mejores-guantes-tácticos

Para mí, la elección de los mejores guantes tácticos nunca fue algo muy sencillo que digamos. Siempre me debatía entre nivel de protección y suavidad, es decir, libertad de movimiento. Y al final terminaba comprando de marcas que, o bien no daban la protección prometida, o simplemente resultaban en experiencias incómodas debido a guantes con los que ni percibes lo que estás tocando.

Afortunadamente, hoy en día ya tengo más claro lo que hace a un buen par de guantes.

¿Cuáles son los mejores guantes tácticos?

Para resumir un poco, está claro que debes fijarte en los materiales, que den buena protección, agarre y transpirabilidad. Pero algo que muchos desestiman y que es igual de importante es la comodidad y ajuste.

En mi opinión, los mejores guantes no son los más caros ni menos costosos, sino aquellos que te protegen de los peligros de la actividad a realizar, quitándote la menor libertad de movimiento posible. Para ayudarte a escoger, la siguiente comparativa tiene todo lo que necesitas.

A continuación te presentamos los mejores guantes tácticos:

1. Guantes tácticos FreeToo

Gran comodidad y protección

Su palma está hecha con cuero sintético antideslizante de doble capa, por lo cual no tendrás que preocuparte por el agarre, ya que es de los mejores. De igual forma, también tiene una excelente comodidad, gracias a un diseño transpirable, pensado en darte comodidad durante los meses de calor y abrigar un poco durante el invierno.

Son ideales para deportes pesados como caza, camping, escalada, tiro y demás actividades en exteriores.

2. Guantes tácticos Seiberton SOLAG Special Ops

Lo tienen todo

Ofrecen una comodidad exquisita gracias a sus materiales tan adecuados para el trabajo, como el poliuretano y cuero sintético. Entre ambos tienes una combinación ideal de protección anticorte, resistencia, buen agarre y una comodidad y libertad de movimiento bastante buenas. Tanto así que van geniales para ir en moto, de caza, escalada, usar armas de fuego y más.

También está disponible en un diseño con las puntas de los dedos abiertas.

3. Guantes tácticos Free Soldier

Muy cómodos

Gracias a la protección de los nudillos y las palmas protegidas con gamuza antideslizante, podrás disfrutar de unos guantes que te protegen de manera integral, desde cortes hasta golpes y la abrasión. Tienen agujeros transpirables, así como un diseño ergonómico y tela spandex, lo cual te permite mantener una libertad de movimiento bastante natural.

Funcionan perfectamente para deportes al aire libre, cacería, escenarios tácticos e incluso para ir en moto. Es fácil de ajustar a la mano.

4. Guantes tácticos Kepeak

Para todo uso

Hecho para resistir y proteger tus manos con comodidad, este par de guantes cuenta con palma reforzada y microfibra suave en las puntas de los dedos para darte un buen agarre con una sensación natural. El cierre de velcro también es muy confiable, duradero y fácil de ajustar, mientras que, por sus materiales, resulta transpirable.

Los nudillos vienen reforzados, con acolchado y doble costura para mayor durabilidad. Tienen excelente relación calidad precio.

5. Guantes tácticos Oziral

Super versátiles

Reúnen todas las características esenciales como materiales transpirables, resistentes a los cortes y abrasión, así como la facilidad de ajustarlos mediante correas en las muñecas. Por esta razón son unos guantes ideales para prácticamente cualquier tipo de actividad y es la mejor opción para los usuarios más versátiles que buscan protección para usar en moto, camping, escalada, senderismo o hasta pesca.

De hecho, hasta te vienen bien simplemente para andar caminando en días de frío.

6. Guantes tácticos Avril Tian

Excelente calidad

Entre sus materiales figura la microfibra de cuero totalmente resistente al desgaste y antideslizante, que además de cómoda da buena transpirabilidad y excelente libertad de movimiento. Cuentan con nudillos moldeados duros, palma reforzada con doble costura y además incluyen una función bastante genial, que es la presencia de material táctil en pulgar, índice y dedo medio. Así, podrás usar la pantalla táctil de tu móvil con los guantes puestos.

