mejor-cámara-de-viaje

Me encanta retratarlo todo, no sólo para compartirlo con otros sino para atesorar esos momentos. Por eso no puedo pensar en salir sin empacar la mejor cámara de viaje y apuesto que tú tampoco. Por algo estás aquí, ¿no?

No hay nada peor que una mala foto que no le haga justicia a lugares imponentes y mágicos, por eso la calidad de la imagen es importante.

Las mejores cámaras de viaje de 2019

1. Fujifilm X-T3

2. Panasonic Lumix DMC-FZ72EG-K

3. Sony DSC-HX60

4. Canon PowerShot G7 X Mark II

5. Kodak Astro Zoom AZ422

6. Olympus Pen E-PL3

7. Samsung DV150F

¿Cuál es la mejor cámara de viaje?

Si ya estabas haciendo esta búsqueda por tu cuenta, seguro ya tenías en mente un tipo de cámara para ti, como de pronto la popular cámara bridge. Pero cuando se trata de cámara de viaje, aún hay otros modelos para explorar.

Al estar de viaje, hay otras preocupaciones como el hecho de que pese poco o de que sea compacta y fácil de llevar en cada paseo o actividad que tengas planificada. Por lo general, se presentan momentos únicos en cada paso, que la opción de un enfoque automático vendrá bastante bien.

A continuación les presentamos las mejores cámaras de viaje:

1. Cámara de viaje Fujifilm X-T3

Excepcional

¿Buscando regalos para amantes de la fotografía? Esta es una opción que realmente le va a gustar y le será útil. Y es que hablamos de una cámara de viaje que ofrece una calidad de imagen excepcional, como pocas. Esto es gracias a su sistema sensor/procesador de cuarta generación.

Además de esto y de su diseño elegante, con un guiño con la nostalgia de los modelos vintage, cuenta con un excelente funcionamiento de sistema AF. Así también tiene un visor electrónico que os permite hacer seguimiento de sujetos en movimiento y ver la imagen tal y como la cámara la capturará.

Una de sus más grandes ventajas es que ha sido diseñada cuidadosamente por su fabricante, siguiendo recomendaciones de fotógrafos profesionales y escuchando sus demandas y necesidades. Es así como llegamos a un modelo con capacidad de video DCI 4K/60p 10 bits con sensor APS-C.

2. Cámara de viaje Panasonic Lumix DMC-FZ72EG-K

Resultado profesional

De la línea Lumix de Panasonic, llega esta belleza compacta que ofrece un resultado profesional, incluso a los más amateurs de la fotografía. Y con la que puedes practicar y sacarle partido a esos tips de fotografía que llevas guardados debajo de la manga desde hace mucho.

Su pantalla de 3” es tan amplia como la necesitas para tener una vista previa de tus fotografías y videos, antes de pasarlas a la laptop, pero también es suficientemente cómoda para navegar en la interfaz de la cámara.

Obtendrás fotos más nítidas, incluso en la oscuridad, gracias a su sensor de 16.1 MP. Otras cosas que seguro te interesan saber es que cuenta con un zoom óptico 60x (20 -1200 mm) y estabilizador de imagen óptico. Además, cuenta con flash integrado, es full HD y tiene micrófono incorporado. Es ligera, pesa unos 562g.

3. Cámara de viaje Sony DSC-HX60

Con pantalla táctil

La duración de la batería de esta cámara de viaje es tan óptima que te permite lanzar 295 disparos continuos antes de que se agote la esa carga de la batería. Así, pues, la vida de batería es bastante ideal. Tiene un tipo de visor híbrido y una cómoda pantalla de 3″.

Una de las grandes ventajas de este modelo es que cuenta con conectividad Wi-Fi y NFC, lo que te permite la inmediatez que necesitas para transferir tus fotos o mandarlas directo a tus redes sociales, un valor ideal para blogueros, influenciadores y quienes hacen vida digital activa.

Esta belleza cuenta, además, con un sensor CMOS Exmor R de 20,4 MP, zoom óptico de 30x, lente G, con una variedad de modos de autoenfoques, modos de flash y de modos de escenas con configuraciones prestablecidas que permiten buenas fotos en instantes.

