Los 15 Mejores Destinos Para Viajar de Mochilero

Estoy más tiempo viajando y planeando qué lugares nuevos conocer que viendo una serie en el sofá de mi sala. Si os pasa igual que a mí y os pican los pies y la curiosidad por conocer nuevos destinos, pero vuestro presupuesto no es lo más holgado que tenéis, os molará saber que estoy por compartiros mis lugares favoritos para conocer con una mochila a cuestas y bajo presupuesto.

Viajes mochileros: los 15 mejores paises

1. Budapest, Hungría

budapest-hungriaEmpezar por mochilear dentro de España puede ser una muy buena opción para iniciarse en este estilo de vida. Un viaje en carretera por los destinos más cercanos a vuestra comunidad es una buena manera de iniciarse y descubrir cosas que hasta ahora estaban ocultas para vosotros en vuestro propio país. Pero, vamos, que, si aún tenéis sed de una aventura internacional, podéis poner el dedo sobre un destino aquí mismo, en Europa, que os puede resultar económico y muy atractivo.

¿Se os viene algún destino a la mente? Pues a mí sí, Budapest es una gran opción para emprender una aventura de mochileros en Europa. Y es que no sólo es muy asequible, sino que no os decepcionará con una gran variedad de cosas para ver y hacer. Por ejemplo, las visitas infaltables que debéis hacer es a los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como la plaza Kodály Körönd, la famosa plaza de los Héroes o el Museo de Bellas Artes, por nombrar algunos.

Entre las cosas que debéis al menos ver, debéis meter en vuestra lista a los Baños Medicinales de Széchenyi, que es el baño de spa más grande de Europa. Y, si el presupuesto es un poco flexible, podéis permitiros disfrutar de unos merecidos mimos ahí. después de explorar la ciudad.

2. Islandia

islandia

¿Preparándoos para vuestro viaje de mochilero? Debéis entonces revisar si tenéis Islandia entre vuestros destinos porque vaya que es un país que no os debéis perder. ¿Y lo mejor? Queda aquí mismo, en Europa, no hay que ir demasiado lejos para explorar las bellezas naturales que este país nórdico tiene para ofrecer.

Os hablo de la laguna azul y, en general, es un paisaje impresionante. Además, que, si os pasáis entre octubre y abril, tenéis la oportunidad de correr con la suerte de que os encontréis con una aurora boreal, una de las experiencias más guays que haréis antes de dormir.

3. Tallin, Estonia

ciudad-europea

Si os estáis plateando eso del mochileo a largo plazo, podéis seguir vuestra ruta en Europa y pillar otro destino fascinante como Estonia. Os seré honestos, puede salirse un poco de vuestro presupuesto si lo comparamos con otros de los destinos que hasta ahora hemos nombrado, pero sí que vale la pena experimentar un híbrido de la influencia escandinava, báltica, rusa y europea en Estonia.

Un dato muy curioso es que no hay metro, pero sí que es fácil movilizarse a través del tranvía. Por otro lado, un hostal en Tallin os puede costar de unos 8 a 14 EUR, dependiendo de la temporada, aunque si os ponéis más exigentes podéis ir por encima de los 40 EUR, hay de todo y para todos. Además, la ciudad ofrece numerosos restaurantes que brindan comidas más grandes y mejores por menos del costo de una hamburguesa de comida rápida.

Eso no es todo, Tallin, su capital, particularmente ofrece una cultura interesante, además es fácil explorar muchos de los principales lugares de interés a pie y de forma gratuita. Si vais a Tallin no olvidéis ir a la escalada hasta la cima de Linnahall, donde podréis obtener vistas panorámicas de la ciudad y del mar Báltico y, claro, las fotos más envidiables de las redes sociales.

4. Tirana, Albania

tirana-albania

Si os mola todo el rollo arquitectónico de Grecia e Italia y sus costas mediterráneas, podéis voltear la mirada a Albania porque es la alternativa barata a estos dos lugares por excelencia.