Están hechos para hombres y son perfectos para múltiples actividades al aire libre.

7. Guantes tácticos YuanMei

Máxima protección

No muchos guantes en el mercado ofrecen tanta protección como estos, hechos con un acolchado grueso de plástico térmico en los nudillos y la palma reforzada con poliuretano y costuras dobles para evitar rasgaduras y dar mayor durabilidad. También vienen con goma reforzada en las falanges de los dedos.

Cuentan con puntas táctiles en pulgar, índice y medio, y también son fáciles de ajustar mediante sus correas de velcro.

Cómo elegir unos guantes tácticos

guantes-tácticos
@iambrandoncason

Como te comentaba anteriormente, hay varios aspectos relevantes a considerar antes de comprar tu nuevo par de guantes tácticos.

Si bien es importante dar con unos asequibles que no destruyan nuestra cuenta bancaria, lo cierto es que hay que fijarse también en cosas super importantes como materiales que den buena protección, ventilación y comodidad, un aislamiento de calidad para las condiciones más adversas e incluso cosas como el agarre o la libertad de movimiento que otorgan a tus manos y dedos.

A continuación, los evaluaremos a profundidad:

Materiales

Lo primero que, en nuestra opinión, deberías buscar en unos guantes tácticos, es la calidad de los materiales. Si tienes tiempo en esto, bien sabes que uno de los más confiables y de mejor calidad es el cuero, por eso se suele encontrar en los guantes tácticos de gama alta.

Entre sus ventajas figuran la buena durabilidad que tienen, su alta resistencia al agua y, claro, la protección que ofrecen a las manos y dedos debido a su espesor y durabilidad.

No obstante, el cuero es un material que se va agrietando con el tiempo y hay que darle un mantenimiento regular para que nos pueda durar un poco más. Y es allí donde entran las nuevas tecnologías y materiales, ya que cada día se ven más guantes que combinan también paneles de materiales sintéticos cosidos directamente sobre las áreas de la palma y de la parte interna de los dedos. Por allí también tienes una protección adicional para el cuero mismo y hasta un mejor agarre, sobre todo para el uso de armas de asalto, policiales y demás.

Ahora bien, ten siempre presente las condiciones en las que usarás los guantes, ya que en climas húmedos lo más recomendado es llevar guantes hechos con telas. Es que el cuero, si bien es impermeable, se vuelve muy resbaladizo al mojarse, por lo que perderás mucho el agarre. Con los de telas tendrás un mejor agarre y fricción.

Aislamiento

Es aislamiento es otro factor fundamental a considerar, sobre todo si planeas usar tus nuevos guantes en invierno, para deportes de frío o incluso para operar armas de combate, asalto o policiales.

El tema es que el aislamiento, aparte de mantener tus dedos y manos calientes, también les da una protección adicional. Sin embargo, demasiado material aislante hará que los guantes sean muy gruesos, lo cual molestará un poco tu libertad de movimiento. Por ende, es importante que escojas el balance correcto entre un aislamiento grueso que te proteja del frío, y uno más delgado que ofrezca mayor facilidad de movimiento.

Protección

Otro aspecto que resulta fundamental en cualquier par de guantes tácticos es el nivel de protección. Piensa que este tipo de guantes te protegerá de cortes, quemaduras y demás, así que es necesario que cuenten con una capa gruesa y resistente que garantice a tus manos y dedos la protección adecuada.

Nunca te dejes llevar por la opción más barata simplemente por el precio, menospreciando la calidad de la protección ofrecida. Recuerda que el dinero se recupera, pero la salud de tus manos y dedos es muy delicada como para confiárselas a cualquier par de guantes de baja calidad.

