mejor-cargador-solar
Bestseller No. 1
POWERADD Cargador Solar...
266 Opiniones

Si estáis en el grupo de los nomofóbicos –al igual que yo- seguramente os gustaría que vuestro dispositivo móvil se mantuviera a tope de carga para no perder ni un segundo de comunicación telefónica, por mensajería instantánea o actividad en redes sociales, entre otras cosas, sin importar el momento ni el lugar.

Y para lograr eso, lo más recomendado –que he visto hasta ahora- es comprar el mejor cargador solar.

¿Cuál es el mejor cargador solar?

El asunto va más allá de recomendar una marca o cierto modelo en específico por aquello de la relación calidad precio, ya que a la final son vuestras necesidades las que harían que una unidad de carga solar la mejor que cualquier otra.

Os hablo de factores determinantes que harían que un cargador “X” esté por encima del resto.

Lo primordial es que no perdáis de vista datos como un buen nivel de eficiencia, decente capacidad de carga, así como la cantidad de puertos que incorpore, su tamaño, peso y hasta si cuenta con baterías integradas, entre otros plus que estén adaptados a vuestros requerimientos.

A continuación les presentamos los mejores cargadores solares:

1. Cargador Solar Sunnybag LEAF+ Edition 2018

El ligero e impermeable todoterreno para teléfono móvil, tablet y portátil

Con un peso interior a los 200 gramos, flexibilidad significativa y resistencia al agua garantizada, este cargador solar cuenta con tecnología solar híbrida, ofrece más de 6 vatios de potencia, y, como valor añadido, incluye al Sunnybag POWERBANK 10.000.

Entre otras de sus características, esta unidad de almacenamiento de energía solar con dimensiones de 24,5 x 29 x 1 cm, es también a prueba de arañazos y golpes.

Así que esta solución de carga va de guinda para realizar diversas actividades al aire libre que van desde días de camping, senderismo, ciclismo, turismo, escalada, golf y festivales, entre otras.

2. Cargador panel solar Suaoki FBA_208108801-01

El potente que hasta podría cargar la batería del coche

Se trata de un panel solar de tipo policristalino que asegura aportar una eficiencia de hasta 22.5%, voltaje de salida de 18V y potencia de 18W valores con los que se haría posible que tanto baterías de coches, como de motocicletas y motos de nieve, entre otros vehículos, no se queden a mitad de camino.

Además, esta unidad –que pesa 345 gramos y mide 42 x 28 x 0,2 cm- incluye diversos accesorios de mantenimiento de batería para automotores, como, mechero, pinzas de carga y tapas de succión.

3. Cargador solar 25000mAh ADDTOP

El que garantiza rapidez, mucha autonomía y movilidad

Este cargador solar ideado para actividades al aire libre, proporciona un respaldo de batería capaz de darle –con carga completa- alrededor de 10 cargas a un iPhone 6;  7 veces a un Samsung S6; y 3 veces a un iPad Air.

Viene equipado con cuatro paneles solares que aseguran carga rápida, puertos de salida USB dual que pueden cargar hasta 2 dispositivos de manera simultánea y función de apagado automático al culminar la carga de los dispositivos. Además, incluye luz LED brillante para casos de emergencia en los que se amerite el uso de una linterna táctica, por ejemplo.

4. Cargador solar CHOETECH J-SC004-1-EU

 El portátil, impermeable y compatible con casi todos

La nutrida tarjeta de presentación de este panel solar cargador portátil incluye su compatibilidad con Android e iOS, así como con diversos dispositivos que ameritan autonomía por bastante tiempo; algunos de ellos, altavoces, cámaras y tablets, entre otros que requieren una fuente de alimentación de 5v.

Además de exhibirse como una solución impermeable estupenda para actividades al aire libre, este cargador promete una alta eficiencia de conversión de hasta el 25%. Y en adición a su par de orificios para engancharlo en mochilas, carpas o árboles, esta unidad cuenta con unas dimensiones de 16,8 x 15,4 x 3,6 cm y alrededor de 360 gramos de peso.

