Actividades-Que-Realizar-En-Palma-De-Mallorca

Uno de los lugares con mayor turismo en España y donde definitivamente vale la pena viajar en verano es la Palma de Mallorca.

Palma es la capital de la mayor de las Islas Baleares y aunque es tentadora la idea de quedarte disfrutando todo el día del sonido de las olas, tomando un merecido baño en la playa, debes organizarte porque existen muchos lugares que visitar en Palma de Mallorca.

A ésta hermosa isla puedes llegar en crucero o también viajar en avión. En cualquiera de los casos, agendar unas vacaciones de al menos 4 días te permitirán conocer los más icónicos lugares que ver en Palma de Mallorca.

Más que un muy bonito sitio de playa, la isla y su ciudad representan una verdadera escapada cultural llena de una fascinante historia. Representa un mosaico natural de castillos, catedrales, murallas y palacios, entre muchos otros lugares de interés.

A continuación les presentamos que ver y hacer en Mallorca en el 2019:

1. Visitar el Castillo de Bellver

Castillo-de-Bellver

Ubicado en una colina a más de cien metros sobre el nivel del mar, se encuentra esta imponente infraestructura que por su altura te brinda una espectacular vista panorámica de la isla, por lo que no puedes dejar de llevar tu cámara de viaje para sacarte muchas fotografías.

Este grandioso castillo fue construido bajo la orden del rey Jaime II de Mallorca, entre el año 1.300 y 1.310. Como beneficio extra, en su interior alberga el museo de historia de la ciudad, el cual resultará muy interesante para los amantes de la historia.

Existen diversas formas de llegar al castillo de Bellver, una de ellas consiste en alquilar un coche para transportarte tu mismo, ya que cuenta con un amplio estacionamiento donde podrás parquearlo. También se encuentra disponible una ruta turística en autobús, la cual comprende una parada en el propio castillo. Estos paseos en autobús por Mallorca suelen ser divertidos.

Los auto buses locales son otra opción, un poco más económica y que además te permitirá conocer la cultura de la comunidad.

Por otra parte, la desventaja es que su parada se encuentra en la parte baja del castillo por lo que se debe subir la colina a pie, representando una posible limitante para personas con discapacidades motoras.

2. Deleitarte con la arquitectura de la Catedral de Mallorca

Catedral-de-Mallorca

Este hermoso e imponente templo de estilo gótico sin dudas será uno de tus lugares favoritos, así que te aconsejo que dediques 1 día para ir a conocerlo. Tanto por dentro, como por fuera, está repleta de innumerables detalles que serán difíciles de olvidar.

Se inició su construcción en el año 1.229, cuenta con el rosetón gótico más grande de todas las iglesias y catedrales góticas no solo de España sino de toda Europa. En el año 1.931 fue declarada monumento histórico artístico dado su importancia.

En su interior, encontrarás impresionantes columnas de hasta veintiún metros de altura, los colores generados por los ventanales le otorgan un aspecto de prisma mágico, cuya majestuosidad no ha podido ser replicada por ningún otro intérprete desde su creación por el famoso artista Antonio Gaudí, encarga de todas sus reformas en el siglo pasado.

En vista de que la catedral de Palma es una de las atracciones más populares, en la temporada alta es muy probable que encuentres largas colas para entrar, por lo que se recomienda tomar la opción de acudir entre semana y en las tardes, de esta forma será menor la espera.

3. Dar un paseo por el Palacio Real de la Almudaina

Palacio-Real-de-la-Almudaina

Este palacio actualmente es el sitio oficial a donde llega la familia real en sus visitas a La Palma. Históricamente ha sido un símbolo del poder civil por cientos de años. Ha sido habitado por árabes, romanos y españoles y su arquitectura refleja todas esas influencias culturales.

La palabra Almudaina es de origen árabe y según su traducción se trata del diminutivo de “madina”, que significa “ciudad” por lo tanto Almudaina quiere decir Ciudadela, refiriéndose al núcleo fortificado por murallas de la ciudad.

