mejor-mochila-de-esquí-travesía.jpg

Planear ir a la montaña para esquiar y no contar con un complemento que permita almacenar/cargar de manera segura y cómoda el equipo es uno de los errores que jamás volveré a cometer.

Así que es esencial que os decidáis a comprar la mejor mochila de esquí travesía que no solo os beneficie en la organización, sino que además a sobrevivir durante una avalancha u otro tipo de calamidad.

¿Cuál es la mejor mochila de esquí travesía?

Apartando de que sea la más barata o la menos costosa, o alucinar por su marca, la mejor mochila de esquí travesía es –definitivamente- aquella que satisfaga vuestras necesidades en cuanto a dimensiones, capacidad, material, tipo de marco y cremalleras, cinturón de cadera y sistema de hidratación y seguridad, entre otras cosas.

Fijaros en la comparativa a continuación. Allí, podríais hacer una acertada selección y hasta con precio asequible.

A continuación te presentamos las mejores mochilas de esquí travesía:

1. Mochila de esquí travesía MILLET Ubic – 40 litros unisex para verano e invierno

Desarrollada con material sintético, dimensiones de 53 cm de alto x 28 cm de ancho y peso de 1.33 kilogramos, esta mochila dispone además del sistema Variloop con el que se hace posible la instalación de raquetas o esquís.

En cuanto al cinturón, es envolvente, acolchado e incluye malla 3D. En la parte inferior, dispone de compartimiento doble y bolsillo frontal elástico con cremallera. Y en adición, esta mochila incluye solapa de 2 bucles, así como falda de sellado y compresión.

Acerca de los bolsillos, tiene uno lateral elástico, otro lateral con cremallera con refuerzos y dos más con cremallera Variloop System. Además, un portaherramientas externo.

Dispone de correa para el pecho y reposamanos, así como correas inferiores y acolchadas para los hombros contra lluvia y humedad.

2. Mochila de esquí travesía ALTUS montaaa – 27 litros, unisex y muy versátil

Esta propuesta que se ubica entre los modelos sencillos pero a la vez muy resultones, pesa tan solo 850 gramos y está desarrollado en poliéster 600D y poliamida 1000D RIPSTOP que lo hace prometedor para afrontar diversos escenarios sin importar la fecha que marque el calendario.

Lo que quiere decir que esta mochila es compatible con esquí travesía, así como excursionismo y senderismo, e incluso para viajes en general o uso urbano.

En cuanto a algunas de las características de este modelo, es imposible dejar de mencionar a su cremallera frontal de doble cursor que permite el acceso total al contenido del bolsillo principal, así como la Malla 3D Air Mesh presente tanto en el área de la espalda como en las hombreras anatómicas acolchadas, para mayor ventilación.

3. Mochila de esquí travesía Lixada 40L – Liviana e duradera

De 40 litros, liviana, duradera y lista para varios escenarios

Se trata de otro modelo versátil, pero con dimensiones de 52 x 33 x 20 cm y peso aproximado de 600 gramos.

Dispone de una significativa capacidad que va de guinda para afrontar aventuras de senderismo, ciclismo y camping, entre otras, ya que ha sido construida con materiales impermeables y resistentes a rupturas, desgarros y a la abrasión.

En cuanto a las cremalleras, son de alta calidad y de fácil descompresión. Y a la par, anillos en D que son estupendos aliados para colgar accesorios más pequeños.

Esta mochila, cuenta además con un panel posterior de malla transpirable, correas ajustables para los hombros y pecho que garantizan ergonomía. Y en adición, múltiples bolsillos, otras correas ajustables (laterales y delanteras) para colgar bastones de trekking o cualquier otro equipo necesario.

4. Mochila de esquí travesía Arvano 6L – Práctica, peso pluma y bien dotada

Se trata de una solución de almacenamiento que incluye una espaciosa cabina principal capaz de albergar a una vejiga de hidratación (no incluida), múltiples bolsillos internos para guardar desde teléfonos inteligentes, auriculares, tablets y monederos, entre otras cosas, y un bolsillo exterior con cremallera para accesorios más pequeños, como las llaves del coche y/o la casa, por ejemplo.

Este mochila con diseño ergonómico pesa aproximadamente 490 gramos y cuenta con unas dimensiones de 18 x 8,6 x 7 pulgadas.

En lo que respecta a su construcción, incorpora tejido ultraligero resistente al agua y rasgaduras, y capaz de mantener frescas y secas las partes del cuerpo que estén en contacto con la mochila durante la travesía.

Concerniente a las correas, son acolchadas y ajustables, preparadas para ofrecer comodidad a los hombros, pecho y cintura, por lo que se hace compatible para desarrollar diversas actividades, como, esquí, ciclismo, camping, jogging y senderismo, entre muchísimas otras.

5. Mochila de esquí travesía Leisu 15L – Compacta todoterreno con soporte para casco

Con dimensiones de 27 x 16 x 37 cm y peso de aproximadamente 550 gramos, este diseño se adapta a diversas actividades y horas.