Tirana, su capital, es verdadera hermosa ya que su cultura y arquitectura ha sido influenciada por sus relaciones con el Imperio Otomano, el Imperio Austro-Húngaro y Romano. Un dato interesante de viajero a viajero es que no os perdáis la experiencia de caminar por el Monte Dajti, eso será inolvidable porque obtendréis una vista panorámica de la ciudad que os robará el aliento y, sí, os permitirá hacer fotos geniales.

Si de gastos se trata, os adelanto que hay albergues para mochileros cuestan entre 9 € y 15 € y la comida es bastante asequible también, como los bocadillos de los Balcanes, que es un hojaldre relleno con queso o carne y cebollas. Estas cosas que lo hacen uno de los destinos de Europa más económicos para mochilear en el mar Adriático.

5. Turquía

mesquita-en-turquia

Puede que desde hace unos años para acá la idea de mochilear por Turquía haya cobrado más fuerza entre los viajeros, porque sí que es verdad que antes la idea de agarrar vuestra mochila de viaje y emprender camino hasta allá era un poco incierta e incluso menos atractiva que pensar en otros destinos que eran mucho más conocidos y recomendados por otros viajeros.

Pero hoy sus paisajes que roban el aliento la verdad es que han hecho de Turquía un destino cada vez más popular. Lo otro que resulta verdaderamente atractivo es su historia única, como el puente entre Asia y Europa. Recordemos que Estambul, la capital comercial de Turquía, también sirvió como centro político de los imperios otomano y bizantino, dos imperios que, por supuesto, dejando hasta hoy una huella visible en esa ciudad.

Hay muchas razones por las que comenzar el viaje a Estambul desde su capital es muy buen plan, pero una de las mejores es saber que podréis estirar cada euro que os llevéis. Los atractivos turísticos que hay también son una poderosa razón, de hecho, una de los lugares que más recomiendo es precisamente el Museo de Santa Sofía, la Iglesia de Chora y el casco antiguo de Estambul.

Pero, vamos, que particularmente me gusta revisar los mercadillos de las ciudades que conozco porque considero que es una buena manera de medirle el pulso a la ciudad y de conocerla desde sus entrañas y es por eso que recomiendo que no os perdáis el Gran Bazar, un mercado que data del siglo XV y que está repleto de miles de tiendas en donde podréis disfrutar de la comida turca y absorber mucho de su cultura.

6. Tailandia

santuario-con-arboles

Si estáis preocupados por vuestro presupuesto, pero os urge huir del frío y sentir el calor tropical, Tailandia es una buena opción siempre. Y es que da para todo y para todos los gustos perfectamente, para el que desea descansar oyendo las olas del mar y con un coco frío en la mano o para el desea explorar toda la riqueza cultural que ofrece en sus templos budistas y las obras maestras arquitectónicas que están llenas de historia del país, o de su gastronomía, que es mundialmente conocida, e incluso para el que busca noches alocadas de fiesta y diversión.

Tailandia lo tiene todo. Y, sí, aunque pasó de ser prácticamente desconocida hasta ahora albergar cientos y cientos de resort de lujo, lo cual es todo lo contrario al estilo de vida del mochileo, sigue siendo un destino al cual ir con bajo presupuesto sin desfallecer en el intento.

Una buena idea es evitar el bullicio de los turistas que todos sabemos que además en donde se concentran, es precisamente en los lugares más costosos. Vosotros tenéis el truco para esto evitando las playas abarrotadas de Koh Phi y Maya Bay, y marcando camino en dirección a las islas más tranquilas y asequibles, como lo son Koh Lanta o Railay Bay, donde podréis sumergiros en el estilo de vida tailandés y disfrutar de las hermosas playas.

7. Indonesia

IndonesiaSi además de mochileros sois estuantes, sabréis que el presupuesto se complica un poco más. Pero si estáis dispuestos a que eso no acabe con vuestro espíritu aventurero, es mejor que vayáis pensando en Indonesia como vuestro próximo destino en la lista porque es uno de los mejores lugares para mochilear.