Se construyó sobre un castro romano, en la época de la conquista se le conocía como “Zuda” y en el año 1.309 es re edificado por orden del rey Jaime II siguiendo como modelo el palacio real de Perpiñán, convirtiéndose en la sede de la corona y actualmente un fantástico palacio cristiano estilo gótico.

El precio para entrar es de 7 euros, aunque los mayores de 65 años, niños entre 5 y 16 años, familias numerosas y estudiantes menores de 25 años pagan 4 euros.

Por otra parte, los miércoles y jueves desde las 15 a 18 horas en los meses de octubre a marzo y de desde las 17 a 20 horas de abril a septiembre, es totalmente gratuito. Menores de 5 años nunca pagan.

4. Caminar por los patios Mallorquines

Ubicados en cada uno de los rincones del centro peatonal mallorquín, encontrarás estos armoniosos espacios de líneas simples y sencillas, con puertas abiertas que te invito a atravesar. Las calles con mayor número de patios son: calle Estudi General, calle Morey, calle Portella y calle Sol.

En tu recorrido por los patios podrás apreciar hermosas y elegantes escaleras, macetas, palmeras y pozos. No todos son públicos, algunos son privados y de estos últimos algunos propietarios incluso cobran por dejar pasar a visitantes y que estos disfruten del paisaje.

5. Andar por el barrio judío de La Palma

Esta zona tiene una gran extensión, comprendida entre la plaza Santa Eulália y Porta d’es Camp. Caminando por sus calles podrás encontrarte con monumentos como la Iglesia de Montesión, los jardines de Can Fontirroig o la Torre de l´Amor.

En el siglo XIII llegaron a vivir alrededor de cinco mil judíos a lo largo de la histórica de la Palma, por lo que se nota la herencia hebrea en sus calles estrechas, tranquilas y sombrías.

6. Echa un vistazo a las antiguas murallas

antiguas-murallas

Hasta el siglo XIX la ciudad contaba con una fortificación que la rodeaba completamente, sin embargo en la actualidad no queda mucho de ellas, en algunos tramos podrás distinguir torres, baluartes y lienzos de muralla.

En sus inicios fue construida por los romanos, luego los árabes las expandieron pero no es hasta la edad media cuando alcanza su máximo esplendor. Posteriormente, en la era del renacimiento es reconstruida y así en múltiples ocasiones sucesivas.

Los alrededores del museo de arte moderno y contemporáneo de La Palma es la mejor zona para apreciarlas, además en ese punto podrás subir a lo más alto del muro, deslumbrando una vista increíble de la catedral y los demás monumentos de La Palma.

7. Una experiencia cultural: el museo de arte moderno y contemporáneo Es Baluard

museo-de-arte-moderno-y-contemporáneo-Es-Baluard

Como te comentamos anteriormente, alrededor de este museo las vistas son espectaculares. Sin embargo, si eres fanático del arte, la cultura o simplemente los sitios interesantes Es Baluard es sin dudar, un sitio que debe formar parte de tu itinerario.

Este museo es la casa de muchas obras de los emblemáticos artistas Joan Miro y Picasso, además suele tener exhibiciones diferentes llenas de modernidad.

Otro plus de este lugar es su exquisito restaurant ubicado en la hermosa terraza al aire libre, donde podrás disfrutar de un rico y deliciosos vino, además degustar divinas tapas rodeado de la majestuosidad de múltiples obras de arte y esculturas.

8. No dejes de probar una Ensaimada

Ensaimada

El postre más típico de la gastronomía mallorquina es éste y degustarlo es obligatorio. Se trata de un dulce en forma de espiral relleno de cabello de ángel y espolvoreado con azúcar glas.

Los locales con más tradición en la ciudad son Ca’n Joan De S’aigo (Calle Sans, 10) y el Horno de Santo Cristo (Calle Paraires, 2). Si compras en el aeropuerto gastarás muchísimo dinero y no obtendrás la misma degustación de sabor.

