vuelo-internacional

No todas las personas tenemos la fortuna de tener más de un par de días al año para viajar, conocer y relajarse un poco de la rutina diaria, pero eso en ningún momento nos puede limitar a escoger sólo destinos nacionales, sólo hay que darle la vuelta y sacar el máximo partido de esos días, ¿cómo? No os podéis perder los consejillos que he compilado después de muchas millas recorridas, pero sobre todo aciertos y desaciertos.




1. Elegir el destino

 

elegir-el-destino-de-viaje

Habéis cogido unos días libres que han coincidido con los de vuestros colegas, los de vuestra pareja o con los de toda vuestra familia, esto nos lleva ahora a la pregunta del millón: ¿A dónde ir?

Hay muchos factores que pueden determinar la respuesta a esta pregunta, pero podemos partir fácilmente desde vuestros intereses y presupuesto. De pronto si entre vuestros intereses está hacer deporte, pensar en ciudades que tengan atractivos naturales, como montañas para escalar, por tener un ejemplo. Y ya por el tema de presupuesto podemos ver si nos alcanza para irnos a destinos dentro de nuestro propio continente o incluso si nos resulta igual de económico pillar alguno que otro destino en otro continente, a veces esto puede ir muy de la mano de ofertas de temporada y así.

Pero también entra en juego el tiempo que tenemos para disfrutar, si es una semana o dos o podemos pasar de 15 días incluso porque hay que pensar los días de vuelo que se pierden si nos vamos muy lejos. Y también hay que tener muy en consideración si viajamos solos o si hay que poner sobre la mesa los intereses y necesidades de nuestros acompañantes, por ejemplo, si viajamos con niños hay que pensar en destinos amigables para los más chicos y quizá evitar viajes demasiados largos que puedan agobiarlos.

Por último, la temporada, aunque muchos aman viajar en verano por el clima y porque la mayoría de los niños tienen vacaciones, podemos también ver que son épocas complicadas para pescar vuelos en general y mucho más complicado que sean económicas, lo que no sucede de pronto en otoño, que hay unos muy bueno chollos, pero quizá no sea la mejor opción para quienes quieren tomar sol y nadar o para quienes quieren esquiar en la nieve.

2. Reservar vuelos para el viaje

reservar-un-vuelo

Antes de tener lista vuestra mochila de viaje, será momento de que reservéis con tiempo vuestros vuelos. Hay que tener en cuenta que este puede ser uno de los golpes más duros en el presupuesto, por lo que hay que tener los ojos bien abiertos para pescar unas buenas ofertas y reducirlo tanto como se pueda.

Claro que, si son vuestras únicas vacaciones en el año y tenéis poco tiempo para disfrutarlas, o sugiero que voléis directamente y que no escatiméis en gastos de pasajes porque os ahorraréis un par de días perdidos viajando.

Al empezar la búsqueda suelo ir directamente a por Skyscanner, que es un sitio cómodo en donde puedo encontrar cientos de vuelos diferentes en los días previstos a los lugares previstos, pero sin duda me gusta contrastar con otros sitios similares como Kayak, Hipmunk, Google Flights y Momondo, incluso luego voy a la web de las aerolíneas en donde he encontrado los mejores precios a probar suerte.

3. Reservar alojamiento para el viaje

hotel

Saber en dónde pasar la noche también es importante, pero tiene mucho más cuando viajáis con los pequeños de casa porque uno se puede resolver de muchas maneras, sin embargo, los chicos tienen necesidades especiales y necesitan tener esto seguro.

Una buena idea es optar por los conocidos que tenemos en el lugar, bien pueden ofrecernos cobijo u ofrecernos opciones incluso opciones mucho más económicas en donde pasar la noche.

Si no conocemos a nadie en el lugar, podemos recurrir a opciones como Booking.com que tiene una gran cantidad de opciones de Hoteles, Hostales y más en donde podéis quedaros, pero a veces puede resultar mucho más cómodo y económico optar por AirBnB, que ofrece la opción de alquilar pisos vacacionales, casas o chalets en donde podéis disponer de la cocina para hacer la comida de los más chicos y de no molestar a terceros con el ruido que pueden provocar los niños, al tiempo que tendréis mayor privacidad.

