13 Estaciones de Esquí Más Grandes Del Mundo Para Alucinar Este Invierno

Algunos huyen cuando hace frío, mientras que otros amantes de frío estamos aquí, pescando lugares nuevos e interesantes para disfrutar de los días de invierno a tope y sacar nuestro lado extremo con el esquí. A vosotros., que sois de los míos, os traigo una lista sin orden específico en donde podéis tomar nota de las estaciones de esquí más grande del mundo. Y, no, no todas están en Europa.

1. Les 3 Vallées, Francia

Vaya que Francia es reina entre reinas en cuanto a albergar estaciones de esquí realmente granes y aunque esta lista está hecha sin seguir un orden específico, tenía obligatoriamente que abrir con Les 3 Vallees, o los tres valles, la zona de esquí más grande del mundo con 600 kilómetros de pistas repartidas entre las tres estaciones principales de Courchevel, Meribel y Val Thorens.

Es verdaderamente una gozada para quienes aman esquiar. Incluso hay un cuarto valle, por encima de Orelle, que conduce al punto de mayor elevación de la región, a 3.230 metros por debajo de la cima de Pointe du Bouchet, así de grande es.

 

2. 4 Vallées, Suiza

Nos alejamos un poco más y nos vamos hasta Suiza porque se le conoce por tener también estaciones de esquí increíbles y eso sin duda hay que reconocerlo. En particular 4 Valles es un área que se extiende a 412km y es la zona de esquí más grande de toda Suiza, lo que no es cualquier cosa, y abarca los complejos más pequeños de Bruson, frente a Verbier, y Nendaz, Veysonnaz, Thyon y La Tzoumaz con vistas al valle del Ródano.

 

3. Sella Ronda, Italia

Nos vamos a Italia, con la que se podría decir que es la segunda zona de esquí más grande del mundo, así que preparen sus chaquetas para esquiar y sus guantes para esquiar que nos vamos para Italia, que, aunque se le conoce por su gastronomía deliciosa, por las playas que están al sur y por El Coliseo Romano, la verdad es que tiene muchísimo que ofrecerles a los fanáticos del esquí este y todos los inviernos.

Y es que la Sella Ronda es una especie de región de esquí invisible porque la verdad es que nadie la promociona como la segunda más grande del mundo y yo he venido un poco a reivindicarla porque en total tendrá unos 500 km de pistas.

 

4. Arlberg, Austria

¿Tenéis vuestras gafas de protección para esquiar y vuestro equipaje de viaje listo? Porque ahora nos vamos a Austria, a Arlberg, que ha adquirido un brillo especial en la temporada 2016-2017 con un nuevo elevador que lo convierte rotundamente en el área conectada más grande de Austria, pero que, vamos, que ha sido durante mucho tiempo una de las joyas de la corona del esquí mundial en donde además de pasarla bomba esquiando se puede pasar también un rato genial de fiesta, al estilo de estrella de rock.

 

5. Park City, EE. UU

Sí que es verdad que durante años los europeos hemos pensado que no hay como nuestras zonas de esquí, pero la verdad es que los Estados Unidos de Norteamérica están listos para entrar en las listas de las zonas para esquiar más grandes del mundo.

Y es que el límite de Park City se encuentra junto al de Deer Valley, por lo que se puede esquiar en ambas áreas sin quitarse los esquís, con la compra dos pases de ascensores, válidos en ambos lugares. Eso lleva el total de kilómetros esquiables más allá de los 300 km.

Seguro que esta es una buena razón o noticia para buscar vuestras botas de invierno, prepararlas y animarse a conocer los Estados Unidos desde otra perspectiva que la típica de ir a Disney o a gastarse el sueldo de una vida comprando cosas en Nueva York.

 

6. Via Lattea, entre Italia y Francia

Es que no me lo iba a perdonar si no mencionaba esta zona de esquí tan famosa porque es realmente una pasada, vamos. Pero siento decepcionarlos, la Vía Láctea no se llama así por la barra de chocolates esa tan famosa, y deliciosa, se llama así por la galaxia y es un dato curioso porque no lo sabe todo el mundo.

Una de las cosas más guays que tiene esta zona es que comparte nacionalidad italiana y francesa, ¿sabéis lo guay que será esquiar entre dos países? Además, tiene un acceso a todas las pistas súper amigable para toda la familia.

Pero las cosas molonas de la Vía Láctea no quedan aquí, la cadena de complejos turísticos interconectados ofrece una gama de opciones, desde el característico bosque Claviere hasta el inicio de fiesta Sauze d’Oulx, con una entrada a Montgenevre en Francia.

Por otro lado, la elevación más alta llega casi hasta la cima del monte. Motta a 2.823 metros con vistas espectaculares sobre Sestriere, una instalación en el circuito de descenso de la Copa del Mundo.

 

7. Paradiski, Francia

Aprovechando que podemos saltar de un país a otro ¿por qué no nos vamos a Francia nuevamente? El excursionismo y el esquí molan mucho en Francia y si vais en plan familiar, o sois principiantes o intermedios, le podéis sacar mucho provecho a Paradiski y conocerle otra cara a la Francia turística que no sólo es la Torre Eiffel pero que es muy guay también.

