mejor-bolsa-para-botas-de-esquí

Todos los que hemos tenido el placer de disfrutar de unas vacaciones aprendiendo o practicando con esquís, sabemos lo incómodo que resulta ser llevar los botines a cuestas: estos son pesados ​​y voluminosos. Es por ello que pensando en vosotros, os preparado un listado con las mejores bolsas para botas de esquí, las cuales una vez que las probéis, se convertirán en una necesidad que facilitará la organización de este calzado y otros accesorios en cada viaje. ¡Definitivamente os encantarán!

¿Cuál es la mejor bolsa para botas de esquí?

Cuando estáis planificando un rico viaje de escapada a la nieve, muchas veces el éxito del mismo depende de la organización, así que lo mejor es estar prevenidos y contar con un práctico maletero compacto y de buen espacio que os permita guardar vuestros botines de esquí de forma correcta y rápida, además contaréis con la ventaja de que una vez terminada vuestra aventura, las podréis almacenar en el armario o garaje, manteniéndolas libres de polvo, telaraña y otros agentes externos.

Por tanto, si queréis conocer cuáles son las mejores bolsas de botas para esquí, mirad esta selección.

A continuación, os presentamos las mejores bolsas para botas de esquí: 

Las 7 Mejores Bolsas para Botas de Esquí

1. Bolsa para botas de esquí SALOMON EXTEND GO TO SNOW

Para todos aquellos apasionados de las escapadas hacia parajes invernales con la intención de practicar el arte del esquí, el reconocido sello de gama alta Salomon, ofrece una de las mejores bolsas para todo el equipo indispensable que necesitáis tener a mano antes de descender por la colina.

La pieza en color negro cuenta con dimensiones adaptadas a los compartimentos de equipaje de los aviones en cabina; es lo suficientemente amplia para que guardéis en su interior botas, 1 gorro, 1 par de guantes, ropa y accesorios. Posee un fondo impermeable, bolsillos con cremalleras, compartimentos interiores y correas de hombros regulables.

2. Saco para botas de esquí impermeable MOUNTAIN WAREHOUSE – Plegable y resistente

La segunda de estas bolsas para botas de esquí de esta selección proviene de Mountain Warehouse, quienes tienen tiempo en el mercadillo de la fabricación de artículos para deportes sobre la nieve. Se trata de un estuche resistente, durable e impermeable, ya que su tejido ha sido tratado con un repelente al agua, por lo cual ni la lluvia ni la nieve derretida, afectará la conservación de vuestros zapatos de senderismo o de snowboard, bufandas o guantes, que coloquéis allí.

Viene en talla única en tonos negro o violeta, es plegable y constituye una alternativa barata bastante atractiva para su utilidad.

3. Bolsa para botas de esquí FISCHER ALPINE ECO

La casa manufacturera de Fischer con su modelo Alpine Eco, ofrece a todos los amantes del ski, un modelo de bolsas para botas confeccionada con material plástico a partir del poliéster.

Sus dimensiones de 40 x 40 x 24 cm, hacen de este estuche una pieza lo suficientemente espaciosa para que coloquéis adentro el casco de esquiar, vuestras gafas, y guantes de manera cómoda y organizada.

Dispone de una base reforzada, 1 correa acolchada, 1 ojal de ventilación para que no se acumulen los malos olores, y 1 bolsillo de malla. Es una opción asequible y funcional.

4. Bolsa para botas de esquí DRIVER13 – Relación calidad precio

Si buscáis un modelo original, espacioso y bien confeccionado en cuanto a bolsas para botas de esquí, os sugiero que miréis las piezas de Driver13, la cual según la opinión del equipo de Boleto Viajero, constituye una de las mejores alternativas en cuanto a relación calidad precio.

El estuche se distingue por ser uno de los primeros en introducir 1 compartimento para casco, y una sección reforzada con placa de polietileno en el área de la base para que coloquéis los botines de nieve hasta la talla 47; posee relleno de espuma, ventilación, correa acolchada, bolsillo delantero y 4 divisiones más.

5. Bolso para botas de esquí con funda y bolsillo NAVARIS

Otro de los artículos de menor precio que sin duda constituyen una alternativa recomendada para vuestro bolsillo en cuanto a las bolsas para botas de esquí, proviene de Navaris, quienes se han esmerado por confeccionar una pieza sobria que facilita el transporte y organización de vuestros accesorios y zapatos de senderismo y de nieve.

Dispone de una correa para hombro y de 1 compartimento adicional al principal, en el que podéis almacenar guantes, bufanda y hasta 1 máscara protectora.