Para viajes individuales o en pareja también es buena opción porque ofrece habitaciones vacacionales en casa de familias que incluso pueden añadir un servicio de desayuno, como en un hotel, pero con una relación más cercana, yo lo he hecho y he quedado con muchas familias amigas en otros países, lo cual es muy guay. En esta misma sintonía, está Couchsurfing.org que es una gran comunidad en línea de viajeros que comparten sus habitaciones o sofás con extraños de forma gratuita.

4. Cómo moveros: transporte

taxis

A mí me gusta prever con tiempo si el lugar tiene líneas de metro, por lo general, podéis descargarlas de internet para explorar cuáles son los puntos de interés en esas estaciones y si os podéis mover del aeropuerto al lugar de hospedaje con transporte público.

¿No hay metro? Vale, pues, ¿qué otras opciones tenemos? ¿Bus? ¿Taxi? Por ejemplo, hay muchas opciones como Cabify o MyTaxi que son aplicaciones en donde se pillan taxis cercanos a vuestra ubicación, pero no todo está dicho, hay algunos truquillos por aprender, el año pasado estuve en Nueva York y usando Uber me di cuenta de que puedo pedir la opción de no pagar el servicio completo sino exclusivamente mi puesto dentro del taxi y compartir el taxi con otros, lo cual es bastante más económico.

En Madrid y Barcelona, por ejemplo, hay la opción de hacerse con bicis y pasear por la ciudad en ellas, una idea genial para el verano y ni hablar de los monopatines a motor que hay por las calles de algunas ciudades, atreveros a todo. Aunque, vamos, si no hay muchas opciones, es bueno mirar con tiempo y cuidadosamente el tema del alquiler de coches, precios y clausulas para no llevaros una decepción.

5. Cosas que ver y hacer durante el viaje

juego-walking-dead

A mí es que me encanta investigar de un lugar nuevo antes de ir y para eso está súper guay revisar los blogs de los viajeros, siempre tienen lugares perfectos que mirar en la ciudad o actividades geniales, pero también vale mucho la pena buscar en Instagram ya sea colocando el nombre del lugar como hashtag o como ubicación y explorar lo que hacen los demás usuarios, siempre se sacan recomendaciones valiosas y muchísimas inspiración para tomarnos fotos increíbles, también es una buena opción irse a echar un vistazo en Pinterest.

Obviamente todo dirigido a vuestras necesidades, por ejemplo, hay cuentas en Instagram de mamis viajeras que os darán datos de lugares interesantes y entretenidos para ir con los chicos o en Google podéis buscar planes económicos y romántico para hacer en verano en el lugar al que vayáis a vacacionar con vuestro chico o chica. E incluso podréis descubrir algunos consejos de seguridad de viaje.

6. Lugares para comer y beber

Particularmente soy una apasionada por la comida y creo que mucho se conoce del lugar cuando descubrimos su gastronomía, además de que odio comer mal y como vamos un poco a ciegas a este nuevo lugar me suelo valer de apps como Yelp o TripAdvisor para descubrir cafés, chiringuitos o lugares nuevos para comer y pasar un buen rato.

7. Revisar vuestro pasaporte

pasaportes

Si no tenéis un pasaporte y deseáis viajar el extranjero, os recomiendo hacer la solicitud de uno al menos unas 6 semanas antes de la salida. Y si ya tenéis un pasaporte, debéis saber que la mayoría de los países requieren que el pasaporte sea válido por seis meses después de la fecha de salida y que tenga suficientes páginas vacías para sellos o visas. Por vuestra seguridad y orden, no olvidéis vuestro portapasaporte.

8. Conocer los requisitos de visa

Conoced los requisitos de ingreso de visa para vuestro destino, ¿necesitáis una? ¿Cómo la obtenéis? Cada país y nacionalidad serán diferentes, y uno debéis dejarlo de último porque puede tomarse su tiempo.