4. Cámara de viaje Canon PowerShot G7 X Mark II

Cómoda

Si estás buscando una cámara de bolsillo, cómoda de llevar en tus viajes, esta es la que necesitas llevarte a casa. ¡No la subestimes por su tamaño! Así como es pequeña y compacta, es una verdadera bestia en cuanto a calidad y funcionalidad. Por si te lo preguntabas, sí tiene wifi y goza de conexión rápida.

Gracias a la tecnología aplicada y al tamaño del sensor de su lente, esta cámara de viaje es capaz de ofrecerte una calidad de imagen a nivel experto en cualquier luz y un enfoque nítido manual. Sí, incluso en la noche.

Pero la buena calidad no queda sólo en las imágenes fijas, sino que se traslada también a la captura de vídeos Full HD verdaderamente impresionantes. Además, tiene un muy buen micrófono incorporado para mantener la fidelidad del audio en tus videos.

5. Cámara de viaje Kodak Astro Zoom AZ422

Ergonómica

Hablamos de una cámara digital de viaje de 20MP que tiene un diseño no sólo es compacto sino bastante ergonómico, para que sea cómoda de sostener, incluso cuando estás grabando un video muy largo o haciendo tomas específicas que requieren concentración y un buen pulso.

Cuenta con una cómoda pantalla LCD de 3”, mientras que su tipo de sensor óptico es CCD, de 1/2.3” de tamaño, además de una velocidad de obturación máxima de 30 segundos. Y la batería dura bastante bien porque puedes hacer hasta 200 disparos con una sola carga.

Su interfaz es bastante fácil de usar, lo que la hace amigable incluso para las personas que no tienen mayor noción de la fotografía y que igualmente quieren obtener un gran resultado en cada una de sus fotos. ¿Lo que aman sus usuarios? Su zoom óptico de 42x.

6. Cámara de viaje Olympus Pen E-PL3

Interfaz amigable

Tiene un bonito diseño plata, que la hace ver bastante elegante. Es la típica cámara de viaje familiar que es cómoda de utilizar y llevar por toda la familia, pero ésta sí que da resultados de un nivel más avanzado. Las fotos de tus álbumes serán ahora de mayor calidad.

Si de resistencia se trata, hablamos de una cámara de viaje hecha de metal, resistente a arañazos y abolladuras. Por otro lado, cuenta con un sensor Live MOS 4/3″ y captura de sonido profesional. En su pantalla de 3” permite la reproducción de fotos y video que hayan sido capturados con la cámara. Su sistema de reducción de polvo ha sido comprobado.

Tan sólo pesa 263g, por lo que no será un problema desenfundarla para hacer muchas fotos durante tu viaje. Tiene una ranura que admite tarjeta de memoria para ampliar su almacenaje.

7. Cámara de viaje Samsung DV150F

Reina de los selfies

Para aquellos que no paran de hacer autofotos, Samsung diseñó este modelo con pantalla frontal que se ajusta a las necesidades que tenemos a la hora de sacar una buena selfie. Todo esto sin perder su pantalla regular de 2,7”, en donde se pueden visualizar las fotos tomadas o hacer las configuraciones respectivas.

En general, es un diseño bastante novedoso y funcional, ya que cuenta con un botón Direct Link que te permite conectarte rápidamente a una red WiFi, así como cuenta con la herramienta de Remote ViewFinder, por medio de la cual puedes utilizar tu teléfono inteligente como mando a distancia de la cámara.

¿Se te dificulta tomarle fotos a tu bebé? La pantalla frontal también reproduce animaciones para mantener a tu pequeño entretenido, quieto y sonriente durante la sesión de fotos. La resolución de su sensor óptico es de 16Mp.

Guía de compra de las mejores cámaras de viaje de 2019

Cómo elegir la mejor cámara de viaje

 

No todas las cámaras de viaje del mercado son iguales, cada una es un mundo. mejores-cámaras-de-viajePara determinar cuál es la mejor para vosotros, además de una buena relación calidad precio, hay que mirar si está integrada a otro artefacto, si es lo suficientemente portátil y otras características que condiciona a cada uno de los tres tipos que encontraréis.

Teléfonos inteligentes

Hoy hasta el teléfono inteligente más asequible tiene una cámara, teléfono-inteligentetodos tenemos la posibilidad de capturar momentos. Por lo general, son ligeras, de tamaño de bolsillo, y permiten compartir fotos fácilmente.

Sin embargo, no siempre se trata de cámaras buenas, incluso pueden tener un rendimiento limitado debido a sus lentes pequeños y tamaños de sensores. Además, por sus propias limitaciones ergonómicas no pueden proporcionar un visor o botones físicos.

