mejores-botas-tácticas

A todo senderista y deportista ávido de aventuras al aire libre le viene de maravilla tener las mejores botas tácticas. Incluso son perfectas hasta para el trabajo, sobre todo si trabajas con maquinaria, en construcciones, industrias o ambientes similares. Es que la protección, comodidad y calidad que ofrece este tipo de calzado es inigualable.

Sin embargo, no todo es color de rosas, porque entre que no son precisamente las menos costosas del mercado y toda la variedad que hay, a veces puede ser un poquito difícil encontrar las ideales. Por eso hoy te ayudaremos a comprar las mejores para ti.

¿Cuáles son las mejores botas tácticas?

Una vez que dejas las zapatillas deportivas y decides usar botas tácticas, buscarás la mejor relación calidad precio, es decir, unas botas asequibles que te den todo lo que necesites.

Lo primero es que las busques de tu talla. De lo contrario, no te protegerá de la manera adecuada. Luego es importante que elijas acorde al uso que les darás. Por ende, no escojas botas estándar cuando las usarás en la nieve, o botas de nieve si las usarás en desierto. Por lo general, deben ser impermeables, de material resistente al desgaste y roturas y cómodas desde el primer uso.

A continuación, os presentamos las mejores botas tácticas

1. Botas tácticas Under Armour

Este par de botas está fabricado con cuero de alta resistencia y un empeine de nailon 900D que no solo te da una buena transpirabilidad, sino que también resiste muy bien el agua. La plantilla es tipo Ortholite y antimicrobiana, lo cual evita malos olores. A su vez, la suela es de goma EVA con refuerzo de TPU para mayor durabilidad.

La punta es encerada, mas no de metal. Una ventaja es el diseño minimalista y de secado rápido.

2. Botas tácticas Adidas GSG-9.2

Hechas en un exterior de cuero y revestimiento tejido de tela, estas botas son bastante resistentes al desgaste dado por el uso fuerte. Por su parte, el cierre es con cordones, no con cierre de Velcro ni con cremallera. Estos cordones llegan bastante alto, así que ajustan bastante bien dando soporte al tobillo.

A su vez, el tacón es plano, con una altura de 4 cm. Sin duda son la mejor opción para largas jornadas de trabajo o servicio.

3. Botas tácticas Adidas GSG-9.7

Este modelo destaca por una composición hecha en su totalidad en textil, aunque el exterior sí que es de cuero y la suela de goma. Ten en cuenta que no vienen con punta reforzada en acero o algún otro metal, así que no son aptas para ambientes de riesgo con objetos pesados o filosos.

Tienen tacón plano de 4 cm y el cierre es con cordones

4. Botas tácticas Magnum Panther 8.0

Están hechas en cuero y revestimiento de tea, mientras que la suela es de goma sintética, ofreciendo una buena tracción hasta en los suelos más deslizantes. En la parte superior, en la zona de los gemelos, tiene acolchado para que vayas mucho más cómodo y no tengas irritaciones allí. Es un modelo de tacón ancho.

5. Botas tácticas de Mil-Tec A-Tacs FG

Llaman la atención directamente por su diseño, que contrasta con los modelos más tradicionales en negro. Ten en cuenta que no son 100% a prueba de agua, así que están diseñadas más para climas más secos, con poca humedad y donde necesites más ventilación que otra cosa, como en desiertos o zonas calientes y secas.

Son muy cómodas, tienen cierre de cordones y de cremallera lateral, mejorando el ajuste.

6. Botas tácticas de Lodson JR-631

Este modelo destaca porque viene con cremalleras, las cuales ayudan a un cierre y ajuste más fácil y cómodo, incluso con guantes puestos. También tiene suela antideslizante, aunque no se le dan también los suelos aceitosos. Aparte de eso, son muy cómodas, ya que el diseño es ultra ligero y con malla transpirable, así que te van a resultar totalmente cómodas incluso en condiciones de mucho calor.

7. Botas tácticas de Savage Island

Finalizamos la comparativa con este par de botas de cuero sintético, que da buena durabilidad y bastante resistencia al agua. Al mismo tiempo, la suela es de poliuretano, el cual ofrece bastante tracción y comodidad junto al tacón de 3 cm. También incluye un ligero aislamiento de 100 gramos, así como cierre de cordones con ojales de bronce.

Tienen nailon reforzado y lengüeta acolchada para mayor comodidad. Ahora bien, ten en cuenta que no vienen con punta reforzada.

¿Qué son las botas tácticas?

botas-tácticas

Si algo está claro sobre las botas tácticas es que provienen directamente del uso militar. En sus inicios, eran botas diseñadas básicamente para el uso de militares en condiciones y climas difíciles, como desiertos, nieve, selvas, etc.

Por eso es que, aunque en los últimos tiempos el mercado y las marcas han evolucionado para ofrecer botas con diseños más atractivos, la mayoría de estas botas suelen tener diseños bastante planos y simples. Es que su importancia radica en la protección y en ayudar al usuario a adaptarse lo mejor posible a cada circunstancia.