5. Cargador solar Power Bank AKEEM 24000mAh

El pequeño y muy prometedor con eficacia optimizada

Esta unidad solar garantiza la carga rápida de hasta 3 dispositivos simultáneamente. Esto, dado a sus 5A de salida o en tal caso a una corriente adaptada a los requisitos de cada dispositivo con salida de 2,4 A.

Concerniente a otras características, este cargador solar portátil externo –con dimensiones de 16 x 8 x 2 cm y peso de 349 gramos) puede recargarse mediante un cable micro USB o un cable Lightning. Bastarían entre 10 y 11 horas para obtener una recarga a tope y así lograr cargar por más de 6 a 8 veces a diversos smartphones.

6. Cargador Solar Innoo Tech 10000mAh

El que viene con batería externa y grado protección IP65

Este cargador que además de ser a prueba de golpes, agua y  polvo, ha sido equipado con indicadores, Linterna LED, baterías de polímero de litio y tecnología SUNPOWER de gran eficiencia, capaz de ejecutar una conversión de la energía solar de entre el 21,5 y 23,5%, lo que se traduciría como en más del 80% de la eficiencia de un panel solar normal, aproximadamente.

Entre otras de las especificaciones de esta unidad, merece la pena reseñar que tiene un peso de 272 gramos y cuenta con una capacidad de 10000mAh que la hace capaz de cargar varios modelos de iPhone hasta las 3,5 veces.

7. Cargador Solar Portátil POWERADD 12000mAh

El impermeable inteligente con alta eficiencia de conversión

Esta unidad de 12000mAh/44.4Wh, asegura entrada de 5V/2ª y salida de 5V/2.4A*2m. Además, es a prueba de polvo y golpes, lo que la convierte en una atractiva solución para lograr que los dispositivos móviles no pierdan la marcha sin importar el lugar.

Por otra parte, cabe apuntar que esta unidad viene con dos linternas LED que funcionan en tres modos distintos (constante, estroboscópico y SOS), en caso de abordar cualquier emergencia o eventualidad, e incluso como herramienta de supervivencia.

Guía de compra de los mejores cargadores solares de 2019

¿Qué es un cargador solar?

 

También conocido en el mercado como power bank solar, un cargador solar no es más que una unidad comprar-un-cargador-solarde almacenamiento de la energía solar que logra obtener; y a partir de allí, fungir como cargador de teléfono o de otros tipos de dispositivos portátiles que lo ameriten.

Por otra parte, vale mencionar que enmarcados en el concepto de movilidad, los power banks solares son más fáciles de trasportar que cualquier otra unidad de energía solar; y obviamente, más funcionales que un cargador portátil o batería externa convencional, ya que una batería externa solar obtiene la energía renovable del sol mediante pequeños paneles solares, para cargar móviles y tabletas a través del puerto USB –o varios de éste- que incluye.

¿Cuál es la mejor manera de utilizar los cargadores solares?

En caso de que os estéis preguntando cuándo un “power bank” solar es más útil, no os sintáis pecadores porque el universo de opciones es muy amplio.

Fijaros en esto. Podríais usarlo para cubrir cualquier necesidad que consideréis conveniente, e incluso en diversos escenarios y actividades; algunas de ellas, para excursiones y viajes largos, entre muchas otras experiencias al aire libre, en las que las probabilidades de contar un tomacorrientes son casi nulas.

¿Cómo se carga completamente un cargador solar?

Antes de entrar en materia, merece tener en cuenta que los cargadores solares funcionan a partir de pequeños paneles solares mejores-cargadores-de-teléfono-solarque son los que “absorben” la energía renovable del sol para cargar la batería de lithium-ion interna de la unidad que es por la que a través de la cual podríais recargar vuestros dispositivos.

Ahora bien, para que logréis cargar completamente vuestro power bank o lo suficiente para cargar luego vuestro móvil, por ejemplo, es ineludible que antes coloques la unidad en un lugar que reciba energía solar.