Acolchado

Aunque muchos puedan creer que el acolchado de los guantes tácticos militares es simplemente una cuestión de comodidad, lo cierto es que es parte importante del diseño que te garantiza la protección. De hecho, el acolchado protege las partes más expuestas y susceptibles a golpes, moretones y cortes, como los nudillos, las partes internas de los dedos y, por supuesto, la palma de la mano. Imagina un corte en el medio de la palma durante alguna situación táctica, sería terrible. Pues un buen acolchado lo puede evitar.

Dicho esto, existe el acolchado de los nudillos, el cual te ofrece protección adicional en escenarios de combate -y hasta causar un poco más de daño-. Sin embargo, evita pasarte con el acolchado allí, ya que el exceso hará que el movimiento de los dedos no sea tan cómodo.

Sobre el acolchado de la palma, es fundamental en situaciones de riesgo. No obstante, mientras más acolchado tienes, menos sensibilidad tendrás. Así que tendrás que sopesar qué necesitas más según las actividades que pienses realizar: si la protección extra en la palma, o tener una mejor sensación de lo que tocas en el terreno.

Al igual que con la palma de la mano, el acolchado en la parte interna de los dedos también te restará sensibilidad, pero es super relevante para poder darle buena protección a tus dedos. Probablemente en los guantes de moto no requieras mucho acolchado en estas zonas, pero para usar armas, sí que te vendrá mejor la protección adicional.

Agarre

Este es un apartado de vital importancia y cuya elección variará dependiendo del uso que planees darle a tus guantes. Por darte un ejemplo, quienes usan armas, desde aquellos que van de cacería hasta agentes de las fuerzas de seguridad, muchas veces prefieren guantes con las puntas de los dedos abiertas.

Esto es porque tienen un agarre mucho mejor y más seguro desde la punta de sus dedos. En estos casos, sentirás el gatillo desde el momento que tu dedo lo toca y además podrás emplear otras herramientas tecnológicas directamente con la sensibilidad de tus dedos.

Ahora bien, también es cierto que hay guantes que vienen cubiertos hasta las puntas y que poseen materiales con agarre mejorado precisamente para usar en meses de invierno o en climas naturalmente fríos, donde no podemos dejar ninguna parte del cuerpo descubierta. Estos guantes también te permiten tocar las pantallas del móvil y otros aparatos táctiles, al mismo tiempo que te dan una buena sensación táctil. Que, si bien nunca será igual a la del dedo descubierto, se le asemeja en lo posible.

Facilidad de movimiento

Ya hemos tocado un poco este tema en los apartados anteriores, pero es importante dedicarle un espacio separado. Recuerda que la gran batalla del que está detrás del diseño de cada guante que vemos, es ofrecer una sensación de libertad de movimiento similar a la de la mano libre, pero dando la protección de un guante acolchado, con materiales resistentes y buen aislamiento.

Ahora bien, como esto es virtualmente imposible, al menos mientras no se haya inventado una tecnología que lo logre, a día de hoy tienes que encontrar el balance que te resulte perfecto. Esto lo logras siguiendo algunos tips. Por ejemplo, para los nudillos es mejor escoger las protecciones de cuero, no las que vienen moldeadas. Esto se debe a que el cuero cede más con el tiempo y te ofrece un movimiento un poco más natural que las molduras, las cuales siempre tienden a ser más rígidas.

Luego, lo más importante es que el guante se ajuste realmente bien a tu mano. Ten en mente la premisa de que deberías sentirte lo más natural posible, casi como si no tuvieses nada en la mano. Pero como ya hemos visto que eso es virtualmente imposible, lo que debes buscar es un guante que, cuando lo tengas puesto, casi ni te des cuenta, que te dé la mayor liberta de movimiento y que puedas sentir toda tu mano.

Comodidad

Aparte de que tu selección debe tomar en cuenta la talla correcta y una sabia elección de materiales externos, recuerda que la parte interna también es fundamental, esa que está en contacto directo con tu piel. Para ello, busca materiales que te den una buena transpirabilidad como tejidos de lana o incluso características externas del diseño hechas para dar mayor ventilación.

No olvidéis de llevar los mejores pantalones tácticos