Qué ver y hacer en Logroño: 15 lugares IMPRESCINDIBLES con encanto

Además de probar el zurracapote, ¿qué más se puede hacer en Logroño?

¡Mucho!

Podemos pasear por la Calle Portales, conocer la historia de la Muralla del Revellín o atrevernos a probar el famosísimo bocadillo de calamares del Café Moderno, un local de 100 años de antigüedad.

Si te preguntas qué ver en Logroño, te va a venir FENOMENAL esta lista que he preparado con 15 lugares encantadores para que hagas tu itinerario de uno o más de 3 días.

¡Hola! No lo olvides, si te gusta nuestro contenido Síguenos en nuestro canal de YouTube AQUÍ

¿Qué ver en Logroño?

Más allá de lo evidente, perderse en sus parques o hacer alguna ruta en sus alrededores también es un buen plan.

Como ves, una visita a esta encantadora ciudad de La Rioja, ubicada en el norte de España, puede dar para disfrutar de muchas experiencias diferentes.

Turismo de aventura, enoturismo, turismo histórico, cultural…

Todo depende de cuánto tiempo estarás de visita.

Si tienes oportunidad, te recomiendo estar al menos 2 días.

Además, si vas en coche, te recomiendo mucho darte la oportunidad de visitar sus alrededores y descubrir pueblos tan bonitos como Briones o San Vicente de la Sonsierra.

En caso de que no vayas en coche, lo mejor es buscar un hotel en Logroño que esté en pleno casco histórico o cerca de él.

Por fortuna, no suelen ser muy costosos.

¿Listo para la aventura?

¡Empezamos el recorrido!

A continuación, te presentamos qué ver en Logroño:

1. Concatedral de Santa María de la Redonda

Concatedral-de-Santa-Maria-de-la-Redonda

Si estás de paso por la ciudad de Logroño es justo y necesario que le des una visita a la Concatedral de Santa María de la Redonda construida en el siglo XVI.

En el siglo XVII pasó por numerosas reformas, pero no es sino hasta el siglo XVIII, que se construye todo lo que podemos ver en la actualidad.

Sabrás que te has topado con ella porque reconocerás sus dos torres ricas en detalles y cada una con un juego de campanas.

En la entrada a la iglesia se encuentran esculturas cristianas, protegidas por puertas altas de hierro.

Se ubica en el casco antiguo de la capital riojana y no basta solo con ver su fachada, merece la pena visitarla por dentro para disfrutar, entre otras cosas, de las obras de arte interesantes que albergan las capillas laterales.

La entrada es GRATUITA.

Y los horarios de visita es el siguiente:

  • Lunes a sábados: de 8:30 a 13:00 y de 18:00 a 20:45
  • Domingos: 9:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:45 h.

ATENCIÓN:

Los horarios están sujetos a cambios por motivos de culto.


2. Bodegas Franco Españolas

Bodegas-Franco-Espanolas

¿Qué hacer en Logroño en un fin de semana?

¡Definitivamente hay que aprovechar de hacer enoturismo y las Bodegas Franco-Españolas se han convertido en unas de las referentes de la ciudad.

Una de las cosas que tiene a su favor es que se puede llegar caminando desde el casco histórico de Logroño.

Y es que está nada más y nada menos que a orillas del famosísimo río Ebro, otro de los lugares imprescindibles para visitar.

Pero no es solo eso, es también la variedad de actividades, sus hermosos espacios y la calidad de sus vinos que son el resultado de más de 125 años de trayectoria.

¿Qué ofrecen?

  • Maridajes tradicionales y exóticos.
  • Catas de uvas.
  • Juegos con vino.
  • Vendimia en familia.

Pero también organiza eventos y festivales de arte, como certámenes de teatro y dos festivales de música: ACTUAL y MUWI.

La visita básica tiene un coste de 15€ por persona, puedes reservar este u otro tipo de vista a través de su web oficial.


3. Museo de La Rioja

Museo-de-La-Rioja

Para los amantes del arte y de la historia, el Museo de La Rioja es uno de los puntos más interesantes para visitar en Logroño.

Esta construcción barroca del siglo XVIII se encuentra en la plaza de San Agustín y no siempre fue el hogar de este museo.

De hecho, este palacio fue la residencia del general Espartero tras retirarse de la política.