Uno de sus mayores atractivos es el hecho de que alberga literalmente miles de islas para que los estudiantes exploren, entre 13 y 18 mil, dependiendo de a quién le preguntéis o en dónde consigáis la información, pero, de todos modos, la verdad es que esas cifras siguen siendo asombrosas.

Vamos, que, con esta variedad, también podéis ir pensando en la variedad de cosas que ofrecen esas islas y que se adaptan a los muchos intereses que los mochileros podemos tener. Por ejemplo, si deseáis disfrutar de la niebla de la mañana desde la ventana de vuestro alojamiento y escuchar las llamadas de los monos salvajes o estar simplemente apacible, leyendo un buen libro junto a una cascada, yo os recomiendo que vayáis poniendo la vista sobre Sumatra.

Si sois yogui y os entusiasma la idea de aprovechar el clima para hacer yoga y meditación con la compañía de las olas del mar, os vendrá bien pensar en la isla de Sumba, que está a solo 400 km de Bali, y en donde podéis pasar de esa tranquilidad a la adrenalina del surf u optar por la práctica del snorkel o de la pesca, igualmente emocionantes. Quedarse en una misma isla no tiene por qué ser aburrido, algunas ofrecen en un mismo sitio una variedad de actividades y opciones, además podréis obviar el gasto del transporte que puede ser pesado y os movéis demasiado.

8. Nepal

los-himalayas

Puede que no seáis propiamente un mochilero, pero que os mole el tema de viajar a bajo presupuesto y que tengáis la soltura de poder viajar en cualquier época del año porque lleváis un estilo de vida nómada de negocios digitales, en cualquier caso, debéis saber que todos estos destinos son la bomba de todo viajero apasionado con holgura de tiempo y bajo presupuesto, y precisamente por eso no podía dejar de lado a Nepal.

Hablamos de un destino imponente, es un país que comparte frontera con el Tíbet y la India, lo que permite que podáis saltar de un destino interesante a otro sin que suponga demasiado problema. Pero si deseáis conocer de la cultura, podéis iniciar el recorrido desde su capital comercial, que es Birgunj, en donde podéis disfrutar del Templo Durga, la torre del reloj y la Puerta Shankar Acharya, donde la India se encuentra con Nepal.

Si vais en un rollo más espiritual, puede que lo que os mole sea mejor ir a Lumbini, nada más y nada menos donde nació el Señor Buda hace 2500 años. Pero si os mola conocer sitios del patrimonio mundial del mundo, os convendrá ir al valle de Katmandú, precisamente el lugar que alberga unos 130 monumentos en espera de ser explorados. ¿Ya os he dicho que Nepal es el hogar del Monte Everest y del Jardín de los Sueños? Pues, eso, no creo que haya mucho más que decir que os anime a explorar ese interesante país.

9. India

antiguo-templo

Si estáis dispuestos a permanecer en las condiciones más básicas, podéis reservar fácilmente albergues que sólo os costarán uno o dos euros por noche y que están bien ubicados, en el centro, pero que no tienen nada que ver con el agua caliente que disfrutáis seguramente en casa ni encontraréis aire acondicionado.

Pero renunciar a la comodidad personal, si no supone un grave problema para vosotros, os permitirá recibir grandes satisfacciones gastronómicas. La cocina india es para morirse y maravillosamente barata, es ideal para atiborrarse felizmente en platos auténticos de restaurantes por sólo unos pocos euros, mientras que comidas ligeras se pueden comprar en la calle por sólo unos centavos.

El vasto subcontinente tiene de todo, desde safaris por el desierto hasta las montañas del Himalaya. Ya sea que deseéis ver el Taj Mahal o dormir en la ciudad de Bollywood, India es la mejor amiga de un mochilero con docenas de lugares económicos para viajar.

