Actividades-Para-Realizar-En-Madeira

Ir a Portugal y no viajar a Madeira por al menos 5 días es algo que no te puedes permitir como mochilero, sus hermosos paisajes naturales son algo que deber visitar alguna vez en la vida. Para ello, partir desde Lisboa es una opción muy sencilla ya que salen muchos vuelos desde la capital Portuguesa.

Se trata de un archipiélago de origen volcánico que está conformado por 4 islas, Madeira, Porto Santo, Islas Desertas e Isla Salvaje. En ellas encontrarás un cálido clima subtropical, así como playas pedregosas y altos riscos.

Una de las más notables características de esta región de Portugal son sus viñedos y el vino que produce, así como el espectáculo de fuegos artificiales en el año nuevo.

Asimismo, por sus características geográficas y climáticas te brinda una amplia gama de actividades al aire libre como deportes extremos, rutas de senderismo, excursiones, buceo, playas, entre otros.

No es un problema encontrar un hotel o hostal para hospedarse, ya que una de sus principales actividades económicas es el turismo. Son tantos los paisajes que no puedes olvidar tu cámara de viaje. Además, en vista de que se pueden hacer muchas actividades más.

A continuación les presentamos que ver y hacer en Madeira en el 2019:

1. Visitar y disfrutar de Funchal

Funchal-madeira

Funchal es la capital de la isla de Madeira, consta de más de 100.000 habitantes y se caracteriza por una hermosa arquitectura que la embellece. Está construida de abajo hacia arriba, es decir, desde el mar hacia la montaña simulando un paradisíaco anfiteatro.

Es una ciudad muy verde y colorida, llena de jardines y parques con cientos de flores de diferentes tipos. El Jardín Municipal, los Jardines de Palheiro, el Jardín Botánico, el Jardín de la Quinta da Boa Vista y el Parque de Santa Catarina son atractivos que no te puedes perder.

Caminar por sus calles adoquinadas, callejuelas laberínticas y vistas al mar es un deleite, en toda su extensión encontrarás restaurantes y bares para tomar una cerveza o probar la comida típica de la isla. Podrás tener una buena idea de la capital si duras unos 4 días.

2. Caminar por la calle Santa María de Funchal

Sin duda la calle más llamativa de la ciudad de Funchal es la calle Santa María, en ella encontrarás todas las puertas de las casas o locales pintadas con obras de arte realizadas por sus artistas locales, dándole un encanto inigualable.

Ésta fantástica idea forma parte del proyecto “Arte de Puertas Abiertas” que se comenzó hace algunos años para apoyar el talento local y sin discusión lograron su objetivo. Prepara tu cámara de viaje que al caminar por esta calle será mucho lo que desees fotografiar.

3. Visitar el centro volcánico y cuevas de São Vicente

Cuevas-de-São-Vicente

Conocidas como las Grutas de São Vicente y ubicadas en el norte de Madeira, estas formaciones naturales son el punto donde se cree que comenzó a formarse esta isla de origen volcánico.
Se trata de un conjunto de cuevas tubuladas de más de 1.000 metros de extensión, formadas y talladas por lava desde hace aproximadamente 400.000 años. Están muy bien iluminadas y acondicionadas, además en su trayecto encontrarás mucho material audiovisual que explica su historia.

4. Sumergirte en el insuperable acuario de Madeira

Ubicado en Porto Moniz, encontrarás este acuario que abrió sus puertas en el año 2.005, se encuentra dentro del Fuerte de São Joao Baptista, el cual fue construido en su momento para protegerlo contra los piratas.

En su interior se encuentran 12 gigantescos tanques, en los que hacen vida aproximadamente 90 especies marinas diferentes.

5. Apreciar las ballenas y delfines en su hábitat

Ballenas-en-Madeira

En las aguas oceánicas alrededor de Madeira habitan delfines, ballenas y diferentes tipos de cetáceos lo cual se ha convertido en una gran atracción turística.

