Qué-hacer-en-Amsterdam-en-4-días

Contenido

¿Os habéis pillado un buen chollazo para visitar Ámsterdam y tenéis pocos días para visitar o simplemente estáis de paso? Aceptad el reto y atreveros a recorrer la ciudad. La clave está en tener un itinerario organizado con anticipación. De antemano os digo que estáis en el lugar indicado porque además de recomendaros que tengáis vuestro pasaporte resguardado en vuestro portadocumentos para evitar malos ratos, os dejo un completo itinerario:

Como pasar 4 días en Amsterdam: día 1

Casas-de-pan-de-jengibre

Estáis llegando, por lo que seguramente tenéis más energía y curiosidad. Aprovechadlo para explorar la ciudad de Amsterdam con calma. Dejad vuestro set de maletas y salid a ver todo lo que la ciudad tiene para vosotros.

Visita las casas de pan de jengibre

No sólo son famosas sus fachadas, sino que es un punto de partida para muchas excursiones en barco también. No podéis dejar de hacer una foto desde uno de los muelles que ofrece una vista de la hilera de casas.

Reaviva tu fe en la Iglesia Oude Kerk

La vista aérea del Centro de la Ciudad Vieja, desde la Iglesia Vieja es una pasada. Es el edificio más antiguo de Ámsterdam, de arquitectura gótica y al lado del Barrio Rojo. Entraréis gratis con la tarjeta de la ciudad de Ámsterdam, pero le precio de la entrada es de 10 €.

Da un paseo en la Plaza Dam

Plaza-Dam

En esta plaza tenéis al Palacio Real, la Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva y al Monumento Nacional. Conecta Kalverstraat y Nieuwendijk y alberga las principales calles comerciales.

Observa el pacífico jardin de Hidden Begijnhof Garden

El Begijnhof es un jardín aislado construido como una alternativa a un convento. Durante la visita, es mejor permanecer en silencio para no ser molestos y rendir homenaje.

Disfruta de una rica comida en Blue Amsterdam

Si queréis hacer un brunch o una cena con una vista panorámica, este café es muy guay para esto. Está oculto en el centro de la ciudad, su entrada se realiza a través del centro comercial Kalvertoren, en el tercer piso.

Conoce de la historia y compra tulipanes en la Torre Munt y el mercado de las flores

torre-Munt

Si os molan las flores, el mercado de las flores os parecerá un paraíso. No sólo hay una gran variedad de bulbos de tulipanes y otras flores, sino también baratijas. La torre Munt está en camino y merece la pena. Ahí se hicieron las monedas, su nombre literal significa torre de monedas y, aunque fue destruido por un incendio en la Edad Media, ha tenido un cambio de imagen y está molona.

Recorre la Plaza Rembrandt

Allí hay una estatua que representa la famosa obra de Rembrandt: The Night Watch. Además de una foto en ese lugar tan guay, aprovechad de admirar el Teatro Tuschinski, un edificio de cine realmente hermoso por el cual pasaréis de camino a la plaza.

Navega por los apacibles canales

Un paseo en barco es una excelente opción para recorrer los canales de Ámsterdam, y puede que con la tarjeta de la ciudad obtengáis un descuento. Independientemente de la temporada vale la pena hacer un recorrido a través de todos los puntos principales de la ciudad con una perspectiva diferente. Ámsterdam os sorprenderá y relajaréis las piernas, todo al mismo tiempo.

Vete de shopping en el área de 9 calles

Negen Straatjes es un área repleta de boutiques independientes que venden ropa vintage y de diseñador, tiendas únicas de bricolaje y cualquier experiencia de compra que os podáis imaginar, por eso no debéis sacar este lugar de vuestra lista de lugares por conocer.

Día 2 del itinerario de los 4 días en Amsterdam

bibicletas-en-amsterdam

A que no sabéis… Sí, aun os queda más por descubrir. Puede que las piernas estén un poquito cansadas, pero os esperan muchos rincones más para más fotos y para curosear.

Pasea en bicicleta holandesa

¿Para qué el transporte público o pillar un taxi? ¡Andar en bicicleta en Ámsterdam es una excelente manera de moverse! Bien podéis rentar una bici o coger un tour en bicicleta. En ambos casos, por favor, recordad manteneros a la derecha, no deteneros en medio de la carretera y hacer señales con las manos cuando giréis a la izquierda y a la derecha. ¡Ah! Y no olvidéis ponerle candado a la bici si os bajáis de ella por un rato.

Hazte con alimentos frescos en el Mercado de Albert Cuypstraat

Las vistas desde este mercado son una pasada y, además, es una buena forma de sentiros como locales por un rato porque aquí es donde ellos hacen sus compras. Aquí podéis pillar lo de la cena o algunos recuerdos, pero lo que no os podéis perder son los Stroopwafels que son una delicia de postre holandés, consisten en un gofre fino con una capa de caramelo en medio. ¡Ñom!