¿He dicho Goa? Pues, el estado de Goa, en la costa oeste de la India, es uno de los destinos más populares para mochileros en el país y quizás en toda Asia y es que tiene 60 millas de playas tropicales en donde podréis encontrar las aisladas y pacíficas y las que tienen un que hippie.

10. Camboya

camboya

Poco se habla de que Camboya es realmente un paraíso para los mochileros, especialmente para aquellos a los que les mola el viaje terrestre. La accesibilidad extrema es en parte gracias al transporte público que no es confiable, antiguo y usualmente reducido. Además, Camboya es el hogar del albergue más barato del mundo, donde sólo 1 euro es suficiente para conseguir un lugar donde dormir por la noche. Vamos, que, si estáis dispuestos a desembolsar alrededor de unos 10 euros, podéis incluso obtener una habitación privada para vosotros solos y vuestras pertenencias.

Sus calles huelen a comida, deliciosa comida, porque están repleta de vendedores que ofrecen algunas comidas frescas por pocos centavos y, en general, Camboya es famosa por las raciones sorprendentemente abundantes de comida por unos pocos euracos, es que, vamos, es épico.

Si os mola visitar la belleza de Angor Wat, debéis saber que podéis encontrar una cama en Siem Reap, la ciudad más cercana a Angor Wat, por alrededor de unos 3 euros. Si deseáis hermosas playas, lugares exóticos y todo por solo unos pocos dólares al día, Camboya es el lugar perfecto para explorar con una mochila a cuestas.

11. Ecuador

ecuador

¿Nos vamos a Sudamérica? Pues, empecemos por uno de los países más baratos para visitar en Sudamérica: ¡Ecuador! Y os lo dejo así, podéis elegir cualquier ciudad de este maravilloso país y no iréis nada mal.

Por ejemplo, pongamos en el mapa a Quito, la capital de la nación, en donde el transporte es relativamente barato y abundan los alojamientos asequibles. Además, las tarifas aéreas en el nuevo aeropuerto de Quito a veces vienen a precios de ganga. Por otro lado, sirve como una buena base para visitar la exhibición ecuatorial Mitad del Mundo, el famoso mercado cubierto en Otavalo y el volcán Cotopaxi.

Si os molan las playas, podéis pensar en Guayaquil, que es la ciudad más grande del país y que cuenta con rápido acceso a las playas del Pacífico. Pero Cuenca no se queda atrás, siendo la tercera ciudad más grande, con una hermosa arquitectura del siglo XVI y estando bordeada por picos de los Andes en la distancia.

Para un país relativamente pequeño, Ecuador ofrece una amplia variedad de paisajes y atracciones. Por ejemplo, las populares Islas Galápagos, a las que podéis llegar haciendo arreglos para nada complicados desde cualquiera de las ciudades que ya os he nombrado.

12. Colombia

mejores-destinos-para-mochileros

Atrás quedaron los días en los que Colombia era de los destinos menos seguros a los que se podría ir. Hay algunos que así lo creen, pero lejos de ser una razón para dudarlo, es mejor tomarlo como algo a vuestro favor y viajar a menudo a precisamente un país que desea demostrarles a sus visitantes que es atractivo y seguro y que lejos quedaron sus años de mala fama.

Es curioso porque podéis desde visitar bares pintorescos en su capital, Bogotá, hasta visitar las paradisiacas playas de Santa Marta o Cartagena por ejemplo, hasta hacer actividades fuera de lo común como ver el proceso del auténtico café colombiano partiendo desde el grano de café, hasta que llega a vuestra taza. ¡Toda una experiencia!

Podéis encontrar fácilmente una habitación de albergue en el corazón de Cartagena por menos de 10 euros por noche. Por nombrar otro ejemplo, podéis ir a por una hamaca en la playa en una isla del Caribe, como Playa Blanca por incluso menos de 3 euros por noche e incluso hacer un viaje ida en vuelta en bote por algo menos de 10 euros.