No obstante, también tendríais la opción de cargar la unidad con energía eléctrica al enchufarla al tomacorrientes de una pared. Eso sí, no todos los modelos vienen con enchufe; a menudo, son algunos cargadores solares pequeños.

¿Cómo saber si un cargador solar es compatible con vuestros dispositivos?

La mayoría de los cargadores solares han sido diseñados para cargar diversos tipos de dispositivos, como, teléfonos inteligentes y tablets, entre otros.

Ahora bien, el asunto de compatibilidad en esta área no se enfoca a sistemas operativos o versiones de los aparatos como tal, sino al puerto USB.

Recordad que hoy día existen varios tipos de conectores USB; y es ahí, donde tenéis que echar un vistazo para saber si vais a poder conectar vuestros dispositivos a la unidad.

Aunque tampoco es una pega muy significativa, porque existen adaptadores USB que podrías adquirir en caso que el modelo de cargador solar que os tiene alucinando venga con cable USB que no sea compatible con el plug de vuestro cacharro o viceversa.

¿Cuánto tiempo que se lleva cargar un cargador solar?

Ya sabéis que para que vuestra unidad de carga solar funcione a tope, tiene que haber estado en un lugar recibiendo la luz del sol. Pero, ¿por cuánto tiempo ese proceso?

La respuesta a dicha interrogante no es universal, ya que todo dependerá de la medida de carga eléctrica (mAh) de la batería interna que incorpore; sin embargo, sí os puedo dar una idea.

En el caso de baterías de 1500mAh, la carga de la unidad en un 50% se llevaría alrededor de dos horas.

Claro está, todo dependerá de la exposición al sol que le des a la unidad. Si se trata de un día muy soleado, es muy probable que la batería interna no se lleve tanto tiempo en cargar, como lo haría si el estado del tiempo os tiene en “parcialmente nublado”.

Tipos de cargadores solares

Por lo que os he apuntado en párrafos anteriores, ha quedado claro tipos-de-cargadores-solaresque no hay un modelo único de cargador solar.

Pero además de ello, ahora es momento de haceros saber también que existen tres tipos cargadores solares portátiles, a partir del panel que incorporan (CIGS, monocristalino y policristalino); cada uno, con características específicas.

Cargador solar con panel CIGS

Este tipo de cargador solar tiende a ser significativamente liviano y su panel está desarrollado a partir de células solares de película delgada, lo que lo hace no duradero; y por ende, no el tipo indicado para usarlo a menudo en exteriores.

Ahondando más acerca del panel CIGS -que significa cobre, indio, galio y seleniuro- merece la pena indicar que tiene bajas características en términos de rendimiento en condiciones de poca luz, en comparación con los monocristalinos. Incluso, hay modelos CIGS que tienen la eficiencia del 16%.

Cargador solar con panel monocristalino

Los paneles monocristalinos –generalmente, en color negro- son más pesados ​​que los paneles CIGS, pero se ponen arriba en lo que respecta a durabilidad.

Y a pesar que los paneles monocristalinos son también más rígidos, los fabricantes se las ingenian para que se puedan plegar y su eficiencia gira en torno al 22%.

Cargador solar con panel policristalino

Se distingue por venir en color azul y con una eficiencia de alrededor del 18%.

Consejos para comprar un cargador solar

Que estéis pensando en apostar por el cargador solar más barato o el de marca reconocida que os prometa ser de buena calidad, no es pecado, la verdad. Y más, cuando las opiniones de los usuarios te estén enganchando a un modelo específico.

Sin embargo, el hecho de elegir una unidad de carga solar amerita que tengáis en cuenta diversos aspectos, a modo de que a la final no os llevéis un chasco y hayáis gastado un dinero innecesario.

Así que después de un consenso con vuestro yo interior, acerca de si necesitáis –realmente- o no una unidad de carga solar, es menester que atendáis las especificaciones del cargador solar.

En caso de que no seáis expertos en aquello de los valores de vataje y demás datos técnicos, no entréis en pánico porque a continuación os los detallo.