Y es que para aquellas condiciones en las que se ameritan impermeabilidad y mucha ventilación, esta mochila incluye una funda de malla transpirable y capaz de evitar la acumulación de humedad en la parte posterior, y tiras reflectantes para travesías seguras en la noche.

En lo que respecta a sus compartimientos, este modelo ofrece un espacio para ubicar una bolsa de agua (no incluida), un bolsillo frontal para llaves o smartphone, así como cubierta de malla y soporte de malla desmontable para llevar el casco de esquí.

Esta mochila hecha de tejido de nailon impermeable ultraligero dispone además de correas acolchadas ajustables para el hombro, pecho y cintura, al igual que de un sistema de rodamiento de acero con material transpirable.

6. Mochila de esquí travesía WEISHAZI 15L

De 15 litros, con soporte para casco y correas ajustables

Desarrollada en tela de nailon ultraligera y resistente al agua, esta mochila con dimensiones de  24 x 16 x 41 cm, ofrece correas ajustables para hombro, pecho y cintura. Y su diseño de malla y porífero de EVA en la parte posterior, garantiza máxima transpirabilidad y comodidad durante la conducción en diversas condiciones.

En adición, incorpora un área especial para bolsa de agua (no incluida) y bolsillos laterales de malla para colocar una botella de agua (tampoco incluida).

El modelo incluye tiras reflectantes, funda de malla y soporte de malla desmontable para sujetar el casco.

¿Cómo elegir la mejor mochila de esquí?

Mochila-de-esquí

Lograr haceros con la mejor mochila para esquiar no escapa de una acción con la que debéis lidiar al igual que con la mayoría de los productos disponibles en el mercado: Analizar sus características y determinar si van a la par con vuestras necesidades.

El pequeño y gran detalle en esto es que son varias las particularidades a las que deberíais echarle un vistazo a modo de no equivocaros al momento de la compra; y mucho menos, si os estáis apostando por un modelo que os garantice buena relación calidad precio.

Pero no es momento de entrar en pánico porque básicamente hay dos versiones de este tipo de mochilas de montaña.

Os hablo de las diseñadas para cargar el equipo de ida y vuelta al coche; y las preparadas para llevar el equipo mientras estáis en la montaña.

¿Cuál de ellas se adapta a vuestros planes?

Además de responderos esa interrogante, es menester que no perdáis de vista ciertas características que os harán de vuestra nueva mochila un leal compañero.

Avalung

Si sois snowboarders de travesía, una de las características de seguridad que no deberíais subestimar en una mochila esqui-montaña sería aquella que incorpore un sistema Avalung, el cual consta de una válvula de respiración unida a una de las correas para los hombros que en caso de que seáis arrastrados por una avalancha y quedarais enterrados en la nieve, esa pieza os serviría como un «snorkel».

Sí. Podríais respirar a través del tubo; esto, gracias al respirador que empuja el aire usado por una abertura en el fondo de la mochila.

Y como si fuera poco, los Avalungs integran suministro de oxígeno fresco, por lo que los hace bastante efectivos para extender los tiempos de supervivencia durante un entierro.

Bolsa de aire

Las mochilas de snowboard con airbag (bolsa de aire) podrían llegar a costar más de 910 euros. Sí, una pasta. Pero merece la pena pagarlos, ya que ese plus de seguridad podría salvaros la vida.

Eso, gracias a un sistema integrado que consta de un bote de CO2 (recargable) capaz inflar instantáneamente una bolsa de aire alrededor de vuestra cabeza, simplemente tirando de un cable de seguridad conectado a la mochila.

¿Para qué serviría que una bolsa se infle alrededor de la cabeza?

Muy sencillo. Primero, porque así os mantendríais más cerca de la superficie durante una avalancha y, por ende, seríais más fáciles de encontrar y desenterrar. Y segundo, porque vuestra cabeza estaría protegida ante daños traumáticos durante el deslizamiento, producto de los escombros y hasta rocas.

Talla

La talla es otra de las particularidades que deberíais tener en cuenta antes de haceros con una mochila de snowboard porque de ella dependerá también vuestro confort durante la aventura al aire libre.

En esta parte, os tocaría decidiros entre una variedad de tamaños que van de mochilas de 10 – 20L, ideales para embarque de límites o snowboard de campo; mochilas de 20 – 30L, diseñadas para el ski travesía por un día o llevar mucho equipo; y las mochilas de 35L o más, para tours nocturnos o cabaña de campo.

Almacenamiento

Apostad por esta característica si estáis en el grupo de a quienes les hace ilusión llevar la tabla de esquí y snowboard dividida en una mochila de travesía, tal y como se deja ver en los anuncios.

Una de las pegas de todo esto, es que el almacenar los esquís o tablas en una mochila, podría disminuiros el rendimiento, ya que esos complementos son largos y pesados ​​para ser apoyados adecuadamente por el sistema de suspensión.

Avy Gear Storage

Se trata de otro de los plus de seguridad que no deberíais dejar pasar por debajo de la mesa si estáis pensando en cargar con el equipo necesario ante posible avalancha.

Y es que si lleváis una pala, sonda y faro, lo más recomendado es que dichos complementos estén en algún lugar separado y de fácil acceso en la mochila.