Uno de los principales aspectos que notarás en este tipo de botas tácticas es el material, el cual suele ser de cuero sintético que ofrece muy buena resistencia al agua y secado. Después de eso, verás que los cordones son bastante más largos que en botas tradicionales, ayudándote a atar y ajustar mejor las botas a tus pies.

Otra gran ventaja de estas botas es que hay muchas variedades que te permiten adaptarte perfectamente a cualquier tipo de clima, otras que en diferentes colores para que puedas mantener el camuflaje y, claro, siempre con un nivel de comodidad insuperable.

¿Qué diferencia a las botas tácticas de otros tipos de calzados?

Desde que les pones el ojo encima, notarás muchas diferencias entre estas botas y las tradicionales. Desde el diseño, la forma o grosor de la suela, hasta los materiales que resisten el agua y los elementos más diversos. Por su parte, las botas tradicionales simplemente te ofrecen protección en el lugar de trabajo o en tierra, por ejemplo, pero no son para condiciones difíciles.

De todas formas, demos un repaso a esas cualidades que hacen que las botas tácticas destaquen del resto:

  • A prueba de agua

Uno de los principales objetivos de cualquier bota táctica es la de mantener tus pies secos en todo momento, por eso es que vienen hechas con materiales impermeables y costuras que garantizan la protección. Imagina un soldado que entra a un pantano y sus pies se mojan por completo o que está en la nieve y esta penetra en las botas, congelando los pies y causando serias lesiones. Las botas tácticas evitan eso.

Ahora bien, dependiendo del tipo de bota y del uso que le quieras dar, tendrá materiales y diseños diferentes. Por ejemplo, unas botas para el desierto tendrán malla superior transpirable para mejor ventilación, así como protección contra el agua en la parte inferior. Para zonas boscosas o de vegetación densa, te vendrán mejor unas botas con aislamiento leve y totalmente impermeabilizadas. Para la nieve se utilizan con mucho aislamiento e impermeabilidad.

  • Comodidad insuperable

Como ya vas a estar en condiciones bastante severas, las botas deben ser lo más cómodas posibles para evitarte incomodidades y lesiones leves como ampollas. De hecho, a pesar de ser un poco pesadas, son de los calzados más cómodos para hacer actividad física, caminar mucho, trotar y correr. Por algo los soldados las usan todo el día todo, los días durante sus entrenamientos.

  • Rigidez y durabilidad

Claro que siempre hay variaciones dependiendo de la calidad, si son de gama alta o no, pero en general, las botas tácticas suelen durar mucho tiempo. Podrás irte de aventuras varias veces al año en los climas más variados y seguramente te aguantarán un par de años sin dañarse. Esto te lo pueden ofrecer gracias a que suelen tener protecciones en las áreas de mayor desgaste y están reforzadas para dar mayor durabilidad.

  • Seguridad

Aparte de ser resistentes al agua, el calor del desierto o el frio de la montaña, las botas tácticas, también conocidas como botas de combate, te ofrecen otros tipos de protecciones bastante importantes. De hecho, la gran mayoría de ellas tienen protección contra electrocución, ideal si trabajas en sitios de construcción o en contacto con conexiones eléctricas. También hay modelos con suelas antideslizantes incluso en suelos aceitosos o que se sostienen en rocas y superficies empinadas.

Finalmente, muchas botas incluso vienen con puntas de metal, las cuales protegen tus pies y dedos en caso de que les caigan piezas u objetos pesados o afilados encima. Ahora bien, si decides comprar una de estas, piensa que no serán tan ligeras y que suelen tener precios un poco más elevados.

  • Confiabilidad

Si te vas a gastar fácilmente unos 80 o 100€ en un par de botas, lo ideal es que sean duraderas y fiables. Pues bien, siempre que te asegures de comprar una buena marca, ten la confianza de que durarán un buen tiempo. Si no sueles usarlas todo el tiempo en todo tipo de condiciones, pueden aguantar hasta unos 5 años sin problemas. Si eres un usuario asiduo y constante, probablemente al año ya merezca la pena buscarles reemplazo.

Tipos de botas tácticas

Tanto en el mercado en general como en nuestra selección de las mejores botas tácticas hay una buena cantidad de modelos y variedades de botas. Es importante que sepas en qué se diferencias los diversos tipos existentes para que así puedas hacer la mejor elección en función de tus necesidades:

Botas tácticas estándar

Son las más comunes y las que usan la mayoría de militares y fuerzas de seguridad del mundo. Son botas muy cómodas, antideslizantes, con suelas suaves y con recubrimientos en materiales impermeables, sintéticos o endurecidos para dar mayor resistencia. En general son bastante versátiles y pueden funcionar bastante bien en cualquier tipo de clima y condiciones, ya que tienen aislamiento para temperaturas frías, pero que no es muy fuerte como para molestarte en el calor.

