¿Qué Empacar en La Maleta Para Un Viaje Al Caribe?

La diferencia entre pasarla bomba y tener un mal rato en las vacaciones soñadas está en cómo hacemos la maleta. A veces, creemos que el destino lo es todo y en realidad gran parte de nuestra comodidad y diversión viene al estar bien equipados desde casa.

Más allá de unos buenos bañadores, sandalias y protector solar existen varios imperdibles que debemos considerar para un viaje sin mayores preocupaciones o contratiempos.

1. Bolsas de transporte y maletines

bolso-de-playaNo solo debéis pensar en una maleta de mano internacional de Bric para tener los esenciales siempre disponibles en el momento de las escalas y el aeropuerto. Pensar en los maletines significa considerar también en dónde vais a transportar vuestras pertenecías dentro del hotel, hacia la piscina, playa o en los paseos de compra.

Para llevar las cosas mojadas, las toallas e implementos de alberca nada mejor que un bolso de lona al estilo de una bolsa de Helly Hansen (Helly Hansen’s Duffel) que se pueda cargar de lado, deje las manos libres y mantenga la humedad sin goteos ni olores molestos.

Las mujeres pueden considerar empacar también su bolsa preferida, como un modelo de bolso de mano de Dagne and Dover  en el que llevar los documentos de identificación, maquillaje y un chal ligero en las visitas al centro comercial o salidas a comer en restaurantes.

Es importante también llevar algunas bolsas de plástico reutilizables (Reusable plastic baggies) para separar dentro de la maleta grande los zapatos o guardar algunos recuerdos del viaje en el regreso de las vacaciones.

2. Preparados para el avión

Uno de los errores clásicos de cualquier viajero, no solo de los aficionados a las playas, es no empacar nada para el trayecto, es decir, para esperar en los aeropuertos, terminales y camino a los hoteles.

Todos sabemos que uno de los momentos más estresantes de viajar es tener que pasar horas de ansiedad aguardando por el avión o barco, transitar medidas de seguridad y sentarse en un asiento apretado durante una noche interminable, pero esto puede ser aun peor si no tenemos nada para distraernos y generar un momento de diversión incluso allí.

Para que esto no os pase lo primero que debéis guardar en el bolso son unos auriculares para escuchar música en las largas esperas. Además, podéis tener un libro para hacer sudokus o una lectura ligera que se pueda llevar en mano sin ser una carga extra.

Otra buena idea es  llevar desde casa una botella de agua plegable para mantenerse hidratado pero poder guardarla al momento de pasar por los chequeos de seguridad internacional.

Y, en caso de que queráis tener el trabajo al día antes de partir o leer en versión digital una tableta es una opción más ligera que un portátil e igual de efectiva en términos de tecnología.

Por último, una lección que se adquiere con los años de turista, es siempre viajar con unos mocasines casuales en lugar de zapatos de trenza, de esta manera será más fácil y quitar y poner el calzado en las bandas de escaneo corporal.

3. Ropa de verano y entretiempo

personas-caminando-en-la-playa

La vestimenta para el caribe puede ser muy variada dependiendo del tipo de vaciones que tendremos. Si vamos a un hotel todo incluido que muy rsramente dejaremos podemos ir un poco más ligeros, pero si pensamos recorrer el país o salir en aventuras en la naturaleza la ropa debe ser más adaptable.

Por supuesto, nunca pueden faltar unos pantalones cortos para llevar a la playa y unas camisetas de secado rápido para usar en las horas de sol más intenso al bañarnos o al ir al bar a recargar la bebida.

Pero también debéis pensar en posibles ráfagas de viento marino y lluvias tropicales, así que os recomiendo tener un suéter ligero (Lightweight sweater) en la maleta.

Y, por supuesto, para las noches especiales de buffet o para esas salidas de cena romántica debéis también planificar atuendos ligeros pero más formales, como un vestido largo o falda larga (Maxi dress or long skirt) en el caso de las mujeres o una camisa manga corta con un pantalón chino para los hombres. La buena noticia es que estos trajes los podéis acompañar con unas  chancletas (Flip-flops) o bien con unas sandalias o tacones elegantes por igual.

Y, finalmente, si vais a hacer un poco de rcorrido extremo debéis recordar tener unas zapatillas deportivas que sean cómodas para caminar y unos zapatos de agua que  se secarán rápido y evitarán accidentes submarinos con rocas o animales caribeños.

4. Prevenir antes que lamentar

Aunque suene difícil, los viajes no son siempre como los imaginamos y en ocasiones la naturaleza y la salud pueden ser obstáculos para pasarla bien. Pero no existe nada que no podamos prevenir.