En el puerto, encontrarás varias empresas que te ofrecen este paseo, algunas de ellas además cuentan con biólogos marinos que te orientarán mejor.

Si tienes suerte podrás incluso bañarte junto a los delfines, experiencia que sin duda marcará la diferencia en tu viaje a la isla. En algunos casos, también podrás apreciar los cachalotes, y si vas acompañado por los biólogos marinos, los mismos te podrán orientar sobre la especie de la cual se trata.

6. Subir a las alturas del Cabo Girão

Es el cabo más alto de Europa, y el segundo acantilado más alto del mundo con sus 580 metros de agua cayendo sin parar, un espectáculo natural que no encontrarás en otro lugar fácilmente, convirtiéndolo en uno de los lugares más famosos de la isla.

Como beneficio extra, en la altura del acantilado encontrarás el mirador de Cabo Girão Viewpoint, el cual cuenta con una pasarela de vidrio que te hará sentir vértigo por un momento, ya que da la impresión de que estás flotando en el aire.

En la zona de abajo, al pie del acantilado, hay una zona de cultivos conocidas también como las Fajãs do Cabo Girão. Para llegar a este punto debes tomar el teleférico de Rancho, y para quienes disfrutan de los deportes extremos, podrán practicar paracaidismo y salto base.

Por esto y mucho más que solo podrás disfrutar en caso de estar allí presencialmente, debes exigirle a tu organizador de viaje que lo añada a la lista de destinos sin titubear.

7. Ir de compras al mercado Dos Lavradores de Funchal

Mercado-de-Dos-Lavradores-de-Funchal

Se trata indudablemente del mercado más famoso y popular de Madeira, siendo visitado por miles de turistas al año.

Se creó inicialmente para la venta de flores, pero actualmente podrás encontrar frutas, pescados y frutos del mar así como muchos productos típicos.

Visitar este mercado te llevará al pasado, es muy auténtico y colorido. Está dividido en dos secciones, una para flores y frutas donde podrás probar alguna de estas, y la otra sección donde encontrarás los diferentes tipos de pescados.

8. Disfrutar de un hermoso día de playa

Madeira es un archipiélago y por ende encontrarás muchas playas a donde ir y pasar un día agradable, mientras tomas un refrescante baño en el atlántico o leer tu libro favorito.

Sin embargo, no puedes olvidar que se trata de una zona de origen volcánico, por lo que las playas exponen un aspecto rocoso con arenas de color grisáceo o negruzco.

Ahora bien, si no te anima este tipo de ambientes y buscas algo más parecido a la experiencia caribeña, puedes ir a las playas de Porto Santo, donde la arena es blanca y el mar azul turquesa. Dicen los pobladores que la arena tiene propiedades medicinales.

9. Senderismo por el parque de las 25 Fontes y la cascada da Risco

Cascada-da-Risco

Madeira es un lugar ideal para las excursiones y el senderismo, el parque de las 25 Fontes y la cascada da Risco es un lugar espectacular lleno de senderos estrechos, repleto de impresionante vegetación, cascadas, riachuelos y corrientes de agua donde respirarás aire fresco.

Entre todos, los dos senderos más destacados son el de las 25 Fontes  y el da Risco, ambos inician en el mismo sitio para luego separarse a dos levadas paralelas, la del sendero del Risco está a mil metros de altura y te lleva la cascada da Risco.

El otro sendero te llevará a las 25 fuentes que emergen de la montaña.

10. Excursiones por las levadas

Las levadas anteriores son las más famosas, sin embargo en Madeira puedes encontrar muchas levadas y senderos llenos de increíbles paisajes y naturaleza, que la hacen un destino muy popular para los que disfrutan este tipo de actividades al aire libre, así que no olvides llevar tuszapatillas de senderismo.