Se inauguró en 1971 y se le hizo una ampliación en el año 2012.

En la actualidad, nuestra visita puede dividirse de la siguiente manera:

  • Paseo por la planta baja del museo, donde encuentras una tienda, una biblioteca donde también se pueden hacer fotos muy bonitas y una sala de exposiciones temporales.
  • En el sótano hay otra sala de exposiciones temporales. Puedes informarte de la programación y agenda cultural aquí.
  • En la primera planta nos muestran un audiovisual muy completo donde se resume la historia de La Rioja. Además, tiene varios espacios donde se alberga arte de la Prehistoria, la época Prerromana y el mundo Romano.
  • Por último, encontramos la tercera planta que se divide en dos espacios: uno con colecciones de pintura del siglo XIX y de la primera mitad del XX, y otro dedicado a la etnografía.

La entrada es GRATUITA y los horarios de visita son:

  • De lunes a sábado de 10:00 a 21:00.
  • Domingos y festivos de 10:00 a 14:00.

ATENCIÓN:

Si sois un grupo grande podéis solicitar una visita comentada o apoyo didáctico previamente escribiendo al correo [email protected] o llamando al 941 291 259.


4. Iglesia de San Bartolomé

Iglesia-de-San-Bartolome

¿Sabes cuál es el templo más antiguo de Logroño?

Sí, la iglesia de San Bartolomé.

Su construcción data del siglo XII, siendo tres siglos mayo que la Concatedral.

Por supuesto, con ese margen de distancia taaaaan amplio, las diferencias de estilos entre una y otra son ENORMES.

Por eso, entendidos de la arquitectura y amantes de las iglesias y la historia, se dedican a  contemplarlas a ambas para compararlas y disfrutar de sus diferencias.

La iglesia de San Bartolomé tiene un estilo original románico que se evidencia en la parte inicial de la torre y en la cabecera.

Sin embargo, su construcción continúa durante el siglo XII, por lo que también tiene detalles propios del estilo gótico.

Es Bien de Interés Cultural y fue declarada Monumento Nacional en 1866.

Es una parada obligada para quienes hacen el Camino de Santiago Francés, pero te recomiendo mucho visitarla aunque no seas peregrino.

La entrada es GRATUITA y se puede visitar de lunes a domingo, de 10.00 a 12.00.


5. Casa de las Ciencias

Casa-de-las-Ciencias

Si paseas por la orilla norte del río Ebro, encontrarás la Casa de las Ciencias en una zona ajardinada muy bonita frente al Casco Antiguo de la ciudad.

Además de su programación de actividades cambiante con actividades interesantes para todas las edades, estoy segura de que su fachada te llamará la atención, como a mí, por su color rojo que le hace resaltar.

Este edificio de 1910, ubicado entre el Puente de Hierro y el Puente, está considerado como uno de los ejemplos de arquitectura industrial de la capital de La Rioja.

No siempre ha sido lo que conocemos hoy, se le ha dado muchos usos a lo largo de su historia.

Se construyó para ser un matadero y dejó de serlo en los 70s.

No fue sino hasta abril de 1999 que se inauguró como la Casa de las Ciencias de Logroño.

En este recinto se celebran exposiciones, conferencias, talleres, cursos, proyecciones, observaciones y demostraciones científicas durante todo el año.

Sus horarios de visita son:

INVIERNO

  • De martes a viernes, de 9:30 a 13:30 horas y de 17:00 a 19:30.
  • Sábados, domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30.
  • CERRADO todos los lunes, el 25 de diciembre y el 1 y 6 de enero.

VERANO (julio y agosto)

  • De martes a domingo, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30.
  • CERRADO todos los lunes.

6. Parque del Ebro

Parque-del-Ebro

Ya que estamos a orillas del Ebro, aprovechamos para pasear por el parque homónimo.

El río es un ícono de toda esta zona y uno de los lugares que debe estar en tu lista de qué ver en La Rioja.

Este parque, por su parte, es el pulmón vegetal del centro de Logroño donde respirar aire puro, hacer algo de ejercicio, un picnic o simplemente pasar el rato.

Es un buen lugar para descansar los pies después de recorrer el puente de Hierro.