Aunque actualmente se abren nuevas posibilidades creativas en los teléfonos inteligentes que agregaron dos lentes orientados hacia atrás, uno para gran angular y otro para vista vertical. Pero casi nunca tienen lentes intercambiables ni sus lentes tienen zoom.

 

Cámaras compactas

El boom de las cámaras compactas perdió fuerza cuando empezaron a aparecer teléfonos inteligentes con mejores cámaras. Y es que estas cámaras de apunta y dispara producen imágenes de una calidad similar a la de muchos teléfonos.

Por eso, si aún deseas tener un de éstas, lo mejor será que ubiques una más especializada, que te de mejores resultados, con lentes intercambiables y sensores mejorados.

Cámaras sin espejo

Ofrecen un conjunto completo de características de calidad que las mantienen portátiles y livianas. Y es que la cámara sin espejo actual es la evolución de las antiguas cámaras de tipo DSLR, pero al no tener un espejo óptico, resultan mucho más convenientes.

Suelen tener controles manuales para hacer ajustes sobre la marcha e incluyen lentes intercambiables. Pero, la verdad es que no son baratas, las cámaras réflex digitales convencionales son menos costosas, por ejemplo.

Consideraciones al comprar una cámara de viaje

Las cámaras dejaron de ser algo exclusivamente de uso profesionales y hoy son un bien que todos tenemos camara-de-viaje y-otros-accesoriosen casa, especialmente un viajero que se precie. Pero comprar una de buena calidad no es algo para tomarse a la ligera, tiene su truquillo.

¿Cuánto tienes que gastar en una cámara de viaje?

Ya sea que tomar fotografías sea tu pasatiempo o que saques fotografías de viajes de manera profesional, debes estar consciente de que mientras más costosa es la cámara y todo el equipo, más costoso será asegurarlo. Y la verdad es perderla durante el viaje es un miedo real.

Invierte en lo que realmente necesites, sin pasarte de la línea, para aprender, una cámara sencilla de viaje y competente puede quedarse en una cifra de tres dígitos e incluso dos, pero mientras más competente y profesional sea, el precio se disparará a los miles de euros.

¿Cuánto estás dispuesto a llevar?

Si te gusta viajar ligero, lo mejor es una cámara de viaje compacta. Hay modelos especializados a los que se les puede sacar muchísimo provecho. ¿Y por qué no? Podrías, más bien, invertir en un teléfono inteligente con cámara de dos lentes.

Ahora, si la calidad de imagen y el rendimiento con baja luz son más importantes para ti que el peso de la misma y de sus múltiples accesorios, pues un sistema sin espejo o DSLR seguro te encantará.

Cuanto más grande es la cámara, más espacio tiene para un sensor de tamaño grande, lo que hará que la cámara pueda capturar más luz y ofrecerte imágenes más nítidas y claras.

Uso: ¿De qué vas a tomar fotografías?

Cuando tu mayor objetivo es tomar buenas fotos de viaje para tus álbumes físicos o redes sociales, cualquier modelo de cámara de viaje de la que hemos hablado te vendrá bien, hasta la del teléfono.

Las fotografías de acción, para capturar deportes o animales en movimiento necesitarán de una cámara de acción, como una GoPro, por ejemplo. También valdrá la pena incluir una carcasa a prueba de agua.

Para la astrofotografía, la mejor opción es una cámara con un gran sensor, como una réflex digital. ¿Un cámara de viaje para todos o la mayoría de estos usos? Piensa en un sistema sin espejo.

Características adicionales

Dependiendo del usuario, esto importará más o menos. Hablo de características como interfaces de pantalla táctil, GPS incorporado, WiFi, que sea resistente al agua y a la intemperie y un largo etcétera.

Lo recomendado, en términos estándares de calidad, es mirar el tamaño del sensor, el rango de apertura, el nivel de control manual y, para las cámaras sin lentes intercambiables, el zoom óptico. Más allá de eso, las características que le interesan dependen de sus necesidades. Aunque si te interesa la grabación de vídeo, tu cámara de viaje debe contar con estabilizador de imagen.

Terminología de la fotografía para saber al comprar una cámara de viaje

Conocer realmente la terminología del mundo de la fotografía permite no caer en la trampa de dejarse deslumbrarfotografo por las palabras de moda que usa la marca para engrosar su producto, pro que realmente no hacen la diferencia en el producto fotográfico.