9. Obtener inmunizaciones

vacuna

Dependiendo al lugar al que deseáis viajar, es importante obtener el asesoramiento adecuado para las vacunas necesarias antes de viajar. Vuestra seguridad y salud son prioridad. Incluso algunas veces, más que por seguridad, no podéis viajar a menos que tengáis pruebas de haber sido vacunado. Consultad con vuestro médico.

10. Hacer copias de documentos importantes

Los accidentes pasan y se pueden perder las cosas, la billetera se pierde o la roban o el bolso en el que tenéis vuestros documentos organizados y no os podéis dar el lujo de quedaron sin documentación o sin soporte de vuestras reservaciones y boletos.

Imprimid copias y guardad en vuestros correos electrónicos o en la nube todos los documentos de identificación, reservaciones y demás cosas. A veces será complicado ingresar a internet, así que tener copias en el equipaje valdrá la pena, incluso dejarle unas a personas de confianza también.

11. Móvil y acceso a internet

acceso-a-internet

Esto es importante porque es lo que nos permitirá estar comunicados y poder revisar los puntos de interés que hemos guardado en nuestras redes sociales o mantenernos en contacto con nuestro trabajo a través de un mail, por eso lo mejor será consultar previamente con nuestra empresa de telefonía si tienen planes especiales u opciones que nos permitan estar comunicados en un nuevo destino. Si tenemos un teléfono desbloqueado podemos también usar tarjetas SIM locales y siempre podremos recurrir al wifi gratuito que ofrecen algunos lugares.

12. Acceso a vuestro dinero

dinero

Vamos, que todos queremos acceder rápidamente a nuestro dinero y evitar las comisiones bancarias, eso no es un secreto para nadie. Y hay dos escenarios, mientras más dinero en efectivo tengamos con nosotros, más tentación de gastos y más exposición a ser robados, pero también es una realidad que las tarifas de transacción internacional pueden ser elevadas.

Hay opciones como OFX en donde podéis obtener el mejor tipo de cambio, pero os invito a echarle un vistazo de antemano a ver si os conviene en vuestro país de origen y en vuestro destino.

A veces, en algunos destinos, hace la diferencia que la cuenta sea ahorro o corriente para tener la oportunidad de acceder a vuestro dinero en un cajero automático, debéis consultar esto con vuestro banco antes de partir.

Lo mejor será siempre contar con varias opciones entre tarjetas de débito, de crédito, tarjetas de dinero de viaje y efectivo por si alguna de ellas falla. Pero antes de viajar siempre será importante notificarlo a vuestro banco para que no corráis el riesgo de que os cancelen la cuenta o la tarjeta si ven transacciones inusuales desde el extranjero.

13. Comprar un seguro de viaje

No os pensáis que sólo le pasan las cosas a un grupo de personas, los accidentes ocurren y pueden agravarse si estamos lejos de casa. Todo puede pasar, un huracán, un evento terrorista, una enfermedad, un accidente y tenemos que estar preparados para todo. Además, considerad de antemano si estáis viajando a un lugar peligroso y no seáis tan optimistas al respecto, es momento de poner vuestra seguridad de primero.

En general al tener un seguro sabréis que os atenderán en cualquier hospital, aunque estéis a kilómetros de casa, pero también es bueno optar por uno que cubra vuestras pertenencias, especialmente si son dispositivos costosos como vuestro ordenador o vuestras cámaras de viaje porque por más que las cuidéis pueden ser presa fácil para los amantes de lo ajeno.

14. Empacar inteligentemente

empacar

Vayáis a donde vayáis si algo os recomiendo es que empaquéis la maleta como un profesional para ahorrar mucho espacio y ahorraros una buena pasta evitando el exceso de equipaje.

Me gusta selecciona ropa versátil, cómoda y holgada, y colores neutros que se pueden usar en múltiples combinaciones. Por ejemplo, si voy a un lugar frío, suelo llevar un solo abrigo o cuando mucho dos y siempre busco llevarlo puesto, lo ideal es que sea negro, gris o marrón para que me combine con el resto de la ropa. Si me voy a veranear, siempre busco llevar las chancletas más cómodas y las gafas de sol que me vayan bien con todo.