9. Recorrer el paseo marítimo de la ciudad

Conocido también como Avenida Gabriel Roca, es uno de los lugares de interés más concurridos y famosos de La Palma, al que definitivamente debes ir. Está repleto de bares, restaurantes y discotecas para tomar un trago o probar cocina mallorquina.

Este paseo es popular no solo entre los turistas, sino que también es uno de los favoritos de los locales para realizar actividades deportivas como running, bicicleta y patinaje. Si eres amante del deporte, lleva una muda en tu mochila de viaje y sal a correr con vista al mar.

10. Experimenta la vida nocturna

Salir de fiesta es una actividad que seguro vas a querer hacer, sobro todo en los 3 días del fin de semana cuando la isla está más activa. Santa Catalina, la Lonja, el Puerto, el Paseo Marítimo o la Plaça del Comtat del Rosselló son de los mejores y más perfectos lugares para ir a beber y bailar.

Para trasladarte a la zona existen diferentes servicios de taxi que puedes pedir desde tu hotel. No olvides llevar siempre contigo tu porta documentos, porque te solicitarán tú identificación en los lugares nocturnos. Como extra al terminar la noche, puedes disfrutar de la comida callejera antes de ir a dormir.

11. Relajarse en las inigualables playas de Mallorca

Playa-de-Muro-Alcudia-Mallorca

Si hay un lugar que debes obligatoriamente visitar al viajar de mochilero por España, son las playas de La Palma, con sus cristalinas y azules aguas, arena fina y suave que será el descanso que mereces. Acá se mencionan algunas de las principales playas que debes visitar:

-Ciudad Jardín: ubicada entre espigones, con 500 metros de longitud, está delimitada por un paseo marítimo que enlaza la playa de Palma con Ca’n Pere Antoni permitiendo una fácil accesibilidad.

-Ca’n Pere Antoni: aparte de la belleza natural tendrás una hermosa vista de la catedral. Además esta playa cuenta con servicios de vigilancia y accesibilidad para personas con discapacidades motoras, con baños y duchas especialmente adaptados para mayor comodidad.

-Cala Mayor: es una hermosa playa de arena natural situada en el centro de la costa rocosa de poniente de Palma, rodeada de edificaciones hoteleras y residenciales.

-Cala Estancia: es una playa de poca profundidad y artificial, ubicada en la zona urbana.

-Playa de Palm: esta playa es la más frecuentada y popular de toda la ciudad. Ubicada estratégicamente a 4 kilómetros del centro de Palma y a 2 kilómetros del aeropuerto, definitivamente a ésta no puedes dejar de ir. En el verano hace mucho calor, por lo que debes llevar contigo una botella de agua para mantenerte hidratado.

12. Visita la Lonja de Palma de Mallorca

Lonja-de-Palma-de-Mallorca

Guillem Sagrera en el año 1.426 inició la construcción de este hermoso edificio civil con estilo gótico para acoger la sede del Colegio de Mercaderes. La entrada es gratuita y suelen haber diversas exposiciones en su interior durante el año.

Podrás observar sus altas columnas helicoidales y si reservas, también podrás subir a su terraza y admirar las gárgolas de cerca y la vista citadina. Sólo se puede subir en grupo y con reserva previa llamando al teléfono de la secretaría de atención ciudadana del gobierno de las Islas Baleares.

13. Conoce la diversidad marina en el Palma Aquarium

Palma-Aquarium

A unos 500 metros de la playa de Palma de Mallorca encontrarás el Palma Aquarium, inaugurado en el año 2.007 como propiedad de la empresa Coral World International, es una atracción que resultará muy divertida si estás en un viaje familiar con niños pequeños.

Cuenta con cincuenta y cinco acuarios donde se exhiben unos ocho mil ejemplares de aproximadamente 700 especies diferentes pertenecientes al mar
Mediterráneo y los océanos Atlántico, Índico y Pacífico.

14. Visita al Museo Diocesano

Museo-Diocesano

Si te gusta el arte y la historia, en este museo podrás apreciar las reformas que hizo el gran Gaudí a la catedral. Además, al entrar a la catedral el pasea a este museo se encuentra incluido de forma gratuita.

