Y otra de las opciones, es apostar por aquellos modelos que vienen en colores llamativos o que hacen juego con otras maletas (conjuntos).

Eso sí, jamás coloquéis por encima de la calidad de protección a la apariencia de la bolsa.

Correas interiores y exteriores

A diferencia de cuando habláis acerca de otras soluciones de equipaje, las correas de nylon en las bolsas de esquí cumplen dos funciones.

Las correas en el interior de las bosas impiden que los esquís y los bastones se deslicen o se muevan, mientras que las correas en el exterior sirven para ejercer un doble comprimido a ese contenido en el interior. Con ello, además de asegurar la organización, se evitan daños por roce entre los complementos.

Un dato interesante que debéis tener en cuenta, es que en comparación con una bolsa de esquí resistente y duradera que incorpora correas de compresión interiores y exteriores, una bolsa de esquí menos costosa tiende a tener correas mínimas.

Preguntas frecuentes para bolsas de viaje de esquí y snowboard

Equipo-para-Esquiar

💡 ¿Las aerolíneas permiten llevar bolsas de esquí y snowboard?

Casi todas la aerolíneas lo permiten y sin problema alguno. La única pega es que podría costaros un dinero extra y significativo.

Os hablo de unos 68 euros que tendríais que pagar por volar con vuestros esquís.

Aunque también existen líneas aéreas que ofrecen la posibilidad de contar vuestro equipo de esquí como una pieza de equipaje documentado gratis.

Así que si estáis planeando volar con vuestros esquís, no os limitéis a verificar los límites y precios de equipaje, sino a explorar entre aerolíneas para descubrir cuál de ellas tiene la mejor oferta una vez que hayáis considerado el costo por un porta botas de esquí y un estuche de esquí.

💡 ¿Cuál bolsa de esquí ofrece mayor protección?

En caso de viajes en coche o furgoneta, una bolsa suave de esquí asequible podría estar bien porque son más fáciles de manipular y apilar entre el resto de las maletas.

Pero si el plan incluye vuelos, lo más recomendado sería un estuche rígido para evitar daños al equipo al momento en el que caiga en manos de los manipuladores de equipaje; no es secreto para nadie que son nada gentiles con el equipaje ajeno.

Y por otra parte, hay esquiadores que apuestan por estuches específicos como los Sportube que incluyen espuma en la punta y la cola de la funda para evitar que los esquís o la tabla de snowboard se deslicen durante el recorrido.

💡 ¿Merece la pena comprar una bolsa con ruedas?

Por supuesto, y más cuando lleváis más de un juego de esquís o un par de tablas de snowboard y os toca desplazaros por aeropuertos.

💡 ¿Se debe rellenar individualmente los esquís o tablas cuando se empaquen?

Es lo más recomendado, la verdad, ya que los roces y golpes entre ellos podrían arruinar las fijaciones, cuestión que no solo podría resultar en una reparación costosa sino que, en el peor de los casos, apostar por el reemplazo.

💡 ¿Es posible empacar equipo adicional en la bolsa de esquí o snowboard?

En el caso de una bolsa suave, si el espacio y/o los compartimientos os lo permiten, por supuesto. Pero en modelos rígidos, a menudo se hace difícil empacar otras cosas, a menos de que se traten de piezas pequeñas y suaves, como, guantes y/o gorros de invierno, entre otras cosas que se pueden ubicar en espacios vacíos alrededor de los esquís o tablas.

💡 ¿Es mejor comprar una bolsa de esquí individual o una doble?

Todo depende de vuestras necesidades.

Y es que una bolsa de esquí individual es adecuada para esquís, bastones y fijaciones, quedando incluso un poco más de espacio para otros objetos pequeños y/o de fácil compresión, como, guantes y gorros.

Mientras que una bolsa doble os la posibilidad no solo de alternar entre esquís para descenso y esquís para polvo de manera más sencilla, sino que además podríais empacar artículos adicionales para ahorrar espacio en vuestro equipaje principal.

💡 ¿Se puede usar una bolsa de esquí para transportar una tabla de snowboard?

Por esencia, una tabla de snowboard no puede ir en una bolsa de esquí porque la tabla es más ancha que un solo par de esquís; sin embargo, si se trata de una bolsa de esquí doble podría  funcionar para una tabla y fijaciones de snowboard; habrá un exceso de longitud, sí, pero se resuelve doblando el extremo de la bolsa y metiéndola en una de las correas de compresión exteriores.