Me gusta empacar las cosas lo más ordenadito posible, suelo hacer rollitos de ropa que cierro con calcetines para que quede todo más compacto. También es bueno llevar una muda de ropa en vuestra mochila Patagonia, mochila North face (North face backpack), en fin, en cualquier otra que lleve como equipaje de mano por si el facturado no llega a tiempo.

Es súper importante también empacar la ropa y cosas en función a las actividades que hagáis, por ejemplo, siempre llevo mi banco de energía bien cargado para no quedarme sin batería en el móvil en medio de la aventura y el turisteo, pero si sé que voy a acampar en un lugar remoto, opto por llevar un par de cargadores de teléfono con energía solar y como este hay muchos ejemplos, la idea es tener un paso delante de la situación que se pueda suscitar.

15. Confirmar vuelos y check-in en línea

check-in-en-el-aeropuerto

Esto os ahorrará mogollón de tiempo y os dará muchas ventajas porque a veces podéis seleccionar vuestro asiento en la misma página de la aerolínea. Pero la principal ventaja es prevenir la pérdida de vuelos que puede ser un gran dolor de cabeza porque en línea encontraréis actualizados los horarios de vuelos, en caso de que tengan algún tipo de retraso o bien que se hayan adelantado. Entonces, el día antes de la salida, confirmad vuestros horarios de vuelo en línea.

Hay un dato súper chulo que me gusta compartir tanto como pueda y el de usar Trip It, que no es menos que una aplicación genial que organiza todos vuestros planes de viaje en un solo lugar, como reservas de vuelos, hoteles, alquileres de automóviles, e incluso podéis acceder al itinerario que habéis creado antes fuera de línea, durante el vuelo o para evitar cargos de roaming al viajar al extranjero.

16. Tours en grupo

grupo-de-vacaciones

Esta puede ser una súper opción si viajáis sólo pero incluso si viajáis con los colegas o con la familia, ¿por qué? Pues porque le agregará mayor diversión e interacción con personas con vuestras mismas afinidades e intereses, lo que puede aumentar la diversión un montón. Os hablo de empresas especializadas que tienen planes para grupos específicos. Por ejemplo, para solteros, para adultos mayores, para los más aventureros o para quinceañeras, la verdad es que hay de todo y vale la pena echarle un vistazo a esto, podéis buscar en google para saber cuáles y cuantas de estas empresas hay cerca de vosotros.

Mi esposo y yo contactamos a una para nuestra luna de miel con otras parejas de recién casados y ha sido de las cosas más divertidas de la vida porque conocimos gente muy maja e hicimos planes fascinantes. Así que no descartéis la posibilidad.

17. La paciencia es importante

Y diría incluso que la paciencia lo es todo y no os voy a engañar diciendo que soy una maestra Zen, la verdad es que esto lo he aprendido un poco a los golpes, pero es la clave para encontrar chollos importantes en línea en boletos o en planes de viaje e incluso para soportar algunas rutinas de seguridad aeroportuarias que pueden durar la vida eterna, como cuando nos piden que saqueos el ordenador del bolso para portátiles mil veces en un mismo día.

También puede pasar que os perdáis el autobús o que os hayan tocado dos cajeros sin dinero seguidos, seguid caminando o esperad con vuestra mejor cara, aprovechad de tomar un par de fotos o de descansar, no le quitéis el buen rollo a vuestro viaje.

18. Mantener una mente abierta

Viajar es la oportunidad perfecta para abrir la mente y el espíritu hacia nuevas experiencias, por eso es mejor estar siempre con la mejor actitud y evitar juzgar a la comida local por su aspecto antes de probarla o juzgar las opiniones de los demás, recordad que tienen historias diferentes y que pueden enriquecer la vuestra.

19. Tomar muchas fotos

Puede que vayáis muchas veces a un lugar, pero lo que estáis viviendo en ese momento es único igual que la gente que estáis conociendo y la manera en las que estáis viendo las cosas, ¿por qué no aprovechar de capturarlo todo? No os preocupéis por parecer turistas, a nadie le importa y luego volveréis a casa con cientos de experiencias y fotos para mostrarlas. Mi última recomendación respecto a esto sería hacer un respaldo digital de ellas por si corréis con el mal rato de perder vuestra cámara o móvil.