Todos los senderos y levadas están muy bien señalados y acondicionados, existen diferentes rutas adaptadas para cualquier condición física. Independientemente de la que decidas tomar, disfrutarás de amplios paisajes verdes y canales de agua. Una de las levadas más recomendadas es Caldeirao Verde.

11. Relajarte en las piscinas naturales de Porto Moniz

Piscinas-naturales-de-Porto-Moniz

En Porto Moniz deberás visitar sus famosas piscinas naturales. Se trata de una formación de lava volcánica por donde el mar entra de forma natural, generando aguas cristalinas otorgando la apariencia de múltiples piscinas donde te va a provocar darte un baño.

En sus alrededores encontrarás restaurantes y otros atractivos. Si no hace buen tiempo probablemente no podrás sumergirte, sin embargo en verano se convierte en uno de los sitios más visitados por los turistas.

12. Sal de la ciudad y conoce los pueblos típicos

Alrededor de Funchal, hay otros pequeños pueblos llenos de cultura y tradición que debes visitar, a continuación un pequeño abre boca de lo que encontrarás en algunos de ellos:

-El pueblo pesquero de Caniçal: es un pequeño pueblo de pescadores que se ubica al este de la isla, al igual que las otras zonas ofrece paisajes naturales espectaculares. En esta localidad encontrarás al museo de la Ballena, donde verás una representación de una ballena en tamaño real.

-El pueblo de Cámara de Lobos: se trata de otra pequeña población de tradición pesquera muy acogedora, donde una de las cosas que más llama la atención es ver a sus pobladores jugando cartas en la calle.

-El pueblo de Santana: acá encontrarás unas hermosas y llamativas casas triangulares con techos de paja que son de las edificaciones más antiguas y primitivas de la isla. Son uno de los lugares más fotografiados y una foto muy popular en internet, así que no desaproveches en tener la tuya.

-El pueblo de Machico: es un lugar con arquitectura e historia muy importante en la isla ya que sus edificaciones datan del siglo XV y se encuentran muy bien conservadas.

Acá encontrarás al faro más antiguo de la isla, que servía para advertir sobre barcos piratas que se acercaban. Además, es la segunda ciudad más poblada de la isla de Madeira. ¡Agarra tu mochila de viaje y adéntrate en los otros pueblos de Madeira!

13. Vive la experiencia de los deportes extremos

Acantilado-en-Madeira

Una de las más divertidas y diferentes actividades que puedes realizar en Madeira es disfrutar de los deportes extremos, dentro de los que destacan los acuáticos, ya que se trata de una isla con buen clima y un océano alrededor que le brinda las condiciones óptimas para realizarlos.

En las diferentes playas podrás elegir entre actividades como Windsurf, Surf y Kite. Las playas preferidas para esto son las de Porto Santo y Jardim do Mar. También se puede realizar en la isla otras actividades extremas como paracaidismo y salto.

Por esto, no debes olvidar empacar tus out fits y zapatos deportivos. El secreto de preparar una maleta útil y práctica que contenga lo necesario para el viaje, consiste en gran parte de disponer de un organizador de equipaje que te permita distribuir el espacio dentro de la misma para sacarle provecho al máximo.

14. Aprecia la espectacular vista del mirador de Sao Gonzalo

Ya hemos contado que Funchal está levantada a modo de anfiteatro, desde la costa por la ladera de la montaña, por lo que no es difícil suponer que tiene lugares privilegiados para disfrutar de unas espectaculares vistas de su bahía, de amaneceres y atardeceres.

En este sentido, el mirador de Sao Gonzalo es uno de los puntos con una vista incomparable, será un lugar ideal para ver caer el sol bien sea que viajes solo o lo disfrutes en pareja.

15. Subir en el teleférico de Funchal hacia Monte

Teleférico-Funchal-hacia-Monte

Para obtener una de las mejores vistas panorámica de la ciudad es imprescindible subir en el teleférico de Funchal hacia la población de Monte, en este trayecto que dura aproximadamente 15 minutos apreciarás la ciudad en trecientos sesenta grados.