Entre las muchas prevenciones que se pueden tener hay algunas que se llevan en la maleta, por ejemplo, las medicinas sin prescripción (O.T.C medication) para males estomacales o alergias, problemas comunes cuando nos enfrentamos a entornos desconocidos.

Siempre es buena recomendación llevar artículos de aseo básicos, por muchas estrellas que tenga nuestro lugar de hospedaje algunos productos pueden no ser de la mejor calidad o no ser tan efectivos como los que estamos acostumbrados en casa.

También es fundamental llevar un repelente de insectos ya que en los destinos tropicales estas pequeñas plagas abundan y pueden ser peligrosas. Además, por si lo anterior nunca es suficiente y las picadas llegan a nuestros tobillos hay que tener a mano una crema anti-picor  (Anti-itch cream) para no ser víctimas de las consecuencias.

Otro indispensable es el bálsamo labial con factor de protección solar, muchas veces olvidamos proteger nuestros labios pero lo cierto es que es una de las áreas más sensibles de la piel y tener una quemadura allí puede arruinar hasta el sabor de las comidas.

Como medida personal también llevo siempre alguna crema a base de aloe para curar las quemaduras o insolaciones. Y, como medidas de emergencia para los calores intensos, unas toallitas de loción y un spray de hidratación facial pueden ser la salvación contra el bochorno.

5. Elementos para unas vacaciones tecnológicas

laptop-con-adaptador

 

Querer desconectarse no significa dejar atrás la tecnología y todos sus beneficios. De hecho, en los viajes al extranjero algunos de los inventos electrónicos pueden ser más útiles que en la vida diaria.

Un ejemplo de esto es el  adaptador para enchufes de pared ya que en algunos países los tomacorrientes tienen entradas distintas. También es importante contar con un cargador de teléfono de respaldo en caso de pérdida o para dejar uno en el hotel y llevar uno en la bolsa.

En este mismo orden de ideas lo mejor es que junto con la funda regular tengamos algún protector de teléfono que lo cubra contra los rayos solares intensos, que prevenga que se sude, que entre salitre en sus agujeros y que se moje luego de un chapuzón en la piscina.

Si vais en un plan marino también os aconsejo tener un reloj impermeable que no se daña si se moja o salpica.

Y, si no queréis descuidar la salud del todo, un brazalete rastreador de ejercicios puede ser un buen compañero para llevar el cálculo de qué tan activas son nuestras vacaciones, os aseguro que os sorprenderá saber cuánto se puede caminar en las grandes instalaciones de los resorts.

6. Accesorios más allá de la moda

sombrero-para-la-playa

Todos sabemos que un llevar un sombrero para el sol y unos lentes de sol en nuestra bolsa cruzada es indispensables para cualquier vacación en el caribe pero más allá de la foto para instagram ¿os habéis detenido a pensar por qué usamos estos accesorios en primer lugar?

La verdad es que no solo nuestra piel se expone durante más tiempo a un sol intenso cuando vamos a la playa. Nuestro cabello y ojos también lo hacen, por esto, unos accesorios que bloquee y filtren los dañinos rayos UV pueden hacernos lucir bien mientras nos cuidan de males a largo plazo.

7. Elementos de playa

sombrilla-de-colores

Vamos, que todos pensamos en el caribe por su arena clara y su agua color turquesa. Así que lo mejor es no olvidar una buena toalla, una sombrilla y un vaso térmico ¿no?

Error. Estos elementos clásicos de idas a la playa suelen estar incluidos dentro de los servicios de los hoteles, aunque os recomiendo siempre revisar esto.  Por eso, más importante que empacar un juego de toallas que jamás usaremos o una sombrilla que cambiaremos por toldos preinstalados os propongo invertir en un equipo de snorkel.

Una careta submarina os permitirá disfrutar de la colorida y hermosa vida marina debajo de las olas y, si elegís bien, estos lentes pueden ser tan ligeros que entrarán en cualquiera bolso de mano plegable sin pesar demasiado.

8. Documentación

Por supuesto, teníamos que dejar como último consejo el más obvio pero importante de todos: nuestros documentos personales. Y no os hablo solo de vuestro pasaporte sino de ir mucho más allá.

Por experiencia personal sé que lo mejor es viajar con los pasajes ya impresos, con la información del hotel anotada en un papel y números de emergencia ya registrados en el móvil. Incluso, debéis considerar contratar un seguro de viajes para que toda esta maleta llena de elementos útiles esté respaldada al igual que vuestra seguridad.

Luego, de haber pensado y empacado todo esto las vacaciones serán más tranquilas, así que podréis comenzar con la diversión real.