Sí que la comida puede resultar un poco más cara, aunque no debéis dudar ni por un segundo que sea deliciosa y generosa. Lo que es verdad también es que siempre podéis comprar la mayoría de sus comidas a vendedores ambulantes y ahorraros mucha pasta.

13. Perú

No en vano es un país conocido por sus selvas tropicales, ruinas y playas, Vamos, que Perú es increíble y no os queda muy lejos de Ecuador o de Colombia, por lo que es una buena idea si deseáis hacer una ruta mochilera por el continente americano.

Pero es que no sólo es realmente un lugar increíble, sino que es barato para visitar y el idioma no será un problema ya que hablamos el mismo y nos podemos comunicar sin depender de la tecnología o de otras personas, lo que puede llevar a muchas frustraciones en muchos otros destinos.

La capital, Lima, es un buen lugar para comenzar vuestro viaje en mochila si no tenéis un plan demasiado claro aún porque hay mucho que ver y que comer, mientras que la ciudad costera de Máncora tienen su atractivo particular y es uno de los destinos que vale la pena visitar de este país, pero claro que la recomendación máxima será hacer el camino inca a Machu Picchu, una de las nuevas siete maravillas del mundo, será inolvidable.

14. Nicaragua

nicaragua

Si hay un país económico para viajar es Nicaragua, e incluso es un destino muy amable para experimentar cosas nuevas como el voluntariado, por ejemplo. Hay muchos programas para extranjeros en donde podéis conocer gente de muchísimos países con ganas de dejar su huella positiva en el mundo y eso está guay, además de vivir la experiencia en carne propia de ayudar a otros desde vuestro propio esfuerzo y ver otras realidades ajenas a la vuestra.

Pero, además de esto, hay mucho que hacer para vosotros. Después de ver los edificios coloniales de Granada, podéis ir a Masaya, que es una ciudad que está a tan sólo unos 20 minutos y donde el lago volcánico Laguna de Apoyo deslumbra a los visitantes con sus cálidas y brillantes aguas azules, dejando memorias y fotos increíbles. Debéis saber que de diciembre a febrero son los mejores meses para viajar, cuando la temperatura se mantiene por debajo de los 32 grados Celsius.

San Juan del Sur es uno de los nuevos puntos calientes del turismo nicaragüense, de hecho, se considera la capital del surf de este país. Quizá podría ser uno de los destinos más caros del país, pero todavía es probable que se considere una ganga en comparación a casi cualquier otro destino.

Si esta zona se llena demasiado para vuestro gusto, podéis subir a los llamados autobuses de pollos, que es un tipo de transporte local barato, pero que a veces lento, sin embargo, os podrá hacer llegar hasta las playas aisladas que hay en la región o a conocer las islas vírgenes y picos volcánicos.

15. Costa Rica

costa-rica

Con toda honestidad os diré que no sé si esto está comprobado o no, pero después de visitarlo, he quedado con la sensación de que Costa Rica es el país más feliz del mundo y es que su gente es muy guay, los ticos son muy abiertos y cálidos y, además, sino que su biodiversidad es increíble.

Lo que es posible que hayáis escuchado y que os haya espantado un poco es la fama que ha tomado de ser uno de los destinos más caros de América Central, y es que claro, comparado con Nicaragua, sí que es más costoso, pero sigue siendo una opción que puede entrar en el presupuesto de un mochilero sin problemas.

Y además os llevarías la satisfacción de explorar volcanes activos, aguas termales naturales y hermosas costas. El truco es mantener el presupuesto a salvo acampando, practicando surf o quedándose en el dormitorio de un mochilero por alrededor de unos 10 euros por noche.

No os pongáis muy exclusivos con la comida, por el contrario, podéis probar comer en los refrescos ticos o en los restaurantes locales en donde además podéis degustar la comida centroamericana por la mitad de lo que costarían en los lugares turísticos.