Ha sido elaborada en poliéster resistente a 1680D y recubrimiento antipolvo, además su diseño tiene 2 orificios para una mejor ventilación.

6. Bolsa de botas para esquí SIDAS ASACSKIBAGBL17

Una mejor opción para las chicas y chicos que gustan distinguirse en cuanto a la funcionalidad y estética visual, la encontraréis al revisar la gama de productos de la casa Sidas, quienes han diseñado unas bolsas de transporte súper fashion y ultraligeras, para que coloquéis de manera organizada vuestros zapatos de esquiar o de snowboard.

Está confeccionada con nylon flexible y 4 refuerzos; cuenta con 1 bolsillo lateral y 1 ojal de drenaje de la humedad para que salgan de las botas los malos olores y la nieve derretida. Haciendo una comparativa entre su coste, estilo y funcionalidad, encontraréis aquí, la pieza perfecta.

7. Morral para botas de nieve de 50 litros DAKINE

Ya para finalizar el listado de estas bolsas me gustaría ofreceros una versión clásica para transportar vuestras botas de esquí. Se trata de un morral de 50 litros de capacidad, con espacio suficiente para que llevéis llaves, dinero, billetera, móvil, guantes, etc.

Su modelo funcional viene con 1 bolsillo con cremalleras resistentes en la parte frontal, 2 correas acolchadas ergonómicas para que lo colguéis de vuestra espalda confortablemente y un área central dispuesta para los botines. Es resistente y con un llamativo estampado lineal. No es la alternativa menos costosa, pero su calidad hace que valga la pena cada euro invertido.

¿Por qué debéis usar una bolsa de botas esquí?

bolsa-de-botas-de-esquí

  • Lo primero que deberíais saber es que las bolsas para botas de esquí no son solo para botas. Estas suelen tener correas al estilo de una mochila de camping, con la intención de que las ajustéis a otro tipo de calzados, además podéis meter adentro de estas, un casco, guantes, gafas y hasta 1 almuerzo.
  • La otra gran ventaja de las bolsas de botas para esquí, es que por lo general, pueden ser llevadas como accesorio al momento de tomar un vuelo, sin cargo adicional en la aerolínea.
  • Son prácticas y os permiten tener los accesorios para esquiar, bien organizados y en un solo lugar.

¿Qué características debéis buscar en las bolsas para botas de esquí?

A continuación os desglosaré las principales prestancias en que debéis fijaros al momento de comprar cualquiera de las bolsas para botas de esquí, que encontraréis en el mercadillo de accesorios deportivos.

Talla de la bota – La mayoría de las bolsas para botas de esquí están hechas para ajustarse universalmente a todos los tamaños de botines, por lo cual su selección con respecto a este punto, no representará ningún un problema, ya que suelen ser de talla única y lo suficientemente espaciosas.

Espacio de embalaje – La mayoría de las bolsas para botas de esquí se encuentran dentro de un rango general de tamaño, por lo que si el espacio del paquete es motivo de gran preocupación, podéis emplear algunos truquillos como meter los guantes y otros artículos pequeños en el interior de las mismas botas y del casco de esquí, de esta forma maximizaréis los espacios del bolso.

Otro consejillo profesional consiste en mantener una botellita de polvo antimicrobiano para zapatos adentro de la bolsa y espolvoread generosamente al calzado después de cada uso.

Correas para hombros convertibles – Muchas bolsas de botas para esquí tienen pequeños compartimentos escondidos que permiten guardar de manera práctica y rápida, las correas para los hombros. Esta prestancia es ideal para el equipaje facturado de la aerolínea, ya que las correas no quedarán atrapadas ni rasgadas mientras viajéis.

Cordón de amortiguamiento externo – Algunas bolsas para botas cuentan con cordones externos, arneses u otro tipo de amarres amortiguados que os permiten colgar desde golosinas, una chaqueta de esquí bien amarrada, o un sombrero, etcétera, al exterior de vuestro bolso. Si bien esta característica puede aumentar dramáticamente la capacidad de carga, debéis saber que es súper útil, puesto que de no ser por esta, no tendríais espacio para llevar otros artículos igualmente necesarios.

Bolsillos de almacenamiento y accesorios – La mayoría de las bolsas de botas para esquí tienen algunos pequeños bolsillos organizacionales en la parte interna y externa de la pieza. Igualmente y con frecuencia, podéis ver bolsos que poseen en su diseño, una pequeña correa para que amarréis las llaves.

Por tanto, si sois del tipo de persona que os gusta o necesita organizar las cosas en un compartimento más pequeño, definitivamente os sugiero que reviséis que la bolsa que compraréis, incluya dicha característica.