Se inauguró en 1993 y cuenta con 150.000 metros cuadrados donde, además de distintos tipos de árboles y caminos serpenteados, podrás encontrar algunos puntos de interés como:

  • La Pasarela y la Puerta del Ebro.
  • El Frontón del Revellín.
  • Juegos infantiles.
  • Un bar junto a un estanque.
  • La Chimenea de ladrillo, donde anidan las cigüeñas.
  • Los Molinos.

7. Calle Laurel

Calle-Laurel

¿Qué hacer en Logroño?

¡Comer rico!

Logroño y La Rioja tienen una gastronomía rica y variada.

¿Te suenan las patatas a la riojana, los caparrones, el bonito con tomate a la riojana o las chuletas de cordero al sarmiento?

Es que se me hace agua la boca nada más de nombrarlo.

El caso es que si te apetece probar estas especialidades, TIENES que ir a la calle Laurel.

En pleno centro histórico, esta calle, junto a la calle Albornoz, Travesía. y San Agustín, es conocida por reunir la mayor concentración de bares de todo Logroño y restaurantes tradicionales.

Así que si te apetece tomarte una cañita como recompensa después de recorrer la ciudad o al regresar de hacer rutas por Logroño, también puedes hacerlo en estos 10 bares y de paso pruebas su variedad de pinchos.

Conoce la oferta gastronómica de La Laurel aquí.

Si estás en busca de algún suvenir de la ciudad, además de una buena botella de vino, no dudes en llevarte queso camerano y embutidos. Es lo mejor que podrás llevarte para recordar la ciudad.

Puedes aprovechar de comprarlo en el Mercado de San Blas, que se encuentra en la entrada de la Calle Laurel y es una de los lugares que los locales te recomiendan cuando les preguntas qué ver en Logroño en un día.

Además de eso, podrás encontrar otras cosas típicas de La Rioja y su gastronomía.


8. Iglesia de Santiago el Real

Iglesia-de-Santiago-el-Real

Seguimos nuestro camino hasta la Plaza de Santiago, donde la protagonista es la Iglesia Santiago el Real.

Es otra de las paradas obligadas de los peregrinos que hacen el Camino de Santiago y pasan por esta ciudad.

La estructura que vemos hoy está construida exactamente sobre el espacio que ocupó el templo anterior, que se destruyó en 1500 a causa de un incendio.

Este “nuevo” templo, de una sola nave, empezó a construirse en 1518 y fue declarado Bien de Interés Cultural  en mayo de 1981.

Fun fact: Los historiadores Albia de Castro y José Gómez sostienen que Santiago predicó por la zona.

La entrada es GRATUITA y el horario de visita es de lunes a domingos, de 8.15 a 13.15 y de 18:00 a 20:00.


9. Parque de La Ribera

Parque-de-La-Ribera

El parque del Ebro no es el único de Logroño, hay varios otros, pero específicamente éste, que es el más conocido, colinda con el Parque de la Isla y el de La Ribera.

El último se encuentra en el casco urbano de la ciudad y en las mañanas está concurrido de deportistas que disfrutan del silencio y el verdor.

Es una de las zonas más verdes de la capital riojana y en él se encuentran dos de los edificios públicos más importantes de la ciudad: la plaza de toros y el palacio de congresos.

También encontramos el edificio Riojafórum, merenderos, chiringuitos y todo para disfrutar de un fin de semana Logroño tranquilo.

Puedes pasear en bici y dar una vuelta por el Paseo de La Florida.


10. Puente de Hierro

Puente-de-Hierro

No es cualquier puente, se ha vuelto uno de los puntos indispensables para visitar en Logroño.

Y te preguntarás, ¿por qué ese puente si esta ciudad tiene CUATRO?

Vale, sí.

Todos atraviesan el Río Ebro y todos tienen su encanto, especialmente el Puente de Piedra con sus 198 metros, pero este es el MÁS ANTIGUO de todos y el de mayor longitud.

Se inauguró en 1882.

Es decir, que este puente de 330 metros de longitud tiene más de 120 años siendo testigo silencioso de la historia de Logroño.

Su nombre se debe a que fue construido con hierro pudelado forjado y roblonado, y durante décadas fue la entrada principal a la ciudad y sirvió de conexión con la vía férrea.