Acerca del vataje y lo que vayáis a cargar

En esta parte, lo primordial es que tengáis claro cuál o cuáles dispositivos tenéis en mente cargar con vuestra unidad.

Por ejemplo, en caso de que sea un Smartphone de años anteriores, un cargador solar de entre 4 y 5 vatios no os decepcionará; cosa que no pasaría con un iPhone u otro teléfono que requiera mucha energía. En escenarios como el último, 7 voltios irán bien; y 15 vatios, cuando si se trata de un iPad.

Ahora bien, si estáis pensando cargar un ordenador portátil, no solo requeriréis de una batería, también de un inversor de CC a CA.

Otros datos interesantes, es que tengáis en cuenta que los terminales con menor vataje (de entre 4 a 6, por ejemplo), se cargan mucho más lento que los cargadores con mayor vataje.

Os hablo de unas 3 a 4 horas para darle carga a un teléfono con una unidad de 4 a 6 voltios, mientras que con un de mayor vataje el tiempo de carga sería entre 1 y 2 horas, aproximadamente.

Concerniente a la potencia de salida y dónde vais a usar el cargador

Seguramente, esto os parecerá una barbarie, pero la verdad es que –como casi todo en la vida- tiene un porqué.

Y es que debéis tener en cuenta que hay muchas regiones en las que el clima –a menudo- no promete. Os hablo, por ejemplo, de localidades en las que un día lluvioso o con precipitaciones dispersas y/o cielos parcial o totalmente nublados, es lo normal.

Si es o será vuestro caso, os tocaría elegir un cargador de batería solar pequeño, ya que el sol no os “cooperará” del todo para alcanzar la máxima eficiencia de la unidad.

La comprobación de conexiones y lo que vais a cargar

En esta parte, no solo tenéis que darle importancia a la cantidad de puertos USB que tenga el cargador. Es necesario que sepáis si alguno de los dispositivos que pensáis conectar a él ameritarán de adaptadores o si funcionarán.

Un par de ejemplos. La mayoría de los cigarrillos electrónicos de 12 voltios que usan puerto de carga, casi nunca funcionan con cargadores solares; y para cargar cámaras fotográficas, a menudo es ineludible el uso de un adaptador especial.

Sobre las baterías integradas

Este plus en un cargador solar es netamente útil en caso de si deseáis ir almacenando energía solar, mientras estéis haciendo vuestro trabajo y a la vez la unidad está recibiendo la carga solar.

Acerca de la conveniencia y funcionalidad

Si sois de los que les gusta darse bombo, es menester que prestéis atención aquí porque en lugar de facilitaros la vida con un cargador solar, podríais liaros en gordo.

Fijaros en esto.

Si en vuestros planes predominan las actividades en zonas casi remotas o hasta no tan lejos de la ciudad, es prudente que elijáis un modelo de cargador que no sea muy sofisticado, que sea fácil de usar y que incluso cuente con ojales u otras soluciones que os permitan engancharlo en vuestra mochila o en otros lugares, como en el bolso de laptop o bolso de mensajero, por ejemplo.

Y si hay la amenaza o presunción de que podrían presentarse condiciones húmedas, definitivamente, buscad un cargador solar que sea resistente al agua.

El peso

Es un hecho que el peso siempre importa; y más, cuando se trata de viajes largos con mochila acuestas, ¿cierto?

Entonces, si es vuestro caso, el cargador solar recomendado es aquel que alardee en ser ligero y compacto.

El precio

No es por arrebataros la ilusión, pero es momento de abrazar a la realidad.

Todo terminal que marche con energía solar, normalmente es caro.

No obstante, sí es posible que encontréis un cargador solar menos costoso que cumpla con su función esencial, pero que difícilmente cuente con batería integrada, entre otros plus. Las opciones más económicas pueden variar entre los 20€ y los 100€, eso dependerá de la marca y de la potencia y durabilidad de la carga.

Así que es menester que consideréis vuestro presupuesto.


Fuente:
¿CUÁNTO TARDA EN CARGARSE UN MÓVIL CON UN CARGADOR SOLAR? – El Pais
Cargador solar – Wkipedia