Cuenta con el espectacular Vanoise Express, el teleférico más grande del mundo, es de dos pisos y abrió definitivamente sus puertas en el año 2003 para unir a Les Arcs y La Plagne, dos zonas para esquiar ya enormes de por sí y que se fusionan para crear Paradiski, hablamos de un terreno esquiable de hasta 425 kilómetros con 160 elevaciones.

 

8. Matterhorn, entre Suiza e Italia

Con 360 km es el paraíso del glaciar, una zona de esquí transfronteriza compartida por Zermatt y Cervinia con una calidad de la nieve inigualable, un mirador increíble, restaurantes de montaña, historia alpina y todos los atractivos que hacen que sea un lugar turístico y familiar súper divertido para el invierno.

No sólo es una de las zonas de esquí más grande del mundo, sino que es de las más hermosas, os lo digo como un dato por si ya no tenéis razones suficientes para visitarla.

Aquí confluyen la zona del lujo y la opulencia, tal y como lo puede ser Zermatt, que es un complejo impecable que consta de grandes hoteles, lujosos chalets y más restaurantes gourmet, y una zona más discreta como lo puede ser Cervinia, pero que no por eso es menos buena, porque para los amantes de la buena pasta, ahí hay abundantes restaurantes italianos y restaurantes de pub. Ambas zonas tienen un acceso rápido a las pendientes más altas de Europa.

 

9. Portes du Soleil, entre Francia y Suiza

Algunas la reclaman como la verdadera zona para esquiar más grande del mundo y, sí, aunque le lleva 50 km de ventaja a Los 3 Valles, la verdad es que los más puristas no le han dado ese título o reconocimiento porque indican que hay pequeñas paradas o cortes en el camino.

En todo caso, no hay por qué discutirlo cuando se puede ir a apreciar de esta vasta región que comprende 12 estaciones entre el Mont Blanc en Francia y el lago de Ginebra, en Suiza, a pesar de varias lagunas en el sistema de elevación. Entre los aspectos más destacados se incluye el famoso “muro suizo”, una bestia aplastada, también conocida como la pista de Chavanette sobre Les Crosets en Suiza.

 

10. Val-d’Isère y Tignes, Francia

Sin importar su tamaño, los fanáticos de esta zona creen que precisamente es la mejor para esquiar del mundo. Ya tendréis que ir vosotros mismos a recorrer sus 300 km y descubrirlo, ¿no os parece?

Estas dos zonas están reunidas por el espace Killy., que ha sido llamado así por el campeón olímpico Jean-Claude Killy. Y puede que sea de las zonas de esquí más emocionantes del mundo por a su famoso terreno escarpado, que incluye la Carrera Olímpica de Descenso en la cara de Bellevarde, una gran cantidad de oportunidades fuera de pista y también una de las verticales más grandes del planeta con más de 2,000m.

 

11. Big Sky y Yellowstone Club, EE. UU

 

Está ubicado específicamente en Montana y se calcula que tiene unos 312 kg de extensión, posicionándose como una de las áreas para esquiar más grandes de Norteamérica y del mundo, así que, si os pensabais que las más grandes quedaban reservadas para Europa, ya os he mostrado dos ejemplos que demuestran totalmente lo contrario.

 

12. Whistler Blackcomb, Canadá

Si algo le da fama a Canadá es de ser un país frío y en el que nieva mucho, por lo que era de esperarse que al menos una de sus zonas de esquiar se colara entre las más grandes del mundo, ¿o no?

Ahí podéis disfrutar de un par de atracciones como, por ejemplo, que os sorprendan nevadas muy grandes, ¿sorprendido? Yo tampoco, vamos, es Canadá. Es verdaderamente famosa y cómo no si es de las más grandes de Norteamérica también y queda al norte de Vancouver, en la Columbia Británica. Otro dato importante es que se ha convertido en uno de los centros turísticos más visitados del mundo.

Schrahe ha medido una extensión esquiable de 253 kilómetros, que incluye una cierta cantidad de terreno dentro de los límites controlado por avalanchas, a diferencia de los centros turísticos europeos, que solo miden senderos.

 

13. SkiWelt, Austria

Una de las cosas que más mola aquí es que hay opciones para todos. Es decir, hay muchas oportunidades para que los jóvenes y principiantes aprendan a esquiar, así como un montón de azules suaves para ayudar a los novatos en su camino. Los intermedios no se quedan atrás porque encontrarán hermosas pistas bordeadas de árboles en todas direcciones, así como un rojo especial. Por otro lado, los esquiadores fuertes pueden pasar sus días recorriendo el área con rojos y probando el terreno más complicado porque en el camino hay algunos descensos negros, así como rutas de esquí desafiantes.

En fin, son 280 km de pistas que recorren los nueve complejos turísticos que se hacen uno más encantador que otro. Esta zona para esquiar queda en los Alpes del norte de Kitzbüheler. Para la comodidad del visitante, los complejos turísticos quedan a una hora en coche del aeropuerto de Innsbruck. Podéis encontrar un espacio tranquilo y acogedor para vacaciones en familia, pero también hay espacio para los aventureros y las fiestas nocturnas son una verdadera leyenda.