“Jump” o de salto

Este tipo de bota se hizo muy popular durante la Segunda Guerra Mundial y es una bota que ofrece protección no solo para los pies, sino para tobillos y rodillas también. Es que en un principio fueron diseñadas para mantener seguros a los paracaidistas durante los aterrizajes.

De hecho, tienen materiales como cuero reforzado que soporta movimiento lateral, es difícil de doblar y mantiene tus piernas y gemelos firmes, evitando lesiones al hacer saltos o aterrizajes en paracaídas. Muchos modelos también están incorporando puntas duras para evitar que te dañes los dedos si golpeas algo. No son las mejores para senderismo o largas caminatas, pero si piensas saltar mucho o hacer paracaidismo o deportes similares, te vendrán de maravilla.

Botas de tanque

Diseñadas originalmente para personal que manejaba tanques, son botas fuertes y sin cordones, ya que se quería evitar que se atascaran entre las partes en movimiento de los tanques. Son especialmente útiles si vas a andar por vegetación densa. También resisten mucho el calor, así que vienen de maravilla para quienes trabajen en industrias alrededor de materiales a altas temperaturas. A su vez, suelen ser antideslizantes.

Para climas extremos

Este tipo de bota está diseñado específicamente para sobrellevar con éxito climas difíciles y condiciones extremas como los desiertos, el invierno o la selva:

  • Para el desierto: ir con cualquier tipo de calzado en la arena puede ser una verdadera tortura. De hecho, las botas tácticas especiales para desiertos son totalmente a prueba de arena, con cordones en caña alta que se ajustan en los gemelos y especies de agujeros de ventilación para que la arena que pueda entrar salga fácilmente. Tienen poco aislamiento, vienen sin partes de metal y suelen ser hechas de gamuza para soportar bien la arena.
  • De invierno: lo importante con este tipo de bota no es solo la impermeabilidad, sino también que tengan mucho aislamiento para protegerte del congelamiento en los pies por las temperaturas bajo cero. A su vez, son totalmente impermeables para que la nieve no se derrita alrededor de tus pies y se congele nuevamente, lo cual es una verdadera pesadilla.

Por su parte, las suelas también son bastante anchas para que se reparta eficientemente el peso sobre la nieve y tengas mejor soporte.

  • De selva: aunque la lógica te diga que las mejores botas para selva son las resistentes al agua, lo cierto es que las más recomendadas son aquellas de lona de secado rápido, la cual no retiene humedad. En estos modelos las suelas también tienen unas especies de canaletas que permiten que el agua se deslice fácilmente.

Una vez que termines de usarlas, simplemente cuélgalas y ponlas a secar. Normalmente después de al menos una hora ya están listas para volver a usar.

¿Quiénes usan botas tácticas?

No te dejes llevar por el nombre “tácticas” o la denominación de botas de combate y demás, la verdad es que son un calzado para el aire libre que puede ser utilizado por cualquier persona que necesite de sus propiedades.

  • El ejército

Como te comentábamos anteriormente, uno de los principales usuarios de las botas tácticas son los militares, para quienes hay muchísimos modelos y variedades disponibles.

  • La policía

Para la policía y otras fuerzas de seguridad similares, normalmente se utilizan botas negras tácticas diseñadas específicamente para combate en espacios cerrados y para hacer maniobras rápidas si están en persecución de un individuo.

  • Senderistas y aventureros en general

Las botas tácticas hicieron la mutación de producto usado solo por militares y fuerzas de seguridad, para pasar al uso común de senderistas, escaladores y aventureros ávidos. Esto, una vez que se dieron cuenta de que eran ideales para los diversos usos de estos últimos colectivos. De hecho, es un tipo de zapato que se ha hecho muy popular, tanto así que son recomendados en opinión de muchos expertos de estos deportes de exteriores.

El mantenimiento correcto de un par de botas tácticas

Afortunadamente, estas botas son bastante fáciles de limpiar y cuidar. Eso sí, es importante que sigas las recomendaciones a continuación y que las limpies después de cada uso:

  • Limpieza

La manera más sencilla y rápida de hacerlo es aprovechando los exteriores resistentes al agua para simplemente mojarlas por fuera y limpiarlas usando un cepillo suave con agua jabonosa. Ahora bien, cuando tienes botas 100% impermeables, también puedes simplemente utilizar una manguera y rociarlas libremente para quitar el sucio.

  • Secado

Como las botas tácticas no son tan baratas, más vale que puedas secarlas a tiempo y evitar así que cojan humedad y malos olores. Lo ideal es que quites los cordones, saques las plantillas o entresuelas internas y liberes la lengüeta. Luego, simplemente cuélgalas para que se sequen al sol o, si no hay demasiado, también puedes ponerlas cerca de una calefacción o con un secador manual. También, si no cuentas con demasiado tiempo, tienes la opción de tirarlas en la secadora, ponerles un ciclo rápido y listo.