Una vez en Monte, debes ir los jardines tropicales Monte Palace donde apreciarás una variedad de plantas y especies animales como cisnes y patos nadando. No olvides visitar la iglesia de Nuestra Señora del Monte una vez que estés arriba.

16. Descender desde Monte hasta Funchal con los Carreiros do Monte

Si quieres darle un toque divertido a tu paseo a Monte, te recomendamos que bajes nuevamente a Funchal usando los famosos Carreiros do Monte. ¡Será muy divertido!

Estos carros hechos de mimbre aparecieron a comienzos del siglo XIX, y servían como medio de transporte para los locales en esa época. En la actualidad, se mantienen como una de las atracciones turísticas más populares de Funchal.

No es una actividad muy económica pero sí que valdrá la pena. Los precios son los siguientes: una persona 25 euros, dos personas 30 euros, tres personas 45 euros y los niños menores de 5 años pueden disfrutar del paseo sin ningún costo.

17. Paseo a la isla de Porto Santo

isla-de-Porto-Santo

La otra isla poblada del archipiélago es Porto Santo, realizar una excursión a ella es una experiencia totalmente diferente a estar en Madeira, ya que su principal atractivo son sus más de 9 kilómetros de playa con arenas blancas y aguas azul turquesa.

Ésta isla es considerada la última isla paradisíaca de Europa y se conoce también como la isla dorada por las características de sus playas.

Cuenta con su propio aeropuerto que la hace totalmente independiente de Madeira e ideal para los interesados en unas vacaciones exclusivas y privadas. Lleva equipaje ligero que bastará un paseo ida por vuelta.

En Porto no debes solo visitar la playa, tienes que conocer también el mirador de Portela y la casa da Serra, una casa tradicional que te ayuda a saber cómo era la vida en la isla. No olvides degustar un delicioso vino y la repostería local.

18. Paseo al pico Ana Ferreira de Porto Santo

Un lugar muy diferente, de esos que impresiona por las curiosidades de la naturaleza es éste. Constituido por columnas prismáticas creadas gracias al lento enfriamiento del magma. Acá también está el mirador de Pedreira, con vistas al islote de Fora y a los Picos de Castelo y Facho.

19. Conoce las islas Desertas y las islas Salvajes

Islas-salvajes

Las otras islas del archipiélago no están pobladas, no hay nada que hacer en ellas aparte de echarles un vistazo y tener la noción de cómo es una isla desierta en medio del atlántico. Puedes realizar este paseo en barco y así poder decir que conociste todo el archipiélago.

20. No dejes de conocer la Fajã dos Padres

Uno de los lugares más impresionantes a la vista es éste. Acá solo podrás llegar vía marítima o por teleférico ya que por estar rodeada de acantilados no es fácil su acceso peatonal ni en vehículos,  tampoco hay transporte público. Si tienes la oportunidad de ir en barco valdrá mucho la pena.

Se trata de una playa rocosa rodeada de acantilados de más de 300 metros de altura, donde podrás pasar un mágico momento de paz ya que no suele estar abarrotada de gente.

Entre otros beneficios, encontrarás un restaurant excelente donde podrás comer muy ricos y frescos platillos típicos de la localidad.

21. Recorrer Madeira en un Jeep Tour

Recorrido-en-Jeep

Para poder recorrer bien algunos rincones de la isla debes tomar un tour 4×4 en jeep y así tener la posibilidad de llegar a los caminos menos transitables, de hecho puedes tomar un tour o alquilar un jeep y decidir por ti mismo a qué lugares deseas ir.

Pico Ruivo es la montaña más alta que ver en Madeira, también está Pico de Arieiro a más de 1.800 metros en menos de 25 minutos de carretera con el jeep. Acudir a estos picos te dará la sensación de flotar por encima de las nubes, es algo realmente mágico e inolvidable.

