mejores-cañones-del-mundo

La naturaleza nos ha dejado boquiabiertos en muchas ocasiones pero con los cañones se lució enormemente. Esos impresionantes riscos forman un paisaje espectacular digno de cualquier postal pero que no todos se atreven a explorar.

Alrededor del mundo existen muchas de estas formaciones rocosas pero algunas resaltan por su majestuosidad, enorme profundidad y clima perfecto, lo que las convierte en el sitio ideal para escalar, caminar o simplemente pasear.

A continuación les presentamos los cañones más grandes del mundo:

1. Cañón de Kali Gandaki

Cañon-Kali-gandaki

Considerado como el segundo cañón más profundo del mundo, esta maravilla de la naturaleza se encuentra en Nepal, en medio de la cordillera más alta del planeta entre glaciares.

Con una profundidad de 4.375 metros, debe su nombre al río Kali Gandaki que lo atraviesa, por lo que es también conocido como Cañón del Río.

El paisaje se embellece en este cañón ya que posee a sus lados a las dos cimas más grandes del planeta: el Annapurna y el Dhaulagiri, lo que lo hace en una muestra visual sin igual que te deja sin palabras, sobre todo porque una de sus caras sobresale por encima de la montaña Annapurna (8.091 metros de altura).

2. Cañón del Colca

Esta espectacular formación se encuentra en Suramérica, específicamente en Perú. Allí se hallan dos de las hendiduras más profundas del planeta (casi el doble del Gran Cañón)

Entre sus características cuenta con 3.270 metros de profundidad y una longitud de más de 200 kilómetros, medición que se hizo oficial hace solo 30 años, ya que nadie se había atrevido a medirlo antes.

Además del paisaje y de las actividades al aire libre a realizar en el lugar, quienes lo visiten pueden observar de cerca una gran colonia de cóndores que habitan en e l lugar.

3. Cañón de Fish

Cañon-del-rio-fish

Conocida como la garganta de Fish River, es considerada la depresión más profunda de África, aunque si la comparamos con otras no es de las más impresionantes pues tan solo posee 160 kilómetros de largo, 27 de ancho y una  profundidad de 600 metros.

A pesar de no ser de los más espectaculares del mundo, sí es considerado el más salvaje de todos debido a sus altas temperaturas ( unos 40ºC de promedio diurno)

Este cañón ubicado en Namibia, es uno de los preferidos por los escaladores de roca pues posee dos áreas específicas para realizar este deporte: el Mirador de los Senderistas y el Mirador Principal, donde además, los visitantes se deleitan con una vista sensacional.

Una curiosidad de este lugar es que puedes hacer el recorrido en cocheo en bicicleta de montaña y no necesariamente escalando o caminando.

4. Cañón del Blyde

Seguimos en el continente africano, pero esta vez en Drakensberg (Sudáfrica), considerado como el segundo más largo de la región.

Con una profundidad de 762 metros, posee unos 25 kilómetros de carretera, es uno de los más verdes del planeta gracias a su amplia vegetación.

5. El Gran Cañón

Atardecer-en-el-gran-cañon

Calificado como el principal protagonista de las fotos de cañones, el Gran Cañón está ubicado en América del Norte, específicamente en el estado de Arizona, Estados Unidos y es uno de los desfiladeros más concurridos por los vacacionistas.

Mucha de su fama se la debemos a las películas de Hollywood que lo han inmortalizado en incontables escenas.

A esa popularidad se le ha adherido el título del cañón más grande del mundo, aunque en realidad no lo es. Esa reputación ha logrado que la lista de espera para navegar por el río Colorado sea de nada más y nada menos que de diez años.

Con 2.422 metros de profundidad, esta impresionante formación se la debemos al paso del río Colorado a través de las rocas, en cuyo recorrido ha creado senderos como el Bright Angel Trail, que desciende por 13 kilómetros hasta llegar al río.

La experiencia en el Gran Cañón la puedes llevar al extremo, incluso si no eres un senderista experto. Puedes atravesar las rocas en el Skywall, un mirador de suelo de cristal que te lleva a 20 metros sobre el vacío sobre 1200 metros de altura. Una experiencia totalmente única si no le temes a nada.

6. Cañón del Sumidero

Los cañones no son solo simplemente para disfrutar de la caminata o escalada,  también puedes realizar actividades relacionadas con el agua, como en el caso del Cañón del Sumidero, ubicado en México.

Más específicamente en el estado de Chiapas, puedes navegar por el río Grijalva y llegar hasta este cañón que alcanza los 1300 metros de profundidad.

Además del paisaje rocoso, al navegar por el río también podrás disfrutar de las riquezas de la naturaleza en el embalse de la Presa Chicoasén.

Si no te emociona la parte acuática, ponte tus mejores zapatos para caminar y recorre el cañón desde lo alto y a lo largo de los cinco miradores que posee.

7. Gordes Du Verdon

Gargantas-de-verdon

Nos vamos a Europa, específicamente en Provenza, Francia. Allí nos encontramos con uno de los cañones más impresionantes, el Gordes Du Verdon o Gargantas del Verdón, en su traducción al español.

Con 1500 metros de altitud en sus paredes verticales de piedra caliza y 25 kilómetros de largo, es uno de los consentidos de los deportistas, quienes no dudan en colocarse sus zapatos para escalar, tomar su cuerda de escalar y adentrarse en la maravillosa naturaleza.

Si prefieres admirar el ecosistema desde lejos, en este cañón están los miradores Corniche y Mescla, donde además podrás ver como se unen los ríos Verdon y Artuby.

No solo eso, los más arriesgados han aprovechado el puente entre estos dos miradores, ubicado a 182 metros de altura y se lanzan al vacío, poniendo el “puenting” de moda.

8. Cañón de Waimea, Hawai

El Pacífico no solo enamora con sus paradisíacas playas, también esconde maravillas naturales que nos sorprenden, como es el caso del  cañón Waimea, uno de los destinos que no debes perderte.

Puedes alquilar un coche y surcar sus carreteras de asfalto en  medio de un paisaje de arenas rojizas. Es recomendable visitarlo antes de las 11 de la mañana o el calor hará de las suyas.

9. Cañón Fjaorárgljúfur, Islandia

Aunque su nombre es prácticamente impronunciable, las maravillas del cañón Fjaorárgljúfur se llevan el premio mayor, sobre todo porque su formación data de millones de años atrás.

Dotada de un verdor inconfundible producto de la erosión producida por el agua que bajaba por los glaciares, este cañón sigue en formación constante.

Con apenas 2 kilómetros de largo, el recorrido es relativamente corto por lo que los novatos lo disfrutarán mucho.

10. Cañón de Itaimbezinho, Brasil

Situado a unos 1000 kilómetros al sur de Río de Janeiro, el Cañón de Itaimbezinho es considerado una verdadera joya de la naturaleza.

A pesar de su majestuosidad, este cañón es uno de los lugares menos conocidos de Brasil.

11. Cañón del Río Indo, India

Cañon-Río-Indo

Rodeado por enormes picos, el Cañón del Río Indo se encuentra justo donde se unen los ríos Indo y Zanskar, en Ladakh, India.

El paisaje que se muestra en esa unión, alimentada por dos glaciares diferentes y de dos colores distintos es lo que le da su particularidad, preferida por los senderistas de todo el mundo.