Visita el Museo de Van Gogh y el Rijksmuseum

museo-de-Van-Gogh

Sí que es verdad que el más conocido es el Museo de Van Gogh, pero, en general, estos son dos de los museos que hay que visitar en toda visita a esta ciudad y claro que tenía que estar dentro de este itinerario de 4 días Ámsterdam. Son museos de fama mundial con colecciones bastante extensas, en donde pasa horas. Recomendación: Comprar los boletos con anticipación. Con la tarjeta Ámsterdam, hay que registrarse en el mostrador para poder ingresar.

Planea un picnic o día de campo en el parque Vondelpark

Justo en el centro de la ciudad encontraréis un parque tan grande como hermoso y es el Vondelpark. Podéis hacer un picnic, recorrerlo andando o en bici o hasta unirse a una sesión de té o clase de yoga.

Aprende de caballos en el Museo de la Escuela Ecuestre Holandesa

caballos-en-amsterdam

Aquí podéis obtener una lección de equitación e intentar montar el sillín, todos los martes de 20:00 a 21:00, disfrutar de las demostraciones de jinetes experimentados y también tomar el té en un balcón que supervisa la práctica. La experiencia High Tea está disponible por € 25 por persona.

Desgusta platillos deliciosos en Foodhallen

Esta es una recomendación foodie imperdible porque este gran espacio en Bellamyplein 51 tiene una variedad de cocinas, desde filetes hasta Dim Sum, desde increíbles gofres hasta falafel. ¡Probadlo todo! Si vais en grupo escoged algo diferente todos para probar nuevas opciones.

Día 3 en Amsterdam

río-amstel

Seguro que os habéis acoplado a la ciudad y estáis muy a gusto, justo cuando el regreso a casa es inminente. Pues, es momento de sacarle el jugo a la ciudad y dejarse encantar aún más por ella.

Pasea en barca por el Río Amstel

Pasear por el Amstel os dará un subidón de energía importante para empezar el día, veréis el teatro Carre, el Skinny Bridge o el De Magere Brug.

Conoce la colección del Museo Hermitage Ámsterdam

No será el famoso Museo del Hermitage en San Petersburgo, Rusia, pero el Hermitage holandés también merece una breve visita. Es un museo interactivo en el que podréis ver una selección maravillosa de obras, pero además tiene una bodega muy fresca con una cocina típica holandesa.

Camina entre fieras en el Artis, el zoológico real

zoológico-ArtisAdemás de ver elefantes, jirafas, canguros, lémures, un hermoso paisaje y relajarse un poco, os recomiendo pillar unos panqueques calientes adornados con mantequilla fresca y azúcar en polvo que son un elemento holandés icónico.

Diviértete y aprende en el Museo de Ciencias NEMO

View this post on Instagram

walk the line 🌱

A post shared by Alba (@aalbeldap) on

Este museo de ciencia interactivo lleno de experimentos es uno de los lugares más divertidos para conocer. Si tenéis la tarjeta de Ámsterdam, tendréis una entrada gratuita. Además, la terraza al aire libre en la parte superior del edificio ofrece una hermosa vista de los edificios antiguos.

Estudia el pasado en el Museo de Historia de Ámsterdam

Es grande y necesitaréis al menos de tres a cuatro horas para analizar en detalle no sólo el lugar sino toda la historia de la ciudad que alberga en él. Está muy guay para los nerds como yo a lo que nos encanta saber un poco más de la ciudad que visitamos, sus conflictos y momentos más importantes. Hay muchas reliquias, mapas, pinturas y exhibiciones audiovisuales en todo el museo.

Conviértete en catador con el Tour de la cerveza del molino de viento Brouwerij ‘t IJ

¿Para qué hacer colar en la congestionada la Heineken Experience? Podéis ver cómo funciona una pequeña cervecería local, Brouwerij ‘t IJ y podéis disfrutar de la cerveza de vuestra elección. Está ubicado debajo del molino de viento más grande de Ámsterdam, en Funenkade 7. Las excursiones grupales se realizan los viernes, sábados y domingos a las 15:30 h.

Encuentra a todos los grandes autores en la Biblioteca OBA

El Departamento Central de Openbare Bibliotheek Amsterdam es la biblioteca pública de la ciudad y tiene en sus seis pisos ventanas de vidrio desde donde se pillan unas hermosas vistas de la ciudad.

Embárcate en el Ferry sobre el Het Ij

Desde la estación central sale, cada 10 minutos, un ferry gratuito hasta el otro extremo de Het IJ. Un viaje corto que vale la pena hacer por las vistas.

Disfruta la vista y el paisaje en el mirador de A’DAM LOOKOUT

No os vayáis después de haber cruzado el río, aún hay algo que hacer: id al Mirador de A’DAM para disfrutar de un panorama loco de la ciudad.