Madeira es una isla con muchos lugares donde tomar fotos y disfrutar de una buena vista, si quieres algo de privacidad y una aventura extrema donde tú guíes tu propio destino, sin duda debes alquilar un jeep. Si prefieres ser guiado te recomiendo pagar el tour  en 4×4.

Sea en tour o por tu cuenta, una parada recomendada es el mirador Ribeira Brava para disfrutar de unas vistas muy bonitas, además puedes dar un pequeño paseo por la localidad del mismo nombre situada muy cerca del mirador.

Continúa la aventura por Paúl da Sarra, una meseta situada en el centro de la isla de Madeira y con una altitud media de aproximadamente 1.500 metros. Recorre las carreteras entre Porto Moniz, Ribeira da Janela, Seixal y São Vicente, disfruta de los miradores, zonas costeras y cascadas.

 22. Visitar el bosque de Laurisilva

Este precioso bosque es un lugar único y que obligatoriamente tienes que visitar en Madeira, te explicamos la razón. En la última glaciación, el bosque de Laurisilva sobrevivió solamente en las islas de Madeira, Azores, Canarias y Cabo Verde, por lo que es una reliquia natural.

El bosque de Laurisilva de Madeira es el que tiene mayor superficie y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1.999, inclusive el registro paleobotánico de la isla de Madeira revela que el bosque Laurisilva existe en esta isla hace al menos 1,8 millones de años.

 23. Degustar el vino de Madeira

Vino-de-Madeira

Probar el vino de Madeira es algo que ni siquiera hace falta anotarlo en la lista, porque te aseguramos que es casi imposible que salgas de ahí sin tomarte un par de copas de éste producto del cual sus habitantes y fabricantes se sienten tan orgullosos, una tradición introducida en el siglo XV.

Los jesuitas fueron los primeros en comercializarlo, sin embargo fue gracias a los ingleses que se hizo famoso en el extranjero y se aumenta su producción. En la conmemoración del VI aniversario del nacimiento de Shakespeare fue enviada desde Madeira una pipa de 500 litros de malvasía.

Entre las variedades o clases de vino de Madeira podemos encontrar el Seco (SERCIAL) que tiene un ligero sabor a nueces. Si se sirve frío se acentúa más su sabor, pero si el vino tiene la denominación de “colheita” o “vintage”, se sirve a temperatura ambiente para poder apreciar todas sus cualidades.

También está el Medio Seco (VERDELHO) el cual requiere un envejecimiento de 3 años en barricas y Dulce (MALVASIA o MALMSEY), también toma 3 años de envejecimiento en barricas de roble y su textura aterciopelada y suave. Se considera como un buen digestivo.

Degusta también un Semi dulce (BOAL), una variedad de cepa importante en la viticultura madeirense que requiere de un envejecimiento de 3 años en pipas avinadas de madera. Se sugiere beber este vino después de las comidas, para acompañar postres o sin ningún acompañante.

 24. Tomarte una Poncha

La poncha es la bebida más emblemática de la isla luego del vino, se trata de un trago hecho con una mezcla de aguardiente de caña de azúcar, azúcar morena y zumo de limón. Lo podrás encontrar en los restaurantes y pubs al salir durante las noches de alguno de los 3 días del fin de semana.

25. Conocer el aeropuerto internacional Cristiano Ronaldo de Madeira

Estatua-de-Cristiano-Ronaldo

Hasta hace poco viajar a Madeira era considerado un riesgo y su aeropuerto estaba catalogado como el más peligroso del mundo, muy pocos pilotos estaban autorizados para llegar a él.

En la actualidad esto ha cambiado gracias a la moderna e impresionante pista de aterrizaje construida sobre el mar, que ha hecho de los aterrizajes algo muy seguro. Si eres un buen viajero, también apreciarás esta estructura.

Además para los amantes del fútbol siempre representará una gran emoción conocer el aeropuerto recién bautizado con el nombre del famoso y aclamado futbolista “Cristiano Ronaldo”.