Check-in en la aerolínea – Si estáis planeando un viaje a ese paraje montañoso anhelado y os habéis decido llevar las botas de esquí adentro del avión, debéis considerar si es mejor facturarlas para que vayan en la bodega, o colocarlas en su respectiva bolsa en un compartimiento de la cabina, por tanto verificad que sus dimensiones cumplan con las medidas de la aerolínea.

También es posible que consideréis las bolsas para botas de esquí que poseen compartimentos superiores para guardar más accesorios, así como las que tienen rueditas, estas os facilitarán los desplazamientos a través del aeropuerto cuando tenéis vuelos con conexiones.

Color y estilo – Las bolsas de botas para esquí anteriormente solían venir en negro estándar, pero esto las hacía más monótonas y complicadas de identificar. La buena noticia es que los fabricantes han dado un salto de originalidad, introduciendo al mercado, nuevos modelos con colores y estilos que se adaptan a vuestras particularidades.

Compatibilidad y tamaño del casco – La mayoría de las bolsas para botas están confeccionadas para llevar un par de botines. ¿Pero que sucede si deseáis llevar dos pares?, pues no os preocupéis puesto que hay marcas como la nórdica Swix, que ofrecen un tripack, lo que la convierte en un diseño viable cuando viajáis con más equipo o el de vuestros compañeros. Eso sí, no podréis guardar al mismo tiempo 1 casco de esquí en la misma bolsa, para ello será necesario añadir una funda que podéis colgarla externamente con correas.

Impermeabilizaciones y tejidos – Algunas de las bolsas de botas para esquí de mayor coste pueden presentar un material impermeable o resistente al agua que incluyan:

  • Una cremallera resistente al agua ó
  • Telas a prueba de agua

Al respecto, algunos profesionales de los deportes de invierno dirían que esta prestancia no es tan necesaria, debido a que al congelarse el agua, no se filtrará a vuestra bolsa. No obstante, considero que siempre es útil, ya que la podríais usar en diferentes temporadas para llevar adentro otro tipo de artículos, previniendo además los derrames accidentales de líquidos, y con esto, el que se mojase todo lo contenido adentro del bolso.

¿Cómo mantener vuestras botas de esquí protegidas?

  • Las bolsas para botas de esquí sirven para varios propósitos: Mantienen dichos botines organizados, son fáciles de transportar y los protegen de daños ocasionados por la intemperie u otros agentes externos.
  • Adicionalmente como sabéis debido a que esas pesadas botas de plástico duro poseen las hebillas de metal, pueden rayar, golpear y romper cosas, cuando las dejáis a la ligera en la parte trasera del coche. Por tanto, lo mejor es proteger este calzado deportivo tan importante, a través del uso adecuado de estos bolsos ya que cuentan con una pared acolchada de resguardo.
  • En cuanto a la parte externa de la bolsa, aunque generalmente no está acolchada, es suficiente gruesa para proteger la tabla de snowboard y las puntas de los bastones de esquí que podríais llevar en la parte trasera del automóvil.

¿Cómo prevenir el olor de vuestras botas?

  • Si queréis evitar los olores a pie de jungla que se acumulan en vuestras botas después de una larga jornada de entrenamiento y disfrute en la nieve, es importante que permitáis que el sudor se evapore ventilando los calzados antes de meterlos en la bolsa transportadora.
  • Igualmente es bueno que las coloquéis en una parte del maletero que tenga respiraderos o agujeros para que la nieve que haya quedado atrapada en estas, pueda drenarse.
  • Cuando lleguéis a casa, sacad las botas de la bolsa de esquí y quitadle los forros hasta que estén completamente secos. Luego, podéis volver a guardar las botas en la bolsa.

Principales tipos de bolsas para botas de esquí

bota-de-esquí-en-la-nieve

A continuación os desglosaré los principales tipos de bolsas de botas para esquí que podéis encontrar en portales como Amazon y otras tiendas deportivas por departamento.

  • Maletero con bolsillos laterales

Este tipo de bolsas para botas de esquís os permiten almacenar el calzado por separado, es decir una bota en cada compartimiento interior, lo cual evita beneficiosamente que se rocen las piezas entre sí y con otros artículos que hayáis decidido guardar adentro.

Otra de sus ventajas es que evitan que el agua que se forme de la nieve derretida, llegue a otros accesorios de la bolsa.

Son estuches cómodos y accesibles, manteniendo todo a mano al momento de requerirlo.

  • Diseño con niveles separadores

Si bien el modelo anterior logra a través de sus bolsillos laterales, aislar cada botín, las bolsas para botas de esquí con niveles, ofrecen 2 porciones separadas en el estuche. La primera sería para las botas en sí, mientras que el segundo nivel sería para guardar otras cosas útiles y personales.