Día 4 visitando Amsterdam

caminando-en-amsterdam

Ha llegado el momento de decirle adiós a esta increíble ciudad, pero no sin antes coleccionar un par de vistas y momentos memorables para llevarlos por siempre en vuestras fotos, en vuestro recuerdo y en vuestro equipaje a casa.

Haz un Tour a pie gratuito

Por fortuna en esta ciudad se ofrecen un par de tours gratuitos muy completos. Puede que seáis fanáticos o no de esta actividad, pero en este caso valen la pena. Además, ¿por qué decirles no a unos paseos gratuitos? No hay nada que perder, es una gran manera de orientarse en la ciudad, de conocer algo de historia y describir o redescubrir dónde están los sitios principales, al tiempo que exploraréis todos esos canales sinuosos. Pero debéis saber que el recorrido puede durar entre dos y tres horas.

Visita la casa de Anne Frank y/o el Museo de Historia Judía

casa-de-Ana-Frank-en-Amsterdam

Seguro que al enteraros de que iríais a Ámsterdam algún amigo os ha recomendado ir a la Casa de Anna Frank y, bien, puede ser un lugar bastante interesante, pero en todo caso creo que debe complementarse el paseo por ahí con un paseo al Museo Histórico Judío.

El Museo Histórico Judío cuenta la historia de la posición prominente e influyente de los judíos en Ámsterdam. La exposición sobre la Segunda Guerra Mundial hace un gran trabajo al resaltar la complacencia, la resistencia y la culpa de los holandeses sobre el Holocausto.

Si después de este paseo aún queréis pasar por la Casa de Anna Frank, debéis saber que el recorrido está compuesto por caminatas lentas y la multitud os suele empujar, así que lo recomendable es ir con paciencia e incluso reservar los boletos con dos meses en antelación. Si vais a probar suerte y comprar boletos para el mismo día, os aseguro que será poca la probabilidad de tener éxito en ello.

Camina relajado y sin tantos turistas en El área de Jordaan

Se trata de un antiguo barrio de clase trabajadora que se ha puesto de moda, aunque actualmente es residencial en su mayoría. Pero es un lugar bastante molón para pasear, para pillar un buen restaurante y para huir de una ola de turistas. Incluso hay spots interesantes para hacer fotos chulísimas.

Compra barato y bueno en el Mercado de pulgas de Waterlooplein

No sé a vosotros, pero cómo me encanta un mercado de pulgas y éste al aire libre está demasiado guay para pillar antigüedades, artesanías, cosas vintage, de segunda mano e incluso nuevas. Está abierto de lunes a sábado.

Sorpréndete con las flores hermosas del Museo del tulipán

tulipanes

Está literal dentro de una tienda de tulipanes, en un pequeño espacio, pero es perfecto para conocer la historia de los tulipanes en Holanda y la infame locura de los tulipanes. Solo cuestan 5 euros o 3 euros para estudiantes, os llevaréis conocimiento y estaréis apartados de las multitudes.

Relájate antes de partir a casa en el Oosterpark

View this post on Instagram

En Amsterdam salió el sol y esto parece Woodstock. Ayer nos fuimos de picnic a Oosterpark y nos encontramos con hamacas paraguayas, grupos haciendo asados, manteles de colores extendidos en el pasto, bicis atadas a los árboles y postes, canastas decoradas con flores. En nuestra ronda éramos de Grecia, Canadá, Brasil, Francia, Costa Rica y Bulgaria. Acá sale el sol y esto es una fiesta. Hoy volvió a hacer 28 grados y no parecía un día hábil, había chicas tomando sol en bikini en las escaleras de un museo, muchos grupos de amigos en lanchitas, meriendas en las veredas. Hasta L y sus compañeros de trabajo salieron a trabajar a la terraza. “Hay que aprovechar”, me dijo una ucraniana que vive acá hace 4 años, “la semana que viene parece que vuelve a bajar a 10 grados”. #hoyenAmsterdam #amsterdam #oosterpark

A post shared by Aniko Villalba (@anikovillalba) on

Ya habéis visitado el Vondelpark el segundo día y si bien es un lugar infaktable en vuestra visita, para cerrar con broche de oro vuestra estadía os recomiendo toda la calma que os ofrece el Oosterpark. Especialmente os vendrá bien si ya habéis cogido vuestro equipaje liviano y estáis esperando para iros al aeropuerto. Es un buen espacio para relajar las piernas, relajarse e incluso comerse un bocadillo o alguna golosina y antes de partir llevaros otro bonito recuerdo y más calmado de la ciudad.

Tiene menos personas y espacios verdes que son igual o más relajantes. Está a unos 30 minutos a pie del centro de la ciudad. El recorrido hasta llegar al parque es bastante ameno, se pasa por muchas zonas residenciales, alejadas de turistas y muy tranquilas.