Así, pues, el Avy Gear Storage no es más que un bolsillo con cremallera separado para la pala y la sonda que está disponible en la mayoría de las mochilas de esquí de travesía.

Eso sí, tened presente que la baliza debe estar atada a vuestro pecho y no ponerse en la mochila. Y si no estáis muy familiarizados con esto, lo más recomendado es que apostéis por un curso de seguridad aprobado sobre avalanchas, donde además os guiarían en lo que respecta a uso y almacenaje del equipo, entre otras cosas de interés.

¿Cómo se ajusta la mochila?

En adición al tamaño, capacidad y modelo de la mochila, es importantísimo que consideréis qué chaqueta y pantalones de esquí llevaréis porque ese volumen adicional cambiará la forma en que se os ajustaría la mochila a vuestro cuerpo, lo cual significaría no solo seguridad, sino que además comodidad.

Y es que recordad que por varias horas estaréis llevando en vuestra espalda una carga de elementos con mucho peso, ​como, las botas de esquí, por ejemplo.

¿Cuáles son las opciones de emergencia de avalancha?

hombre-con-mochila-de-esquí

En caso de que lo vuestro sea esquí de montaña, es imprescindible que apostéis por una mochila de esquí de fondo que incorpore ciertas particulares que os provean de protección e incluso de mayor tiempo de supervivencia en caso de que quedéis atrapados en una avalancha.

En este sentido, merece mencionar a las mochilas con bolsas de aire que os permitirían manteneros más hacia la superficie durante una avalancha, o mochilas con AvaLung que es un sistema de respiración que os proveerían te ayuda a extraer oxígeno de la nieve en caso de que te entierren.

¿Es posible llevar una vejiga de hidratación?

Por supuesto. Contar con una solución de hidratación durante la travesía es sumamente importante.

Son muchos los modelos que incorporan compartimiento especial para una vejiga de hidratación. Lo que quiere decir, que está separado de muchas de las otras áreas de la mochila.

Así, pues, que contéis con una mochila hidratación es totalmente válido y necesario.

¿Dónde deben estar las cremalleras?

La mochila de esquí de travesía recomendada es aquella que tenga las cremalleras en los costados y en la parte inferior, a modo de que se os haga mucho más fácil llegar a todo sin necesidad de desempacar.

Recordad que si vuestro viaje es largo, vuestra mochila se llenará con diversos artículos, incluyendo los de repuesto, así como otras cosas esenciales.

¿Dónde guardar el equipo de escalada?

Siempre tened presente que tanto el senderismo como el alpinismo, son actividades que en algún momento ameritarán que trepéis por montañas o rocas; y para ello, es menester que contéis con el equipo apropiado.

En ese sentido, se hace oportuno mencionar a las mochilas de esquí que dispongan de múltiples bucles para piolet y crampones, entre herramientas que podríais necesitar para subir la montaña de manera segura. Incluso, cuando uséis el equipo de escalada, esos plus podríais usarlos para vuestros bastones de esquí.

¿Sirve para invierno y verano?

Todo depende. Una mochila de esquí por naturaleza es impermeable, característica esta que quizá no sea de mucha utilidad en verano, pero podría estar desarrollada con un material liviano y costuras capaces de funcionar para ambas estaciones.

No obstante, fijaros siempre en las descripciones de los productos porque la mayoría de mochilas incluyen esa información.

¿Cómo deberían ser las correas de compresión?

Normalmente, las correas de compresión pasan sobre los hombros (incluido el acolchado) y alrededor de la cintura para distribuir mejor el peso, evitar lesiones y facilitarle el movimiento al usuario durante la travesía.

¿Tiene múltiples compartimentos?

No hay un estándar. Todo dependerá del modelo; y entre varias de las mejores opciones de mochila de esquí, podréis encontrar unas con compartimentos especiales diseñados para contener artículos específicos de manera segura.

Os hablo, por ejemplo, de un compartimento especial para gafas de esquí que evita que se rompan accidentalmente; y/o uno para los guantes de esquí, capaz de mantenerlos secos.

¿Se pueden ajustar las correas?

Es otro de los aspectos esenciales de una mochila de esquí. La mejor opción sería un modelo que os permita ajustar las correas lo más lejos posible.

Recordad que durante una travesía podríais necesitar quitaros y/o cambiaros la chaqueta, por ejemplo, e incluso, ir gastando los que lleváis. Esto, a la final, haría que -obviamente- terminéis con menos artículos y os sería necesario ajustar las correas porque hay menos en el interior de la mochila.

¿Es fácil maniobrar con guantes?

Para que sea positiva la respuesta a esta interrogante, debéis apostar por una mochila que tenga cremalleras y hebillas grandes que no necesiten tanta presión para abrirse o cerrarse.

Tened presente que estaréis usando guantes en el camino porque hace mucho frío. Y quitaros los guantes para poder entrar y salir de vuestra mochila sería un poco desagradable.

¿Cuánto tiempo va a durar?

Las mochilas de esquí de gama alta pueden durar de 5 a 10 años o más si se cuidan adecuadamente y si están hechas de materiales duraderos que puedan aguantar la caña de uso y clima.