Qué-Pasa-Si-No-Activamos-El-Modo-Avión-Cuando-Volamos

Es una costumbre que al abordar un avión, guardamos nuestro equipaje de cabina, nos acomodamos en el asiento e inmediatamente comenzamos a revisar y responder los últimos mensajes de nuestro teléfono móvil para colocarlo en modo avión.

Anteriormente, era mandatorio que al volar en avión debías apagar tú móvil, impidiendo incluso poder revisar el contenido del mismo durante el vuelo, hasta la creación del modo avión, que actualmente nos ha concedido mejores beneficios.

En este orden de ideas, algunos países han establecido en sus leyes la obligatoriedad de utilizar el modo avión, inhabilitando todos los datos móviles antes de despegar. La razón por la cual este es un factor tan importante, la podrás encontrar en el siguiente artículo.

¿En qué consiste el modo avión?

modo-avión

El modo avión consiste en un ajuste en las redes móviles de los teléfonos celulares,  mediante el cual se desconectan todas las conexiones inalámbricas del dispositivo con tan solo hacer un click.

Durante dicho tiempo, no se pueden realizar llamadas, enviar menajes, navegar por Internet ni utilizar el GPS, quedando completamente aislado de toda comunicación inalámbrica.

Sin embargo, existen otras funciones que no se verán alteradas desde ningún punto de vista, como por ejemplo la posibilidad de leer libros, escuchar música, editar documentos o utilizar juegos que no ameriten conexión de datos, lo cual representa una verdadera ventaja sobre todo durante largos itinerarios de viajes.

¿Por qué debemos configurar el  modo avión durante un vuelo?

Si no cambias a modo avión, tu celular, o tu tablet habilitada como celular, se mantendrán intentando continuamente establecer una conexión con cada torre celular en tierra por la que pase el avión durante su trayecto.

En vista de ello, las señales no solo causarán interferencia con la navegación del avión, sino que también se consumirán muy rápido toda la batería del dispositivo, durante cada intento de establecer conexión, saltando y escaneando todas las redes en tierra.

Todo esto sería igualmente un inútil esfuerzo, ya que ni siquiera los teléfonos móviles de última generación pueden funcionar correctamente a la altura y velocidad que utilizan los aviones, en vista de que la misma supera la capacidad de establecer alguna conexión red.

¿Qué pasa si olvidas encender el modo avión?

Móvil-en-avión

Expertos en el área informan, que los celulares que no son ajustados al modo avión pueden interferir con las comunicaciones y el funcionamiento de la aeronave.

No obstante, hasta la actualidad se han realizado una amplia cantidad de estudios, los cuales coinciden y concluyen en que no existe evidencia tangible de que los dispositivos electrónicos puedan causar algún mal funcionamiento al volar en avión, hasta el punto de condicionar su caída.

Ahora bien, ciertamente una de las verdaderas consecuencias de no activar el modo avión es la congestión de señales en la red de torres de control que se encuentran en el aeropuerto, como consecuencia de la interferencia de los celulares en el aire tratando de conectarse.

Del mismo modo, y la más común de todas, es la aparición de un sonido molesto que pueden escuchar los pilotos y controladores del tráfico aéreo.

Aunque no lo parezca, las emisiones radiales de un teléfono inteligente pueden ser tan fuertes como 8W, lo suficientemente alto como para generar un ruido que en el peor escenario podría provocar que el piloto y la tripulación pierdan una llamada crucial de centro de control de tráfico aéreo.

Para que tengas una idea de cómo es éste sonido, te mencionamos el siguiente ejemplo: ¿Has escuchado el ruido que aparece en un sistema de sonido o corneta cuando un celular está cerca?, muy semejante a ese.

Sin embargo, las probabilidades de que este sonido se produzca son considerablemente bajas, y en el caso que pase, no suele ser tan importante o perturbador para los pilotos como para tomar acciones contra la persona cuyo celular lo genera, así que puedes despreocuparte si tenías esa duda.

Lo que necesitas saber sobre el acceso a WiFi durante los vuelos

En búsqueda de mejorar los servicios prestados y cubrir la mayor parte de las necesidades de sus clientes, algunas aerolíneas han integrado servicios de WiFi dentro del avión.

Esto es actualmente posible en aquellos aviones que poseen un sistema dependiente directamente de satélite y no de conexiones con torres y antenas en la tierra, por lo que no se presentan  interferencias con el control aéreo.

A través de estas plataformas satelitales se puede navegar en internet, ver videos, usar las redes sociales y sistemas de mensajería como Whatsapp.

A pesar de que no se pueden hacer llamadas telefónicas, existen alternativas como aplicaciones android para llamadas mediante internet, aunque algunas aerolíneas lo consideran riesgoso, por lo que no lo permiten.

Este servicio requiere de una banda ancha más extensa, compleja y costosa, así como de tecnología satelital avanzada, por lo cual todas las aerolíneas que disponen de su acceso lo ofrecen a sus clientes por un precio adicional, el cual no resulta exorbitante, además de que para muchos ejecutivos, comerciantes, influencers, artistas, entre otros, genera aún mayores beneficios.

En vista de ello, el mercado de redes WiFi sufrió un momento de auge en el cual las compañías relacionadas con estos servicios se encontraban frente a una invaluable oportunidad de expansión, dando inicio a una sana competencia para ser los elegidos por las aerolíneas.

Sin embargo, existen algunas empresas que han llegado a superar los límites de lo imaginable, entre ellas Qantas quien en el año 2017 incursionó una innovadora oferta.

Qantas introdujo su nueva red WiFi durante vuelos con tecnología que es 10 veces más rápida que el WiFi de vuelo convencional, permitiendo a los usuarios realizar descargas en sitios web como Netflix o Spotify hacia sus celulares o tablets.

Conoce el futuro de la red móvil durante los vuelos

Personas-con-móviles

Actualmente, en Estados Unidos y la Unión Europea varias aerolíneas ofrecen llamadas de voz, servicio de datos móviles y texto, aunque cierta minoría se ha mantenido solo ofreciendo datos y texto.

Esto requiere que el avión cuente con su propia estación base móvil, cuya función es prevenir que los celulares hagan contacto con la tierra, y su propio enlace vía satélite a las redes en la tierra.

Uno de los últimos avances que se aspiran con el uso de datos y del celular durante el vuelo, es permitir el uso de llamadas de voz entre celulares y red roaming para vuelos, tal cual como ocurre en tierra.

La tecnología necesaria para ello se encuentra en fase de desarrollo y aplicación, pero permanece bajo período de prueba por la Comisión Federal de Comunicaciones FCC (Federal Communications Commision) de Estados Unidos.

La aprobación está tomando en cuenta la opinión de los usuarios, por lo cual se están haciendo estudios en los que se evalúa si los pasajeros que actualmente no pueden realizar llamadas en modo avión, desean que se implemente este servicio y si estarían dispuestos a pagar por él.

Los resultados muestran grandes variaciones según la región donde se apliquen, siendo los más interesados los latinoamericanos y los asiáticos.

Cuarenta y dos por ciento de los pasajeros globales estuvieron interesados en este servicio, lo que contrasta sorprendentemente con los resultados en los usuarios estadounidenses donde solo el veintitrés por cierto lo estuvo.

En vista de esto, así sea aprobado por la FCC, queda de parte de las aerolíneas decidir su implementación en vista de la oposición que hasta ahora han mostrado los consumidores.