Este modelo posee una capa gruesa y resistente al agua para evitar que se mojen las cosas que lleváis adentro.

  • Divisores internos

Este tipo de bolsas para botas de esquí se parecen a una mochila normal, no obstante disponen de divisores internos en forma de paneles rellenos o de otras bolsas resistentes al agua. La desventaja de este modelo, es que no está diseñado para aislar el resto del equipo por completo y vuestras preciosas gafas de esquí, podrían terminar aplastadas.

Más no os asustéis, los fabricantes que han tomado medidas ante este asunto, han incorporado recientemente bolsillos externos con capas protectoras que resguardarán a toda costa vuestros lentes, celulares y otros objetos delicados.

Preguntas frecuentes con respecto a las bolsas para botas de esquí

Ya para finalizar os he preparado una selección de las principales preguntas que suelen hacerme con respecto a las bolsas para botas de esquí. Más ya lo sabéis, si tenéis alguna duda adicional, dejádmela saber y con gusto os responderé.

Soy un esquiador casual, ¿realmente necesito una bolsa para transportar mis botas de esquís?

Tal vez no sea necesario, sin embargo, los instructores y practicantes de esquí alpino recomiendan que sí puesto que son un estuche práctico en el que podéis llevar realmente todo lo necesario para que vuestra jornada en la nieve sea realmente práctica y divertida: botas, casco, gafas protectoras, cera para esquís, refrigerios, etc.

Además, durante la temporada baja, constituyen un buen lugar para almacenar golosinas y mantener vuestras botas de esquí en la bolsa, protegiéndolas de telarañas y polvo.

Finalmente os diré que las bolsas para botas de esquí son elementos imprescindibles para los viajeros frecuentes, os daréis cuenta de ello cuando abordéis vuestro próximo avión con una de éstas.

¿Una bolsa para botas de esquí cuenta como equipaje adicional en un avión?

Depende de la aerolínea. Algunas os permiten facturar de manera gratuita estos estuches e incluso podéis pasarlos como un accesorio adicional que viajará con vosotros en cabina. Es cuestión de que preguntéis antes de comprar el boleto aéreo.

¿Qué debo hacer con la bolsa para botas de esquí una vez que salga de las pistas?

  • Probablemente lo mejor que podéis hacer con vuestra bolsa para botas de esquí, es que alquiléis uno de esos casilleros por día. También podéis guardar todo lo que no necesitáis en el albergue base y salid a pasar la mañana.
  • Otras personas optan por dejar sus bolsas a la vista de todos en el albergue, pero os arriesgaréis a confusiones, pérdidas o robos de equipos.
  • La otra opción es que dejéis vuestro maletero en el automóvil y que llevéis un paquete de hidratación a las pistas. Estos generalmente son lo suficientemente grandes como para almacenar agua y bocadillos y, caben en la silla con vosotros.

¿Qué debo guardar en mi bolsa para botas de esquí para un día en la montaña?

Comenzad con vuestras botas de esquí. Mantenedlas abrochadas para que no se estiren durante la noche (o durante el verano). También podéis incluir cera, guantes de esquí, un gorro, etc.

En cuanto al casco, podéis ajustarlo al cordón de descarga exterior, y si deseáis llevarlo adentro del estuche, puede funcionar como una carcasa protectora para las gafas de nieve.

Como la comida en la montaña suele ser notoriamente costosa, también ¡podéis incluir un sándwich!

¿Hay bolsas de diferentes tamaños para diferentes tamaños de botas?

En realidad no. Los fabricantes simplemente hacen las bolsas lo suficientemente amplias como para que entren unas botas de esquí grandes y un par de accesorios adicionales, así que el almacenamiento suele ser de capacidades similares independientemente de la marca.

Conclusion

Cuando planificáis un viaje para la temporada de invierno, lo mejor es que os desplacéis con las condiciones mínimas de comodidad y practicidad. Para ello los especialistas en equipos deportivos han diseñado bolsas para botas de esquí, unos maleteros compactos pero espaciosos que os permitirán organizar los artículos indispensables para esas jornadas diarias sobre las montañas gélidas.

Al respecto encontraréis varios modelos como el estuche con bolsillos laterales geniales para colocar por separado cada calzado hasta con restos de nieve, el que posee niveles divisorios fabricado con materiales resistentes al agua, y los que cuentan con separadores internos, los cuales os permitirán llevar, gafas, una cámara, guantes y hasta una barra energética. Entonces, ¿escogiste el vuestro?