¡Sin dudas, una auténtica joya de la ingeniería civil de esta ciudad!


11. Parque Gallarza

Parque-Gallarza

Había que hablar de este parque y es que hay que celebrar que, este año, después de 9 años de haber estado clausurado, ha vuelto a abrirse al público con una ampliación.

Así que en tu visita a Logroño, te recomiendo pasar y “estrenarlo”.

Este parque tiene salidas a las calles Pérez Galdós, República Argentina, Somosierra y Menéndez Pelayo.

Si vas con los peques. puedes pararte a tomar algo en la cafetería que está muy cerca del parque infantil.

En el parque Gallarza hay dos estanques: uno con piedras grandes adosadas a sus paredes interiores y otro más pequeño junto a un pequeño riachuelo que se atraviesa por medio de dos puentes diminutos.


12. Parque de los Enamorados

Parque-de-los-Enamorados

Este es otro de los parques de los que se puede disfrutar en Logroño, lo chulo de este es que al ser uno de los menos populares para los turistas, tú puedes disfrutar de él sin tanta afluencia de personas.

También ofrece un muy buen espacio para correr, hacer ejercicio al aire libre o preparar tu cuerpo antes de emprender una ruta por La Rioja.

Pero su verdadero encanto radica en las vistas que tiene.

Además, en la parte superior hay mesas que permiten hacer picnics cómodos o tener citas al aire libre.

Si buscas un espacio para despejar en Logroño, este es un buen lugar porque además puedes correr con la suerte de ver a las ardillitas entre los árboles y distintos tipos de aves sobrevolando el parque.


13. Parque Grajera

Parque-Grajera

Si te preguntas qué ver en Logroño y alrededores, te complacerá saber que no todo se concentra en la capital riojana.

Por ejemplo, este parque se encuentra a escasos 4 kilómetros de la ciudad y uno de sus atractivos es que es una de las escasas zonas húmedas de La Rioja.

En él encontramos el embalse de La Grajera y uno de los tres campos de golf de la provincia.

Una buena noticia para los peregrinos es que está en dirección hacia el Camino de Santiago, lo cual es fenomenal para parar en un sitio donde se respire paz y se tengan unas vistas extraordinarias.

Además, tiene espacios para la observación de animales.

Si vas en familia, puedes aprovechar las mesas y los asadores que hay en este parque.


14. Parque del Carmen

Parque-del-Carmen

Para los amantes de los parques y las zonas verdes, como yo, el Parque del Carmen puede ser una bonita sorpresa en su visita a Logroño.

Parte de su encanto proviene de la gran variedad de especies que alberga, que están explicadas en carteles informativos y un itinerario botánico.

Este recinto data del siglo XIX, época del romanticismo.

Para ese entonces, formaba parte de la antigua propiedad del Conde de Santa Bárbara conocida como Villa Enriqueta.

No fue sino hasta el año 1987 que sus propietarios lo cedieron al Ayuntamiento de Logroño.

Si vas, no puedes dejar de pasar por el estanque para ver las distintas especies de peces y aves que alberga.

También puedes aprovechar de contemplar su riqueza botánica, empezando por todos los tipos de árboles que hay.

Encontrarás castaños, tilos, cedros, laureles, tejos y más.


15. Aqualar

Aqualar

Logroño tiene sitios geniales, pero en sus cercanías también hay mucho por ver y disfrutar.

El complejo Aqualar es un ejemplo palpable de esto.

Está a poco más de 10 minutos en coche, específicamente en Lardero, uno de los pueblos cerca de Logroño.

Es una excelente opción tanto si vas en verano como si vas en invierno.

Y es que sus instalaciones no solo se limitan al disfrute de los días de sol.

Porque sí, tiene piscinas, toboganes, terrazas, una zona verde de 12.000 metros cuadrados…

También cuenta con un área de vasos, donde uno de los que encontramos es el vaso termal que cuenta con una cascada, dos cuellos de cisne y camas de agua.

Además, tiene un gimnasio al que se tiene acceso con el abono anual o de invierno.

HORARIOS

  • De lunes a viernes, de 11:00 a 21:30.
  • Sábados de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20.00 horas.
  • Domingos de 10:00 a 13:00.
  • Festivos CERRADOS, al menos que sea domingo.

Deje su mensaje