Apertura – Es el orificio en la lente que deja pasar la luz. Se mide en números, pero se le agrega una f al principio. Cuanto menor sea el número, más grande será el agujero y más luz entrará. Más luz equivale a fotos más nítidas.

Zoom óptico – Una cámara con un zoom óptico de 10x puede hacer que los objetos parezcan 10 veces más grandes en la imagen en comparación con cuando la cámara se aleja.

Zoom digital – El efecto que da es como si recortaras una imagen, no agranda los objetos en sí. Este es básicamente un zoom de software, bastante inútil.

Longitud focal – En sí, es el término adecuado para el zoom óptico, y es un estándar para lentes y fabricantes. Pero este valor lo encontraréis exclusivamente en cámaras de viaje con lentes intercambiables y se mide en mm. Cuanto mayor sea , mayor será la ampliación.

EVF – Se trata de un visor electrónico, un visor que, en vez de ser con base de vidrio, se vale de una pequeña pantalla electrónica que muestra lo que está viendo el sensor de la cámara. Se encuentra en cámaras sin espejo de alta gama.

Megapíxeles – Este es un término que ha estado muy de moda, pero el megapíxel indica a la cantidad de píxeles que tiene el sensor de la cámara. Se le agrega el “mega”, para referirse a millones. Así, 12 megapíxeles significan 12 millones de píxeles. ¿El resultado? Una imagen de 4000 píxeles de ancho y 3000 píxeles. Esa cantidad está bastante bien, a menos que estés planeando imprimir tus fotos en lonas del tamaño de una cartelera.

OIS / EIS – Ambas son tecnologías de estabilización de imagen. OIS es óptica y EIS es electrónica. El primero es un sistema mecánico que compensa los pequeños movimientos del sistema de la cámara, como la mano, y logra mejores resultados. Está presente en varios sistemas de cámaras y lentes, y en pocos teléfonos inteligentes. EIS sólo se encuentra en los teléfonos inteligentes.

Tamaño del sensor – Esto es de lo que más importa para saber la calidad de la fotografía que resultará, pues cuanto más grande sea el sensor, más luz puede capturar. Los sensores suelen aumentar de tamaño a medida que aumenta el tamaño de la cámara.

Que no te confundan los fabricantes que indican que tienen un sensor de 1 pulgada porque esto no siempre habla de su tamaño físico sino del tipo de sensor que es.

RAW – Ya, a nivel profesional, seguro te interesará este formato de archivo que utilizan cámaras más avanzadas porque te permite guardar los datos de imagen no modificados que la cámara ha capturado, en lugar de la versión editada de JPG.

Este formato permite un mayor control del resultado final de la foto y es mejor para el proceso de edición o postproducción de la foto. Muchas cámaras ofrecen la opción de disparar en RAW, JPEG / JPG, o de disparar en ambas. Lo mejor será disparar en ambas.

Otras características para buscar en una cámara de viaje

Algunos los ven como detalles adicionales, pero, aunque lo fuesen, siempre es importante conocerlos y saber qué puede incluir tu cámara de viaje ideal.

Ergonomía y navegabilidad

Una cámara de viaje pequeña y liviana, será más manejable y fácil de transportar. Pero esto no siempre es lo ideal cuando buscamos fotos en un aspecto profesional porque puede reducir considerablemente la calidad de la imagen que necesitas o deseas tomar. La interfaz de la cámara también es importante, debe ser fácilmente navegable.

WiFi

Si la inmediatez de las fotos a las redes sociales o a las nubes de almacenamiento es lo tuyo, entonces te será útil una cámara de viaje con capacidades WiFi.

Selección de lentes

Una cámara de viaje puede, o no, venir con su kit de lentes. Sin embargo, es normal que en algún punto quieras comprar más lentes, por eso debes estar al tanto de la selección de lentes que tu cámara puede admitir para no hacer un gasto en vano.

Video

Comprar una videograbadora adicional a una cámara de fotos ha quedado en el pasado porque actualmente, una cámara de viaje suele siempre hacer videos también. La calidad del video está determinada por la velocidad de cuadros, siendo de 24 a 30 cuadros por segundo un rango normal, mientras que hasta 60 cuadros por segundo permitirá una reproducción más suave.