15. Conoce los jardines de S’hort del Rei

jardines-de-S’hort-del-Rei

Justo al lado del palacio de Almudaina encontrarás a “El Huerto del Rey” con un toque árabe y colores verdes muy bonitos. En el pasado eran propiedad real y estaban llenos de frutas, hortalizas, plantas medicinales y ornamentales.

Actualmente es un espacio público donde ya no hay siembras de frutas y hortalizas, pero sí verás en él unos lindos jardines y fuentes con juegos de agua.

16. Pasea por la Plaza de Cort

Plaza-de-Cort

Es una antigua plaza donde se encuentra ubicado el ayuntamiento de Palma que se conoce también como La Cort. En su fachada verás un recién restaurado alero de madera que data del siglo XVII, el cual está lleno de detalles que podrás ver mejor con la lente de tu cámara.

Otra curiosidad de esta plaza es que en ella se haya la placa que marca el kilómetro cero de Mallorca, sin embargo es muy pequeña y difícil de encontrar, aunque si vas formando parte de uno de los paseos en autobús guiados te llevarán justo al sitio.

17. Date una vuelta por los Baños Árabes

Estos baños son de las pocas huellas del paso de los árabes por la palma que quedan en la actualidad y aunque no resta mucho de la estructura más que la sala central que está destinada a los baños calientes, así como un par de anexos, vale la pena visitarlos.

18. Empápate de historia y conoce los comercios tradicionales

Como la mayoría de las ciudades históricas, la Palma poco a poco ha sido invadida por franquicias y marcas internacionales, quedando pocas tiendas o comercios antiguos, sin embargo, al recorrer las calles de su casco tradicional, podrás encontrar esbozos del pasado. Acá se mencionan un par de ejemplos:

-Mimbrería Vidal: fundada en el año 1.955 y ubicada en la calle Cordelería, encontrarás ésta tradicional mimbrería donde podrás comprar un bolso o sombrero.

-Vidrerías Gordiola: dedicada al arte del vidrio soplado desde el siglo XVIII, ésta es la vidrería más antigua de La Palma de Mayorca.

19. No dejes de tomar un paseo en bote o crucero

A pesar de todas las impresionantes edificaciones históricas con las que cuenta la Palma de Mallorca, definitivamente sus playas de arena blanca y aguas cristalinas son sin duda alguna el atractivo que más llama la atención de los viajeros.

Una manera diferente de pasar un día disfrutando del mar y las playas de la isla, es tomando un paseo o tour en bote o mini crucero que te muestre toda su costa y así puedas pasar por todas sus principales playas.

Estos paseos o tours los puedes reservar con antelación, aunque podrías tomarlos de forma espontánea con alguna de las múltiples compañías que encontrarás en los puertos. Algunos son más cortos y otros son verdaderos tours guiados de varias horas con múltiples paradas.

20. Sal un poco y toma un tren hacia Soller

tren-hacia-Soller

Ubicada en las colinas al norte de La Palma podrás encontrar la bonita ciudad de Soller, para llegar a ella tienes dos opciones, alquilar un coche o llegar en tren, ésta última es la más popular y personalmente recomendada ya que el tren en sí es también una atracción histórica.

Se trata de un pintoresco y acogedor tren de madera que parte de una estación localizada justo al lado de la estación de buses de la Plaza España. La línea a Soller tiene casi veintiocho kilómetros de largo y se inauguró en el año 1.912 y el viaje dura aproximadamente una hora.

En el trayecto verás las Montañas Tramuntana, numerosos túneles e impresionantes viaductos. Una vez en el pueblo date un paseo por su centro muy tradicional y lleno de cultura. Otra opción es tomar un tranvía por la ciudad que te paseará por los naranjales hasta la playa de Port Soller.

Esperamos que esta lista de las 20 cosas más relevantes que hacer en Palma de Mallorca te ayude a organizar tu viaje y sacarle el máximo provecho a tus días de estadía en este imprescindible destino.